Connect with us

Las cosas que más odiarás de vacacionar en la playa

Las cosas que más odiarás de vacacionar en la playa

México

Las cosas que más odiarás de vacacionar en la playa

Las cosas que más odiarás de vacacionar en la playa

Estas son las cosas que, a mi parecer, pueden convertir las vacaciones en la playa más paradisíaca en un verdadero infierno.

Bañarse en sudor

No importa que estés a la sombra, frente a un enorme ventilador, la humedad de las playas te hará sudar.

A veces no la libras ni en lugares cerrados y con aire acondicionado.

Hay que estarse cambiando constantemente para no estar con la ropa empapada.

Las cosas que más odiarás de vacacionar en la playa

Foto: Pinterest

El bendito calor

Ya hablamos de la terrible consecuencia de bañarse en sudor.

Pero el calor por sí mismo es incómodo, cuando es tan fuerte.

No hay trago que no se caliente en segundos.

No hay ropa que te haga sentir cómodo.

Y no hay manera de evitar quemarte. Y eso arde, en el sentido más literal de la frase.

Quemarse es horrible y la marca queda más allá de la vacación, cuando te empiezas a despellejar.

Las cosas que más odiarás de vacacionar en la playa, que te pique la arena

Que terriblemente incómodo es traer arena hasta en los calzones.

Y ni siquiera hace falta enterrarse, el viento que sopla lleva ya su buena dosis de arena que se te adhiere a la piel.

Esto genera una incómoda comezón que sólo se alivia bañándose unas tres o cuatro veces al día.

El mal olor

El mar es precioso e imponente, sí. Sus paisajes al atardecer y al amanecer son muy románticos.

Pero a la gente se le olvida que ahí hay basura, animales que hacen sus necesidades y no me refiero solo a los peces.

En fin, hay una enorme cantidad de factores que hacen que el agua pierda su cualidad de inodora.

Sí, huele. Y huele fuerte. Y huele mal. Comer a la orilla del mar será paradisíaco pero maloliente.

Casi todo en los entornos playeros tiene un fuerte olor a pecera o de plano a pescado de mariscos.

Peor tantito, a veces la ropa toma ese terrible aroma a humedad.

El comportamiento de la gente

Una cosa es la libertad y otra el libertinaje. Y este segundo suele molestar.

Y es que en la playa la gente suele desinhibirse y mostrar lo que nadie quisiera ver.

Y me refiero desde esos cuerpos tipo botero en trajes de baño estilo guardianes de la bahía.

Hasta esos niños y ancianos en ropa interior, con todo y rajita de canela bañándose con las olas.

Sí, cada quién es libre de vestirse y hacer lo que quiera, pero también de criticar lo que se ve.

Y es que tal parece que los turistas se vuelven vándalos en la playa.

Los hay desde los que tiran su basura hasta los que hacen sus necesidades al amparo del oleaje.

Los que cambian a los niños a la vista de todos y dejan luego el pañal.

O los que toman la costa como área de acampar y para hacer picnic.

Las cosas que más odiarás de vacacionar en la playa

El exceso de gente

Ya hablamos de lo que puede hacer la gente, pero su sola presencia en temporada alta es fatal.

Son verdaderas olas de gente retando a las del mar.

Adiós romántico paisaje, entorno de relajación y descanso, vacación en general.

Los vendedores

Entiendo que hacen su lucha y que mejor eso que andar robando carteras.

Pero que necesidad que pasen y pasen por tu lugar ofreciéndote desde masajes sin final feliz hasta trenzas reguetón style.

De repente parece que estás en un concierto o en el estadio de fútbol, sólo que ahí sí estás cazando al de las chelas, no quieres relajarte.

Pasar horas en el agua

Hay mucha gente que va a la playa solo para tirarse al sol o para meterse al mar o la alberca por horas.

Las vacaciones se resumen a comer y mojarse. el tour más divertido es cambiar la modalidad de nado.

Con esnórquel, sin él, con un traje de baño u otro. Y cuidado si propones algo diferente.

Te conviertes en una especie de bicho raro de ciudad. ¿Cómo vas al mar y no metes ni siquiera los pies en el mar?

Los Mosquitos

Son un verdadero tormento en la playa. No hay repelente que los mantenga lejos.

Como si no fuera suficiente con la comezón de la arena, hay que soportar esta amenaza.

Las peores fotos

No hay foto en la que salgas bien en la playa, el calor, el aire, el agua arruinan cualquier look.

Además, el cuerpo tiende a hincharse y en la cara se nota inmediatamente.

Ni qué decir de los ojos rojos por la sal del mar o de la cara de jitomate que te deja el sol.

Más de México

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir