Conectate con nosotros

¿Por qué viajar para curar un corazón roto?

Corazón

Tips

¿Por qué viajar para curar un corazón roto?

¿Por qué viajar para curar un corazón roto?

Habrá quien te aconseje que lo mejor para curar un corazón roto es seguir con la rutina de tu vida normal, para adaptarte a tu nueva vida sin él o ella y puede que tengan razón.

Pero hacer un viaje para curar un corazón roto puede ser la medicina que necesitas para sanar más rápido.

naturaleza

10 Razones por las que un viaje es el mejor remedio para curar un corazón roto

No te digo que cuando regreses de tu viaje ya no vas a estar triste ni a extrañar a la persona que te rompió el corazón.

Un truene de pareja es un duelo que hay que vivir y dejar que duela para que sane, pero, creo que un viaje es el mejor remedio para empezar a pegar los pedazos del corazón que te hicieron puré.

Para curar un corazón roto, son los viajes los mejore consejeros, los más efectivos compañeros, ¿sabes por qué?

berrinche

#1 Porque tal vez no quieres ver ni escuchar a nadie

Tal vez ya le contaste a tus amigas, a tu mejor amigo o a la hermana en quien más confías pero ahora necesitas estar en soledad.

O también puede que aun no lo compartas con nadie porque todavía no procesas que hay que curar un corazón roto y es el tuyo.

Según la psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross, especialista en pérdidas, la primer fase de un duelo es la negación y es natural que no quieras hablar del tema porque tal cosa implica aceptar que terminó y que no hay vuelta atrás.

Y como un viaje te aleja de todos, entonces puede ayudarte a procesar la pérdida mientras te sientes lista o listo para hablar del tema.

pensar

#2 Te ayuda a pensar más claramente

Esta ventaja de viajar para curar un corazón roto puede tener un lado B. Te explico: el hecho de viajar en soledad para pensar puede desencadenar reacciones que no esperabas.

Al darte un tiempo a solas tendrás la ocasión de pensar en los errores de la otra persona pero también en los tuyos.

Si terminaron contigo, tal vez te sea útil pensar en qué falló para que eso sucediera y darte cuenta de errores que no quieres repetir o defectos que quieres cambiar.

Pero si tu fuiste quien terminó, pensar demasiado tiene su riesgo, es decir, si lo piensas claramente tal vez te des cuenta de que te corresponde ofrecer una disculpa y chance, medio arrastrarte tantito si es que concluyes que no quieres que la relación termine.

Pero pensar claramente no significa rumiar (darle y darle vueltas en tu cabeza al asunto hasta que tu mente lo distorsione y te creas algo que no es).

La más grande ventaja que te da el viaje a solas es el silencio y el tiempo, perfectos para pensar con claridad y prepararte para agarrar al toro por los cuernos.

Llorar

#3 Puedes llorar a moco tendido sin que te pregunten o te regañen

Seguramente no es la primera vez que tienes que curar un corazón roto que te pertenece y ya sabes que nunca falta quien te regaña cuando te ve llorando otra vez.

O quien te pregunta qué tienes o por qué estás tan triste porque se preocupa por ti o porque a esa persona le importas mucho y no quiere que sufras.

Pero si te rompieron el corazón realmente, es un hecho que vas a llorar y que necesitas espacio y tiempo para hacerlo a tus anchas.

Así que si eliges un destino con playa, será buena idea salirte a caminar a la orilla mientras tua lagimitas salan un poco más el mar, pero una cabaña en el bosque es un poquito más apta para tirarse al drama y chillar como si no hubiera un mañana.

#4 Te aleja de los recuerdos que te están atormentando

Lo que más duele cuando te rompen el corazón después de unos días, son los recuerdos, porque te va cayendo el veinte de que las cosas cambiaron definitivamente.

Y sabemos que con un viaje no desaparecerán, pero sí estarán lejos ahora que lo que necesitas es resurgir, fortalecerte y curar un corazón roto que necesita de ti.

Mujer

#5 Curar un corazón roto requiere que replantees tus valores

Si tu pareja era algo muy importante para ti, entonces este es el mejor momento de replantear tus valores. Puede ser que te des cuenta de que estabas dándole más importancia que a ti.

Seguramente, en este momento no será una nueva relación de pareja lo que te importe más, pero quedó por ahí en tu vida un huequito disponible que llenarás pronto con algo que te apasione.

Pregúntate qué te entusiasma y qué de todo eso dejaste olvidado o en pausa por dedicar tiempo a otra persona.

escribir

#6 Porque te da tiempo para trazar un plan de sobrevivencia

Te sonará un poco dramático pero este consejo para curar un corazón roto simplemente viene de la mano con el anterior.

Cuando lo tengas claro aquello que te entusiasma pero que abandonaste o pausaste, date un tiempo en un espacio en silencio.

Puede ser la terraza de un café de pueblo mágico  o el camastro de una playa y escribe cuáles son los pasos a seguir para retomar o iniciar de cero eso que encontraste que quieres volver a hacer.

Te sorprenderá lo efectiva que es esta técnica para además de replantear tus valores, tomar nuevamente las riendas de tu vida siendo tú el o la protagonista.

amigos

#7 Conoces personas nuevas

Especialmente cuando viajas en soledad, algo sucede en el universo que te cruza con otros viajeros y el conocerse se facilita.

Que esto te lleve a algo más  solo depende de ti pero no es el punto, porque tal vez no es lo que estás buscando y créelo, si te hace sentir mejor será solo momentáneamente porque tu corazón todavía está en otro lado.

La ventaja de conocer nuevas personas cuando estás en la etapa de curar un corazón roto es que éstas traen novedad a tu vida y mágicamente, te das cuenta de que hay un mundo allá afuera que habías dejado de ver.

Incluso esas personas nuevas pueden convertirse en tus amigos, y tal vez ya te sientas con ánimos de platicar tu tristeza.

Nieve

#8 Un viaje te abre los ojos a la realidad, lo mejor para curar un corazón roto

¿Ya te diste cuenta de cuántas cosas te falta por hacer y vivir? En un viaje para curar un corazón roto puedes hacerlo.

Date chance de experimentar nuevas aventuras, haz algo que no te habías atrevido o que tu ex no quiso llevar a cabo contigo, este es el momento.

El cielo azul sigue ahí y las nubes negras van a dispersarse, pero la vida se sigue sin preguntarte o esperar a que te recuperes.

Así que este es el momento de enloquecer un poco y probar los chapulines, lanzarte de un paracaídas o regalarte un tratamiento de spa si no enloqueciste tanto.

Leer

#9 Porque tendrás tiempo para leer, y al regresar, tiempo para ti

Apuesto a que durante tu relación amorosa dejaste los libros fuera de tu vida. Pues este es el mejor momento para retomarlos.

Pero no te lleves de viaje un libro que ya leíste o uno que dejaste a la mitad cuando ni te imaginabas que tendrías que curar un corazón roto y que era el tuyo.

Ve a la librería del sitio en el que estés viajando y cómprate uno nuevo (o dos), incluso puedes comprarlo desde el aeropuerto para que en el avión ya estés leyendo.

Puede ser desde una novela hasta, ¿por qué no?, títulos especiales para curar un corazón roto, ¿no se te ocurre cuál?

Intenta con alguno de los libros del psicólogo y escritor Walter Riso, como Enamórate de ti, Desapegarse sin anestesia, Ya te dije adiós, ahora cómo te olvido, Ama y no sufras, y así  ;D

#10 Porque jamás regresarás como te fuiste

Y este es el punto más esperanzador. Bien dijo Emile Zola que Nada desarrolla tanto la inteligencia como viajar. 

Después de algunos días de viaje, notarás que te sientes mejor y es que los viajes curan el alma. Uno de esos días te darás cuenta de que la vida continua y que el dolor es parte de esa continuidad.

Feliz regreso a casa, muchas aventuras nuevas te esperan. Agradece a las que se fueron porque te dejaron aprendizajes invaluables y da la bienvenida a tu nueva vida.

Otros muchos pensadores dejaron frases sobre viajes a la humanidad, por algo lo dijeron, échales un ojo mientras aprendes cómo curar un corazón roto.

Más de Tips

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir