Conectate con nosotros

La curiosa historia de las tapas españolas

La curiosa historia de las tapas españolas

La curiosa historia de las tapas españolas

En España, las tapas son mucho más que el acompañamiento de una bebida, son el pretexto perfecto para reunirse, charlar y celebrar. Son, además, tan variadas como los propios españoles, pues se disfrutan tanto en los bares más cosmopolitas de las grandes ciudades hasta en las tascas de los pueblos más escondidos. Pero, ¿de dónde vienen? Sigue leyendo para conocer la curiosa historia de las tapas españolas.

La historia de las tapas españolas

La historia de las tapas españolas

La curiosa historia de las tapas españolas.

La RAE define a las tapas como “una pequeña porción de algún alimento que se sirve como acompañamiento de una bebida”.

Por extraño que parezca, no hay una historia oficial del origen de las tapas, lo que sí hay son varias leyendas y relatos que se han pasado de generación en generación.

La historia de las tapas españolas

La historia de las tapas españolas

Una de las versiones más populares asegura que las tapas fueron una invención de Alfonso X “El Sabio”.  Se cuenta que el Rey sufría de alguna dolencia que, acorde a su doctor, se curaba con dos copas de vino al día. Pero el monarca, que no era muy fanático de los efectos del alcohol siempre lo tomaba con comida. Por ello, se le ocurrió dictar, que en los mesones de Castilla no se sirviera vino sin comida, para así evitar que se le subiera muy rápido a los comensales.

Otra de las leyendas más populares de la historia de las tapas es protagonizada por Alfonso XIII, quien se encontraba viajando con su corte por Cádiz. El rey se detuvo a tomar una copita de jerez en el restaurante Ventorrillo El Chato (que por cierto, todavía existe). Mientras esperaba, una ráfaga de viento con abundante arena de la playa entró por la ventana, por lo que uno de los camareros decidió tapar la copa con una rebanada de jamón.

Cuando se la llevó, el rey le preguntó extrañado el porqué del jamón y el camarero le respondió que era una “tapa” para que no le entrara arena al vino. Al monarca le encantó la idea y pidió otra copa “con tapa”. Como suele pasar, los miembros de la corte lo imitaron inmediatamente y así fue como se popularizó, especialmente en Madrid y Andalucía.

La historia de las tapas españolas

La historia de las tapas españolas

Hay otra versión bastante parecida, pero protagonizada por los Reyes Católicos, quienes visitaron una taberna en San Fernando, también en Cádiz. Se dice que el lugar tenía tantas moscas, que el rey le pidió al tabernero que cubriera su vaso de vino con un trozo de algo, que resultó ser un pedazo de queso. Al hacerlo, el tabernero le dijo: “aquí tiene su tapa, majestad”.

Y hablando de los Reyes Católicos, hay otra leyenda más, que dice que las tapas se crearon para evitar que los carreteros bebieran de más. Los monarcas decidieron que en las tabernas, las bebidas se sirvieran con un plato de comida  sobre la copa, forzando a los comensales a comer, antes de beber.

La historia de las tapas españolas

La historia de las tapas españolas

Otras personas creen que las tapas se crearon para preservar el sabor del vino o incluso, como un bocado entre comidas para los jornaleros y campesinos.

La versión más popular, sin embargo, es qué las tapas se crearon para proteger las bebidas de polvo, arena o insectos.

Lo que sí se sabe es que la historia de las tapas comienza en el siglo XVI, pues ya hay mención de ellas en obras como el Quijote de la Mancha.

¿Qué versión crees que sea la correcta?

Conoce más de los clásicos culinarios españoles aquí.

Más de Gastronomía

Subir