Conectate con nosotros

Las 10 mejores cosas que hacer en Sayulita Nayarit

Sayulita Nayarit

Playas

Las 10 mejores cosas que hacer en Sayulita Nayarit

Hay muchas cosas que hacer en Sayulita aunque no puedas creerlo. Es cierto que es un destino perfecto para descansar de día y enfiestarse de noche, pero sigue leyendo para descubrir todo lo que tiene para ofrecerte.

Conocida como La joya de la corona de la Riviera Nayarit”, Sayulita es una comunidad popular entre los viajeros por su abundante y paradisiaca naturaleza y su vibra bohemia con toques huicholes que fascina a cualquiera.

En Sayulita se respira un aire cosmopolita y una vibra de estilo sesentero entre música de tambores y artesanías, deliciosa comida del mar, callecitas empedradas, cafés de terraza y bares que cierran hasta muy tarde.

Iguana

Foto: Eric Anderson

La historia de Sayulita

Sayulita fue declarado pueblo mágico en 2015, lo que sorprendió a los viajeros ya que no se parece a ningún otro y no solamente por estar adornado por la hermosura del mar.

Hasta los años 60 del siglo XX, el pueblo de Sayulita era solo un puñado de casas de palma, cuyos habitantes vivían de la cosecha del coquito.

Avanzado el siglo XX, Sayulita se fue consolidando como destino de playa con la instalación de hoteles, restaurantes y servicios turísticos.

Pero su encanto no radica tanto en su arquitectura, más bien en el colorido de sus calles empedradas, sus tiendas de artesanías y los exquisitos sabores de sus platillos.

Hoy es un paraíso para los amantes del surf pero también para quienes buscan espacios llenos de fiesta en los que también sea posible descansar.

¿Dónde está Sayulita?

Sayulita se localiza en la parte sur de la costa de Nayarit, en la región de Bahía de Banderas, a 40 km de Puerto Vallarta por la carretera 200 o a 128 km de Tepic.

Es un destino rodeado por acantilados, ríos, cerros y rutas de ciclismo de montaña, sitios de avistamiento de aves y ballenas, lagunas y esteros llenos de vida marítima.

Las 10 mejores cosas qué hacer  en Sayulita, Nayarit

1. Avistar a las ballenas

Tiburón ballena

Las visitantes de honor de Sayulita entre noviembre y abril son las ballenas  jorobadas, que cada año viajan miles de kilómetros en busca de aguas cálidas.

Disfruta de estos gigantes del mar en un tour, especialmente si está guiado por un biólogo certificado. Generalmente parten con un grupo de 8 personas.

El tour de observación puede durar aproximadamente 4 horas. Es recomendable reservar en embarcaciones pequeñas, ya que son de bajo impacto y permiten al conductor acercarse sin molestarlas.

2. Surfear o aprender a hacerlo

surf

No tienes que ser un experto en la tabla de surf para divertirte practicando este deporte en Sayulita. El surf es una de las actividades principales del destino.

Encontrarás la manera de aprender, o al menos, de entretenerte viendo a deportistas de todo el mundo sortear las olas.

Los principiantes pueden comenzar con una clase de paddle board, abundan las ofertas de entrenadores profesionales.

 3. Comprar arte huichol, un clásico que hacer en Sayulita

arte huichol

Los Huicholes que viven en las montañas de la Sierra Madre, en la Riviera Nayarit, han mantenido su forma de vida, cultura y tradiciones intactas.

Son famosos por sus coloridas obras de arte que expresan su reverencia con la naturaleza. Cada pieza ilustra una historia y el estilo personal de su artesano.

Aunque para observar de cerca el trabajo de los huicholes hay que dirigirse a las montañas de la Sierra Madre, hacia el norte del destino, bien puedes encontrar una muestra de lo más representativo en Sayulita.

No te pierdas el el Tianguis de los viernes, que se ubica sobre la calle Revolución. Se venden también productos orgánicos locales y regionales.

Y si quisieras ahondar más en el aprendizaje de su cultura, escápate a Rincón de Guayabitos o a Compostela para conocer las pequeñas villas Huicholes.

4. Pasear por el pueblo

pueblo magico

Una de las primeras cosas que hay que hacer en Sayulita es caminar por el pueblo, que no es demasiado grande.

Se caracteriza por ser un pueblo desenfadado, ambientado por música bohemina y surfistas, con casas y boutiques de alegres colores, rica comida del mar preparada con esmero y mucho qué comprar.

Si tienes tiempo, disfruta de alguna clase de yoga, una clase de cumbia en el Club de Playa Camarón o de un delicioso masaje.

Otra cosa que hay que hacer en Sayulita al menos un día, es dar un paseo en bicicleta por las calles adoquinadas del pueblo, disfrutando del ambiente multicolor y haciendo una pausa para tomar una nieve.

5. Disfruta del mar, lo mejor que hacer en Sayulita

Mar

Son muchas las actividades que hay que hacer en Sayulita en el mar. Sobran opciones para no aburrirse, como deportes acuáticos, entre los que además del surf se encuentra la navegación, el esnórquel, o el ecoturismo a través de la liberación de tortugas y cabalgatas en la playa.

No dejes de visitar el Campamento Tortuguero de la Casa del Mar. Ayuda a rescatar los nidos de tortugas sembrados en la playa y libera a las recién nacidas en temporada.

6. Comer mucho y de todo

camarones

Una de las mejores cosas que hacer en Sayulita es comer. Sus platillos son creativos e innovadores, destacando los sabores exquisitos de la gastronomía del mar.

No hay que dejar de probar el Pescado sarandeado, para después seguir con una tostada de ceviche o pulpo.

Prueba también los tacos de camarón capeado, las almejas y la langosta en todas sus modalidades.

7. Escaparte a conocer San Pancho

San Pancho

San Pancho se encuentra a solo unos minutos en auto de Sayulita y también puedes tomar un taxi colectivo para estar ahí en menos de 20 minutos.

Escaparte a San Pancho es una de las mejores escapadas que puedes hacer en Sayulita cuando la fiesta te ha agotado un poco.

Se trata de un pueblito relajado, de playa muy calmada y atardeceres apacibles. Destaca por los deliciosos sabores de sus restaurantes, ya sea a lo largo de la avenida principal en los que se prueba un excelente café de olla o al pie de la playa, en donde sorprenden los sabores de la comida del mar.

En sus calles te encontrarás con pequeños pero reconocidos restaurantes, panaderías artesanales y cafeterías.

Y si eres de buen diente, a unos kilómetros de San Pancho está otro curioso pueblo llamado Lo de Marcos, es ahí donde se prueban los sabores más locales de la región.

No dejes de deleitar tu paladar con el famoso pescado zarandeado.

8. Disfrutar de su ambiente festivo

Sayulita de noche

Foto: Mike Scheid

Sayulita está de fiesta a todas horas y todos los días. El ambiente de bar se encuentra en su máximo al pie de la playa, donde los que ya no aguantan más se quedan dormidos en la arena.

Pero aquellos que gustan más de las manifestaciones culturales de los sitios a los que viajan, seguramente querrán visitar Sayulita durante sus festividades y eventos principales. 

Por ejemplo, durante enero se lleva a cabo el Festival Sayulita con música, muestra gastronómica, arte y presentaciones culturales.

Para febrero, locales y visitantes esperan el Festival Bahía de Banderas y durante el verano, chicos y grandes enloquecen con la temporada de liberación de tortugas.

9. Disfrutar las instalaciones de Rancho Mi chaparrita

Rancho Mi chaparrita

Foto: Rancho Mi Chaparrita

Rancho Mi Chaparrita es un centro de entretenimiento se sitúa frente al mar. Tiene 13 tirolesas de diferentes alturas y extensiones desde donde obtendrás maravillosas vistas del océano y de la vegetación.

Visitarlo es una de las mejores cosas que hay que hacer en Sayulita cuando vas con niños.

10. Ir a descansar a Playa de los Muertos

Playa

Aléjate de la fiesta e intenta relajarte por completo en esta playa que requerirá cierta paciencia y bloqueador solar para llegar, después de cruzar el Panteón Ejidal de Sayulita. 

El camino habrá valido la pena cuando conozcas este paraiso de aguas color turquesa. Cuando el mar está en calma es posible esnorquelear, y cuando no, dedícate a admirar las peripecias de los surfistas sorteando las olas al atardecer.

Más de Playas

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir