Conectate con nosotros

Qué hacer en Valle de Bravo, pueblo mágico sin par

Qué hacer en Valle de Bravo

Pueblos mágicos

Qué hacer en Valle de Bravo, pueblo mágico sin par

Qué hacer en Valle de Bravo, pueblo mágico sin par

Un fin de semana no te será suficiente para todo lo que hay qué hacer en Valle de Bravo, pueblo mágico del Estado de México localizado a solo 2 horas de la Ciudad de México.

Valle de Bravo es mucho más que fiesta en la casa de fin de semana de tus amigos, hay que “bajar al pueblo” y recorrer sus alrededores para realmente presumir que lo conoces.

Qué hacer en Valle de Bravo

¿Cómo llegar al pueblo mágico de Valle de Bravo?

A Valle de Bravo puedes llegar fácilmente. Se localiza a 152 km de la Ciudad de México y a 76 km de Toluca (1 hora).

Si te vas desde la Ciudad de México, te conviene tomar la autopista de cuota. Si tomas camino desde Toluca, te será más fácil tomar la Carretera a los Saucos, desde donde los paisajes te harán detenerte varias veces a tomar fotografías.

En auto:

Desde la Ciudad de México, toma la vía México-Toluca cuota, después la dirección Guadalajara-Morelia y desvíate ligeramente en la Zitácuaro -Valle de Bravo.

Las casetas no son las más económicas (cerca de $400) pero repartiendo el gasto entre varios ni te vas a dar cuenta.

Si prefieres irte por la libre, (Ruta del volcán con dirección a Los Saucos) harás unos 40 minutos más de diferencia, desembolsando solo para la gasolina y los antojitos del camino.

En autobús:

Dirígete a la Terminal de Autobuses Poniente  (afuera del metro Observatorio).

La única compañía ofrece viajes directos es Zinabus a costo de $245.00 (2:15 min) por viaje individual.

Hay autobuses denominados Valle por Saucos que tiene un costo de $172 pesos semidirecto con una duración de 3:15 horas.

El primer autobús sale a las 7 de la mañana desde CDMX y el último a las 8:15 pm.

Para regresar, ten en cuenta que el primer autobús de Valle de Bravo a CDMX sale a las 6am y el último a las 7:00 pm todos los días, pero seguramente no querrás regresar pronto con todo lo qué hay qué hacer en Valle de Bravo.

¿Qué hacer en Valle de Bravo?

Actividades de aventura

Qué hacer en Valle de Bravo

Las actividades más populares qué hacer en Valle de Bravo son las que tienen que ver con aventura y diversión.

Parapente, bicicleta de montaña, paseos en cuatrimoto por el bosque, escalada, senderismo, esquí, flyboard, kayak, velero y stand up paddle son las más emocionantes.

Disfrutar la temporada de mariposas monarca

Qué hacer en Valle de Bravo

Una de las actividades más bellas que hacer en Valle de Bravo es visitar el Santuario de Piedra Herrada, ubicado sobre la carretera a los saucos.

Las mariposas monarca viajan desde Canadá y Estados Unidos por alrededor de 120 kilómetros por día durante 33 días, aproximadamente.

La temporada para observarlas abarca de noviembre a marzo.

La entrada tiene un costo de $50 y el recorrido a caballo $300

El Santuario de Piedra Herrada se localiza a 26 kilometros del centro de Valle de Bravo.

Fotografiar el pueblo desde un mirador

Qué hacer en Valle de Bravo

Los escenarios de construcciones empedradas, el lago y el bosque se aprecian en conjunto de una forma impresionante desde las alturas gracias a los miradores cercanos al centro.

La Cruz de Misión se encuentran en los alrededores del centro de la pueblo, y a La Torre puedes llegar en un vehículo 4X4, se localiza en la reserva de Monte Alto.

Por su parte, La Peña de Valle de Bravo es uno de los miradores más impresionantes del pueblo. El camino es algo sinuoso pero de poca dificultad, la vista será tu mejor recompensa.

Recorrer el centro

El centro del pueblo puede darte varias sorpresas y darte mucho que hacer en Valle de Bravo.

Cercano al lago se encuenta el Santuario de Santa María Ahuacatlán, un pintoresco templo católico construido en cantera rosa. Conoce la leyenda de su Cristo Negro.

Y en el zócalo se encuentra la Parroquia de San Francisco de Asís. Se construyó de 1880 a 1994. Guarda esculturas del siglo XVII en su interior.

Parte desde el zócalo y toma dirección sin rumbo exacto entre pequeñas boutiques, cafeterías y bares. Adéntrate por los callejones empedrados en subida y bajada.

Visitar Maranathá

Se trata de un centro de oración construido en la década de los años 70 por monjes de la orden de los carmelitas descalzos.

Cuenta con una majestuosa fachada y su interior está bellamente decorado con pinturas, esculturas y arte.

Es una de las cosas más interesantes qué hacer en Valle de Bravo.

Conocer las Cascadas en tren

Se escucha fuera de lo común pero es real. En el tranvía turístico Chu-Chu ($70.00) podrás recorrer las cascadas El Molino y Velo de novia aledañas al centro de Valle de Bravo.

El tranvía parte de la Alameda, muy cerca del lago. También puedes conocerlas por tu cuenta en auto o taxi. o en el Chu Chú ($70.00)

Meditar en la Stupa de la Paz Mundial

Qué hacer en Valle de Bravo

Después de todas actividades que hay qué hace en Valle de Bravo querrás un momento de meditación en medio de la naturaleza.

Los domingos a las 12 del día podrás meditar en un espacio en medio del bosque con la guía de un monje tibetano.

La Stupa para La Paz Mundial se encuentra a unos 40 minutos del centro de Valle de Bravo y es la más grande del mundo occidental, con una altura de 36 metros.

Caminar e ir de compras por la calle Pagaza

La calle Pagaza te llevará del zócalo a las cercanías del embarcadero.

Además es la calle de las compras. Al recorrerla te encontrarás con infinidad de boutiques y tiendas de artesanías  ropa.

En tu camino podrás tomarte un cafecito, disfrutar de platillos y antojitos internacionales y visitar galerías de arte.

Admirar el trabajo de los artesanos es una de las cosas qué ver en Valle de Bravo

Camina un poco más allá del centro hasta llegar a la calle Alfareros para adentrarte a la talleres de artesanos y comprar ahí mismo valiosas piezas de cerámica.

Pasear en el centro de Avándaro

Escápate a Avándaro, localidad ubicada unos 15 minutos del centro de Valle de Bravo.

Es un lugar perfecto para alejarse del bullicio, ir a comprar productos orgánicos y ricas mermeladas artesanales. Pero definitivamente, es un sitio perfecto para ir a cenar a la luz de las velas.

Deleitarte con su gastronomía

Quien visita Valle de Bravo debe probar la típica cecina vallesana, los pambacitos de guisado, las truchas preparadas y los esquites con camarones, además del pan recién horneado y las cervezas artesanales de marca Acatitlán.

No dejes de probar los deliciosos tamales “canarios” de día o de noche. Los venden en el zócalo y en la puerta principal del mercado.

Ya sabes algo de lo mucho que hay qué hacer en Valle de Bravo, solo queda preparar tu maleta y aventurarte uno de los pueblos mágicos más bellos de México.

Más de Pueblos mágicos

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir