Connect with us

Holbox: un paraíso para nadar con el tiburón ballena

Holbox: un paraíso para nadar con el tiburón ballena

Playas

Holbox: un paraíso para nadar con el tiburón ballena

La isla de Holbox, separada de Quintana Roo continental y que está por la laguna Yalahau,  es uno de los destinos más fascinantes de nuestro país. Con solamente 42 km de largo, es el ejemplo perfecto de lo que cualquiera llamarían paraíso: aguas turquesa, arena blanca y exclusividad (no tanto por precio, sino porque permanece relativamente fuera del radar turístico).

Además, las aguas turquesa de la paradisíaca isla de Holbox son el lugar ideal para acercarse al gentil gigante moteado que es el tiburón ballena, que viaja cada año para aprovechar sus nutrientes. La admirable pasividad de la criatura y la claridad de las aguas hacen de esta una experiencia que hay que vivir al menos una vez en la vida.

tiburón ballena Holbox

La temporada para hacerlo va del 1 de junio al 15 de septiembre y los tours incluyen nado y esnórquel -siempre con la asesoría de un experto- con el tiburón. El área de observación de ballenas se encuentra aproximadamente a dos horas del muelle de Holbox. Directamente desde la isla, los precios de la aventura rodean los 1700 pesos; saliendo desde Cancún, los $2000.

La vida animal, sin embargo, no se limita a los tiburones ballena, pues en la isla y en sus islotes cercanos habitan alrededor de 150 especies de aves, incluyendo flamencos. Para admirarlos más de cerca, se ofrecen muchos tours en lancha de la Isla Pasión y de la Isla de los Pájaros, en donde radican la mayoría de las aves y a las que no se puede acceder a pie.

Isla de los Pájaros Holbox Tiburón Ballena

Más sorpresas en la isla de Holbox

Vale también la pena hacer una visita al cenote u ojo de agua que le dio nombre a la isla, que significa “hoyo negro” en maya; se dice que sus aguas tienen propiedades mágicas de rejuvenecimiento. Es una zona protegida, por lo que hay ciertas reglas que seguir para no dañar el ecosistema.

En cuestión de hospedaje, en la isla encontrarás una serie de villas, palapas, hostales, y hoteles de dos a cuatro estrellas.

Para llegar a Holbox, es necesario volar hasta el aeropuerto internacional de Cancún (alrededor de 2 mil pesos) y de ahí tomar transporte terrestre para llegar a Chiquilá, un pequeño poblado cerca de la isla a dos horas de camino. De ahí hay que subirse al ferry que tarda 20 minutos en llegar.

Más de Playas

Subir