Conectate con nosotros

Las mieles del room service

Servicio a la habitación

Hoteles

Las mieles del room service

Las mieles del room service

El room service es algo que para los viajeros con prisa puede pasar desapercibido, pero no para quienes aman desayunar o cenar en la cama.

Se trata del servicio de alimentos a la habitación, preparados en el restaurante del hotel y enviados hasta tu puerta con solo hacer una llamada.

Dicen que el primer hotel al que se le ocurrió esta idea fue al Walrdorf Astoria de Nueva York, con sándwiches y botanas a deshoras.

Y aunque hay quienes gustan de probar un buen desayuno o cena fuera del hotel o en el restaurante del mismo, no hay como de repente, quedarse en pijama y disfrutar el placer de ver entrar a alguien a tu habitación con una charola y un amable saludo.

Desayuno

Tipos de room service

El room service, cuando está disponible en un hotel, no es siempre igual, por eso es importante revisar la carta en tu habitación en cuanto llegues para conocer sus especificaciones.

24 horas

Generalmente lo ofrecen os hoteles de 4 y 5 estrellas y te lo harán saber en la carta, que normalmente está en la mesa de servicio o sobre el servibar.

Para este servicio el hotel procura un área específica de room service debido a la demanda de las habitaciones. Suele ser variado e incluir platos fuertes.

12 horas asistido

Este tipo de room service cubre las horas de actividad de un hotel desde el desayuno a la cena. Incluye una gama menor de alimentos y bebidas que la del room service de 24 horas.

Aquí también se considera al sistema vending de  máquinas de autoservicio y el surtido de snaks en el minbar de tu habitación que tampoco suele estar incluido en tu hospedaje.

Y puedes encontrarte con el servicio conocido como External deals, que son menús de restaurantes de comida rápida a domicilio que te son entregados por el hotel.

Premium

Encontrarás este tipo de room service en grandes hoteles si tu habitación cuenta con un área equipada con cocina. Un cocinero y un mesero preparan los alimentos frente a ti. Obviamente debes solicitar el servicio con suficiente anticipación.

Hotel Jen

Room service del Hotel Jen

¡Robotizado!

Este servicio es todo un hit en ciudades como Hong Kong. Un robot llega hasta la puerta de tu habitación, tú ordenas lo que quieres pedir y el robot se comunica al servicio de room service.

Se retira amablemente y en 15 minutos regresa con tu orden. Te corresponderá calificar su servicio y si seleccionas la opción de Excelente, hasta hace un bailecito para agradecerte.

habitación

Tips para pedir el room service

No te vayas todavía, hay algunos consejos a tomar en cuenta antes de pedir tu desayuno, cena o comida (hay personas que están en llamas trabajando y piden la comida a la habitación para no perder tiempo).

El horario

Una cosa importante es que no todos los hoteles tienen servicio de room service las 24 horas del día, así que también es importante que revises el horario o lo preguntes.

Al último momento

Escucha a tu cuerpo y no te esperes al último momento para ordenar el room service porque la velocidad con la que llegue depende no solo de las órdenes de otros huéspedes, también de la carga de trabajo en la cocina.

Tu servicio a cuarto puede tardar más de lo que imaginas e incluso desesperarte, por eso, pídelo cuando creas que en poco tiempo tendrás hambre.

¿Café?

Si tu hotel tiene servicio de room service seguramente tiene un servicio de cafetería en la habitación y no dudes que el café que pidas sea el mismo que ya tenías.

A menos que de plano no quieras levantarte de la cama A NADA prepárate tu café, que estará recién hecho y a la temperatura que deseas.

Nada frito

Como lo platicamos antes, la comida del room service no estará en tu cama inmediatamente después de que la pidas. Así que mejor evita los alimentos fritos.

Invariablemente no estarán crujientes cuando lleguen a ti nu en perfecto estado, ¿a quién le gustan unas papas fritas aguadas?

Desayuno a la cama

El manual de Carreño del Room Service

Por supuesto que pedir room service tiene su chiste, hay algunas reglas de etiqueta a tener en cuenta.

Evita sorpresas

Toma en cuenta que aunque te hospedes en un hotel Todo Incluido, no en todos está contemplado en room service, así que para evitar llevarte sorpresas es mejor que leas bien la carta o preguntes por teléfono aunque te de un poquito de pena.

Ten en cuenta que los costos de los platillos de room service suelen ser un poco más costosos que en el menú del restaurante.

charola

Quita el letrero de “No molestar”

Si el letrero de “No molestar” está colocado en la puerta de tu habitación, la mesera o mesero debe hacer una llamada a recepción para corroborar que estás en la habitación y solicitaste el servicio.

Eso por supuesto genera pérdida de tiempo y un ‘trámite’ innecesario. Mejor quita el letrero.

Ten paciencia

Como la rapidez del servicio depende de la cantidad de órdenes que solicitaron antes de la tuya y de otras órdenes del restaurante, el servicio puede no llegar de forma inmediata.

Llamar constantemente para reclamar tu orden te hará una persona odiosa y no acelerará tu servicio.

No te olvides de la propina

Del 15 al 20 por ciento de tu cuenta del servicio es adecuado como propina. No se vale hacerse el occiso.

Etiqueta

¿Dónde va la charola cuando terminaste?

Es de mal gusto sacar de la habitación la bandeja del room service y dejarla en el piso, pero tal vez quedaron restos de comida en tus platos y no quieres que se impregne el olor.

Tienes de varias sopas. Si es de día y lo que sigue del desayuno es darte un baño y salir, deja la bandeja en la mesa y una vez que la camarera entre a limpiar tu habitación se llevará tal bandeja.

Si solicitaste el servicio por la tarde o noche, llama a la extensión de Room Service o a Recepción y solicita que retiren la bandeja.

En esta segunda visita de la mesera o mesero no es necesaria la propina. Ya si de plano no van por ella, entonces sí déjala afuera para que tu habitación no se aromatice de comida.

No te pongas exquisito

Las opciones del room service están orientadas a la oferta gastronómica del hotel, así que evita pedir excentricidades.

Una cosa es pedir que tu sándwich vaya sin cebolla y otra solicitar kiwis con queso cottage porque eso tu desayunas (y no está en la carta).

Así que la próxima vez que reserves la habitación de un hotel, considera utilizar su servicio de room service y disfruta del placer que da un desayuno a la cama.

Más de Hoteles

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir