Connect with us

Aokighara: el bosque de los suicidios de Japón

Aokighara: el bosque de los suicidios de Japón

Aokighara: el bosque de los suicidios de Japón

“Si te adentras a este bosque, no es seguro que vuelvas a casa, está maldito por los yurei, podrías extraviarte y fuerzas oscuras harán que te quites la vida”.

Bosque de los suicidios en Japón, Aokighara

Bosque de los suicidios en Japón, Aokighara.

¿Dónde está el bosque de los suicidios de Japón?

Aokigahara es un hermoso bosque al pie del Monte Fuji, en Japón, ubicado en la provincia de Yamanashi, 100 kilómetros al oeste de Tokio (1 hora con 20 minutos).

 

Bosque de los suicidios Aokigahara

Bosque de los suicidios Aokigahara

 

Aokigahara en Japón, un paraíso

Aokigahara es un paraíso en Japón de vegetación abundante todo el año, presume de un enorme y hermoso lago, rocas volcánicas y frías cavernas, una “del hielo” y otra “del viento”. El suelo parece sólido pero en tramos está a entre 30 y 40 cm más bajo, cubierto por una alfombra de raíces y hojas. El bosque ocupa más de 3mil hectáreas.

Se localiza al pie del monte Fuji, de 3776 metros de altura, lo que lo convierte en el pico más alto de la isla de Honshu y de todo Japón, es un volcán activo con poco riesgo de erupción.

Monte Fuji, Aokigahara

Para irse con cuidado

Debido a los depósitos magnéticos de hierro dentro del bosque, los GPS no funcionan y se entorpece la señal de los celulares, lo que hace que las personas se pierdan más fácilmente si se adentran más allá de los senderos marcados. Es común la constante rotación de guardias forestales nocturnos, que han afirmado escuchar y ver “cosas raras”.

Los visitantes transitan por laderas señalizadas, pero encontrarán a su paso señales de advertencia para evitar perderse o encontrar una escena desagradable, además de letreros que fomentan el valor de la vida y la familia.

La historia del bosque de los suicidios en Japón

En el año 864 ocurrió una erupción en el monte Fuji y un bosque creció sobre lava seca. Los japoneses lo llamaron Jukai, que significa “Mar de árboles”. En la literatura japonesa pueden encontrarse poemas de hace más de mil años, que refieren como “maldito” al bosque de Aokigahara. Se sabe que en el siglo XIX durante el Japón feudal, eran abandonados ancianos y niños en el bosque, debido a la fuerte hambruna que impedía a sus familias continuar alimentándolos.

Aokigahara

Aokigahara.

Por otro lado, una leyenda cuenta que el bosque está plagado de “yurei”, fantasmas de la mitología popular japonesa que regresan a la vida por no haber tenido una ceremonia funeraria o por haber cometido suicidio; los yurei dicen, “persiguen a quienes se cruzan en su camino”, por eso, es costumbre que una vez encontrado un cuerpo sin vida en el bosque, uno de los guardias deba cuidar al cadáver para que los fantasmas “no roben su alma y lo conviertan en uno de ellos”. Los guardias deciden quién será el elegido a cuidar el cuerpo, jugando  “piedra, papel o tijera“ ( janken en japonés).

El suicidio en Japón

El suicidio en Japón se remonta a la época de la era feudal, cuando los guerreros samurái defendían su honor al caer en manos de un enemigo. A partir de los años cincuenta se fueron encontrando cuerpos sin vida dentro del bosque, autos abandonados, artículos personales, tiendas de campaña sin dueño y cintas que unían árboles para ir haciendo caminos, ya que al parecer, quienes no están convencidos de pasar al “otro mundo” crean rutas para volver, por si se arrepienten.

Se dice que en el bosque Aokigahara, se llevan a cabo cerca de 100 suicidios al año, solo un poco menos de los registrados en el Golden Gate de San Francisco.

Aokigahara en los libros

“El negro mar de árboles” de Seicho Matsumoto (1960).  Una pareja se adentra al bosque para morir.

“El manual completo del suicidio” de Tsurumi Wataru (1993) Habla de Aokigahara como un lugar “perfecto para morir”. Tiene casi 180 millones de ejemplares vendidos en Japón.

El bosque de los suicidios en el cine

  • La cinta Ki no Umi dirigida por Takimoto Tomoyuki y estrenada en 2004, cuenta la historia de cuatro personas que deciden suicidarse en el bosque.
  • Las historias del bosque inspiraron la realización de la cinta “The Forest” estrenada en México este año.
  • En 2009, Santiago Stelley y Tomokazu Kosuga produjeron un documental denominado “Aokigahara suicide forest” que puede verse en Youtube.

Más de Internacional

Subir