Connect with us

Qué hacer en Zacatlán de las Manzanas, Puebla

Qué hacer en Zacatlán de las Manzanas, Puebla

Qué hacer en Zacatlán de las Manzanas, Puebla

Zacatlán de las Manzanas, o solo Zacatlán, es Pueblo Mágico de México desde 2011 y creemos que se tardaron en reconocerlo como tal. El pueblo es famoso por su tradición relojera que data de inicios del siglo pasado. Es uno de los mayores productores de manzanas, produciendo al año unas 320 mil botellas de sidra rosada, gasificada, dulce, natural, de pera y durazno. En las calles que muchas veces huele a pan de queso recién horneado, se escucha por momentos el repicar de las campanas y las aves se guardan en sus nidos cuando está por oscurecer. La neblina densa baja para cubrir los cerros de una inmensa naturaleza que rodea el pueblo.

¿Cómo llegar a Zacatlán?

Zacatlán se localiza en la Sierra Norte de Puebla, ya muy cerca del estado de Hidalgo, está a 192 km de la Ciudad de México y si vas en auto, la mejor manera de llegar es tomando la Carretera México-Pachuca, tomar la desviación hacia Tulancingo y de ahí la dirección a Huauchinango, en el camino te encontrarás con los señalamientos hacia Zacatlán, son más o menos dos horas y media de trayecto. Si viajas en autobús, tómalo en la Central de Autobuses del Norte, el viaje dura 3 horas con 20 minutos.

¿Qué hacer en Zacatlán de las manzanas?

  • Probar el pan de queso o de requesón. Cómpralo en las panaderías famosas del pueblo, como La Nacional, La Fama de Zacatlán, Palafox y Panadería Vázquez.

 

  • Tomarte la foto en el Reloj Floral, una donación a la comunidad de Relojes Olvera cuando se remodeló el zócalo en 1986. Tiene 5 metros de diámetro y fue el primero en su tipo en el mundo. Su ornamentación cambia según las flores de la estación del año y reproduce melodías con carrillones mecánicos.

 

  • Recorrer el Centro para conocer sus riquezas arquitectónicas como el Templo de San Pedro y San Pablo, el Palacio Municipal y el Ex Convento Franciscano, construido entre 1662 y 1567.

 

  • Comprar bordados a mano, son la principal artesanía del pueblo, así como las piezas talladas y la talabartería.

 

  • Visitar el Museo Interactivo de los Relojes. La actual Fábrica de Relojes sigue la tradición de Don Alberto Olvera, quien en 1909 fabricara un enorme reloj en el pueblo. Hoy puedes ver el proceso de elaboración de un reloj desde la fundición del metal.

 

  • Visitar el Valle de Piedras Encimadas, localizado a 25 km del pueblo. Es un paraje de enormes formaciones rocosas de caprichosas apariencias, son monolitos esculpidos por la naturaleza a través de millones de años. Hay venta de antojitos mexicanos para desayunar o comer.

 

  • Caminar por el Paseo de la Barranca, en Zacatlán de las Manzanas, donde se encuentra un mural de 100 metros de longitud que platica la historia del pueblo y sus principales tradiciones con miles de trozos de cerámicas multicolores y vidrio reciclado.

 

  • Refrescarte en las cascadas de Tulimán, localizadas entre abundante vegetación a 16 km de Zacatlán. La corriente cae desde unos 300 metros dividiéndose en tres sectores y en el hermoso paraje puedes practicar senderismo, rapel, tirolesa, pasear a caballo y bañarte en las refrescantes aguas. En el camino, detente en la Barranca de los Jilgueros de 400 metros de profundidad. Desde ahí se observa la Cascada de las Tres Marías y cuando se nubla muestra un paisaje impresionante.

¿Cuándo ir a Zacatlán de las manzanas?

Si vas en tiempo de fiesta a Zacatlán, tendrás una mejor experiencia. La celebración más importante es la Gran Feria de la Manzana, que dura una semana y se lleva a cabo a mediados de agosto, celebrando al mismo tiempo a la Virgen de la Asunción. Y entre finales de octubre y principios de noviembre se realiza el Festival del Pan de Queso, en el que participan varias decenas de panaderías.

 

¿Dónde comer en Zacatlán?

Al estar en Puebla, el pueblo mágico de Zacatlán es garantía de deliciosos sabores. Desayuna delicioso en el bufet de los domingos en el Café del Zaguán. Tendrás una satisfactoria experiencia a la hora de la comida en El Mirador, La Casa de la Abuela o Agave, donde vale la pena hacer sobremesa con un buen mezcal. Para la cena encontrarás buenos vinos en Tierra 44 y muy buena sazón con vista al balcón en el Merendero La Parroquia.

 

Más de México

Subir