Conectate con nosotros

Las panaderías de la CDMX por las que perdonarás al gluten

Panaderías

Comida

Las panaderías de la CDMX por las que perdonarás al gluten

Las panaderías de la CDMX por las que perdonarás al gluten

No terminaríamos pronto de hablar de las panaderías de la CDMX. Son tantas, tan ricas y aromáticas, que bien podríamos escribir un libro. Pero lo que sí podemos, es platicar sobre las más famosas.

El pan es uno de esos alimentos que suele no faltar en las mesas de los mexicanos para el desayuno o la cena.

Hay paneras especiales para guardarlos y evitar que se endurezcan y no falta la abuelita que recomienda sacarlos de la bolsa de papel y pasarlos a la bolsa de plástico para motivarlos a que sigan buenos al otro día, porque te dio por pedir una concha y un panqué.

Y hoy muchas de las panaderías de la CDMX se convirtieron en grandes cadenas, pero procurando conservar el toque casero y bonachón de las pequeñas.

Aunque siempre, un verdadero comedor de pan, compra celosamente en su panadería favorita, sabe a qué hora salen los bolillos del horno y también a qué hora, han volado.

Panadero

El clásico pan de las panaderías de la CDMX

Cuando viajas a provincia, casi siempre hay un pan de la región que no puedes dejar de probar. En Zacatlán Puebla por ejemplo, están los panquecitos de queso, en Morelos está el pan de agua y en Guerrero el pan de huevo. 

Acámbaro Guanajuato tiene su propio pan que también se conoce como el pan de pueblo, Oaxaca se luce con su pan de yema  y Coahuila presume orgullosa su pan francés. 

¿Y las panaderías de la Ciudad de México? En esas hay de todo y hasta opciones “ligeras”, como los bolillos integrales o el pan libre de gluten que hace como que sabe.

Independientemente de su tamaño, las panaderías de la CDMX siempre tendrán una charola llena de conchas de vainilla y chocolate, panqués de papelito rojo o besos, que se parten en dos para compartir la culpa.

concha

Pero no nos olvidemos de las donas de chocolate y moca, cuernitos, orejas, moños, trenzas y uno que otro churro, por si ya no alcanzó para un pay de queso.

Y luego vienen los panes de temporada, que en las panaderías de la Ciudad de México se anuncian como grandes embajadores.

En enero aparece la rosca de reyes decorada con sus frutos secos y ocultando las figuritas del Niño Dios para que el que las encuentre invite los tamales el 2 de febrero.

Y desde mediados de octubre está listo el pan de muerto, sencillito o de un tiempo para acá, relleno de todo el dulce que se te pueda ocurrir.

Están los panes de muerto rellenos de crema pastelera, chocolate, chantillí, cajeta y por ahí alguien ya lo rellenó de carne al pastor, porque el cielo es el límite ¡cómo no!.

pastel

¿Qué encuentras además de pan?

Como los gustitos extras nunca están de más, en las panaderías de la CDMX bien puedes encontrarte bocadillos para llevar, como hojaldras de pollo con mole de diferentes tamaños, croissants de jamón, flanes imposibles, gelatinas para acompañar al pastel o para comer en vasito, en papelito o en forma de perrito aburrido y sin compañía (o cada quien la suya).

Hay panaderías en la Ciudad de México que incluyen una cafetería; otras, postres o galletas envueltas para llevar de regalo.

Además de litros de leche para acompañar, pan de caja y hasta jugo de naranja de un dispensador especial, aunque el tan azucarado líquido sea una bomba al combinarse con el pan.

Y no hay que olvidar que en las panaderías en la CDMX tampoco faltan las velitas del pastel y bocadillos para ofrecer en una reunión, y aunque la variedad no es enloquecedora sí te sacan de un apuro.

La Vasconia

Las panaderías en la Ciudad de México que llegaron primero

La primera de las panaderías en la CDMX

Dicen los que estaban desde entonces, que la panadería más antigua de la CDMX es La Vasconia, localizada por supuesto en el Centro Histórico exactamente en Tacuba 73.

Y es que desde  1870 elabora su pan de forma artesanal pero sin dejar de actualizarse, y abriendo sus puertas desde las 7 de la mañana.

Otras panaderías en la Ciudad de México que son un clásico

Otras panaderías de la CDMX que tienen sus buenos años de tradición son, en orden de aparición, La Ideal (1927), Pastelería Madrid (1939) y la famosa Pastelería Suiza (1942).

La Ideal

La Ideal, favorita de todos

El pan de La Ideal se comercializa hasta en la calle ( y eso dicen todos los vendedores que lucen sus cajas en bicicletas).

Primero se llamó Ideal Bakery, un modesto expendio de pan en la época de la Guerra Cristera.

Comprar pan en la Pastelería Ideal es comprar calidad y llenar la mesa de tradición. Pero el placer comienza entre sus pasillos, que simularían un centro comercial de pan y postres en donde todos caben con sus charolas y pinzas.

Y cuando llega tu cumpleaños, quien lleve el pastel será más que bienvenido si viene de La Ideal, porque no tienen pierde, son piezas de museo.

Su sello particular es el Brioche Ideal, el cual puedes encontrar en cualquiera de sus 3 sucursales: Av. 16 de septiembre y República de Uruguay en el Centro Histórico o en Av. Hank González en Valle de Aragón. 

Abre sus puertas a las  6:30 y cierra a las 21:30 horas.

Pastelería Madrid

Pastelería Madrid

Por su parte, la Pastelería Madrid tiene dos sucursales en el Centro Histórico, una en la calle 5 de febrero y otra en la calle Uruguay, que fue la primera.

Se distingue por su línea tradicional europea y destaca con sus especialidades de repostería en miniatura.

En su interior tiene una cafetería en la que también se sirven tacos de guisado y tostaditas. Su horario es de 7:30 a 22 horas.

Pastelería Suiza

Pastelería Suiza, directo al pecado

Los pasteles son su arma más poderosa, así que si quieres quedar bien ni lo pienses, este es el sitio y estos son los pasteles con los que todos van a querer repetir plato.

Localizada en la colonia Condesa, esta es de las panaderías de la CDMX que te hacen pecar y querer seguir pecando con sus panqués y roscas.

Y no invoques a los canapés porque querrás llevarte uno de cada uno y a la boca en cuanto te den el cambio; lo mismo sucede con las tartas, las galletas, los bombones y chocolates.

También hay una sucursal en Polanco pero no ofrece todas las especialidades de su casa matriz localizada en Parque España 7.

Panaderías que están por todos lados

Estas panaderías en la Ciudad de México tienen tantas sucursales que puedes encontrártelas prácticamente en todas las zonas de la ciudad y dentro de centros comerciales.

Algunas son mas buenas que otras pero comparten algo en común además de su variedad: siempre están llenas de gente.

El Globo

El Globo, mmm bueno

Disculparán los fans de El Globo pero no es de las panaderías de la CDMX más deliciosas, aunque sí tiene demasiadas sucursales, en casi todo el país y bastantes añitos (desde 1884).

Hay que destacar el sabor de los panes Garibaldis, las galletas y todavía suelen ser cumplidores sus pasteles de chocolate para los cumpleaños de la oficina (y para no verse tan codos).

Algo que sobresale en sabor son sus pasteles rellenos de helado, de sabores deliciosos como frambuesa o coco.

Pertenece a Grupo Bimbo desde 1999 y cuenta con una sección de panes y pasteles gourmet y cafetería.

Esperanza

Esperanza, hasta en la sopa

Un día amanecimos y aparecieron Esperanzas por toda la ciudad. Esta panadería ha crecido aceleradamente en poco tiempo.

Además de pastelería y panadería, tiene una división Gourmet, comercializa pollo rostizado, bocadillos y algunos ingredientes que acompañan bien al pan.

Surgió en 1975 pero cobró popularidad hace menos de 5 años y actualmente luce una imagen remodelada y agradable.

Cuando vayas por el pan, detente a ver cómo trabajan los panaderos, y no dejes de tomar los bolillos recién salidos del horno, crujientes como ellos solos.

Maison Kayser

Maison Kayser, tan pretenciosa como deliciosa

Los panes de esta panadería parisina en México son gigantescos, perfectos para compartir en una cena con vino y quesos.

Para su preparación se distinguen por usar levadura natural y una máquina inteligente que la mantiene y conserva a una temperatura ideal.

Tanto sus bebidas como sus bocadillos, panes dulces y postres resultan extasiantes.

Sus sucursales están en el Aeropuerto Internacional de México, Reforma, Perisur, Insurgentes, Oasis Coyoacán, Plaza Delta, Arcos Bosques, Madero y Virreyes.

Le pain quotidien

Le Pain Quotidien, más que solo pan

Teniendo sus raíces en Bruselas y con gran popularidad internacional, la panadería-restaurante Le Pain Quotidien se localiza en puntos estratégicos de la CDMX.

Una buena opción para los gustosos del pan rústico tradicional pero también de las ensaladas y los bocaditos orgánicos, de las historias de cocina traídas de otros lares y de los Tartines, unos sándwiches abiertos que resultan ser el ícono de este sitio.

La Boheme

La Boheme

Panaderías que son tendencia (osea, que son nice)

Y también hay panaderías en la Ciudad de México que no suelen tener sucursal (o no más de una) y en las que tampoco encontrarás piezas e pan por menos de 25 pesos.

Son panaderías de tendencia, trendy, fifís, de moda, o como quieras clasificarlas. Tienen en común ser pequeñas, ofrecer pan artesanal y acompañarlo de bebidas deliciosas.

En estas panaderías de la CDMX es en donde seguro encuentras opciones sin gluten (por si siguen peleados), además de creaciones poco o nada comunes.

Por ejemplo, Patisserie Dominique está en la Roma y se distingue por sus perfectos croissants que se terminan temprano.

Rosseta es otra de las famosas panaderías en la Ciudad de México que se encuentra también en la Roma. Pertenece a la  chef Elena Reygadas. 

Por su parte, La Bohème también localizada en la Roma se distingue por preparar sus panes con ingredientes 100% orgánicos.

Y Costra, en la Narvarte es tu lugar si te enloquecen los cuernitos. Hay de distintos sabores. Acompáñalos con alguna de sus excelentes bebidas.

Más de Comida

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir