Conectate con nosotros

Las comidas más raras del mundo

Las comidas más raras del mundo

Gastronomía

Las comidas más raras del mundo

Las comidas más raras del mundo

¿Quién no recuerda aquella escena en la película Indiana Jones y el templo maldito, donde a Kate Capshaw le ofrecen un plato con sesos de mono y una sopa de ojos? Esa comida no fue una invención de Steven Spielberg, pues en diversas regiones de Asia y África esos ingredientes constituyen un manjar para sus habitantes. Descubre las comidas más raras del mundo.

Cada rincón del planeta cuenta con costumbres culinarias que muchas veces sorprende a los viajeros.

Y no sólo por sus componentes, sino por su aspecto, quizás indeseables para los extraños. Si eres un atrevido viajero, quizás te gustará probar la gastronomía típica y extraña de diferentes regiones del planeta.

Las comidas más raras del mundo

Monos, gorilas y más

En China, Tailandia, Guinea, Congo y otros países de África y Asia los sesos de mono y las glándulas de gorilas son uno de los platillos típicos de varios restaurantes.

Sin embargo, el de mayor tradición son los sesos, pues representa un ritual comerlos, ya que ese plato se sirve en el cráneo del mono.

Tanto en Guinea como en China, los monos son colocados en pequeños agujeros en la mesa. Y frente a los ojos de los comensales el chef abre el cráneo y los clientes deben consumirlos directamente de la cabeza del animal.

¿Te atreverías a comer ese platillo típico de Asia y África?

Los reptiles al vapor o fritos son de las comidas más raras del mundo

Las comidas más raras del mundo

La carne de serpiente forma parte de varios platillos de China, Nigeria y Vietnam. Cada nación cuenta con sus propias recetas, algunas las fríen, otras las asan y unos más las prefieren solamente cocidas.

En Nigeria es tradición comer carne de serpiente hervida con salsa picante. En Vietnam, se ofrece asada o frita y es acompañada con verduras.

Aunque las especialidades locales son platos a base de víboras, vinos y licores hechos con serpientes marinadas en alcohol de arroz y hierbas medicinales.

También es común ver en los menús de los restaurantes carne de víbora dorada en grasa, piel crocante de reptil, serpiente en salsa agridulce o al vapor rociada con limón y vesícula de serpiente.

Además, esos platillos exóticos son acompañados de una bebida, Tran Suong, un pequeño corazón de serpiente, aplastado e inmerso en un vaso de vino de arroz. Dicen que es mejor si se le agrega sangre o bilis de serpiente.

En China, hay sopas y serpientes a la parrilla, pero también es común degustar caimán y cocodrilo en diversas modalidades.

Por ello, muchos viajeros aseguran las comidas más raras del mundo se sirven en Asia.

Sapos y ranas a la carta

Las ancas de rana son un platillo típico del mundo. En España, Francia, Portugal, Japón, China, Tailandia, Grecia, Estados Unidos y México, es común.

El plato se elabora de muchas maneras, pero en todas ellas se emplean las extremidades traseras de las ranas comestibles de cada país.

El sapo forma parte del menú de aperitivos de algunos restaurantes de Japón, el cual se ofrece como sashimi de sapo, es decir se come la carne cruda. Sin duda, el sapo es una de las comidas más raras del mundo.

Insectos y gusanos al gusto

comidas más raras del mundo

Los gusanos de maguey salteados en mantequilla y los escamoles, que son larvas de la hormiga son los insectos mexicanos que han alcanzado mayor prestigio gastronómico mundial. Además constituyen algunos de los platillos típicos más caros del país.

También destaca el Axayácatl que habita las zonas lacustres del Valle de México. Este insecto se utiliza como alimento desde la época prehispánica, así como su hueva. Esta última llamada ahuautle o ahuahutle y que recibe el sobrenombre de “caviar mexicano”.

Además, están los chapulines, escarabajos, saltamontes y una variedad de insectos que cambian de nombre según en la zona donde se localizan. Estos insectos se preparan, generalmente, con unas gotas de limón y se asan en el comal.

En la región de Santander, Colombia, es común degustar hormigas culonas, son enormes ejemplares rojos de cabeza gruesa, tórax delgado y abdomen abultado. Las reinas son las únicas comestibles.

Ellas son recaudadas durante unas nueve semanas cada año, en la temporada lluviosa, que es cuando salen en vuelo.

Este alimento es usado tradicionalmente como regalo de bodas, por la creencia de que son un manjar afrodisíaco.

En Japón, Kenia, Camboya, China, Indonesia, Tailandia, Corea y Argelia los insectos también representan un elemento esencial de su gastronomía.

El pez venenoso es una de las comidas más raras del mundo

comidas más raras del mundo

En Japón se ha puesto de moda comer fugu, un pez que mal preparado puede ocasionar la muerte de los comensales.

Este animal conocido como pez globo tiene escondida una glándula venenosa, la cual es extirpada por el chef al cocinarla. Sin embargo, si esta no se quita en su totalidad puede ser mortal.

El fugu se prepara de diversas formas, y quienes lo cocinan deben pasar varios años estudiándolo, antes de obtener su certificación.

Mascota a la mesa

comidas más raras del mundo

Uno de los platos más típicos con carne de perro es el poshintang que literalmente significa “sopa nutritiva de refuerzo”. También está el soo yuck, carne de perro en trozos con salsa picante.

La creencia popular remarca las propiedades curativas de esta carne y sus efectos beneficiosos para la virilidad masculina.

Los mejores restaurantes donde preparan perro están en Corea del Sur. Cada año cerca de dos millones de perros se crían para consumo humano.

Este animal también se come en Corea del Norte, donde la carne de perro se conoce como dangogi, China, Vietnam y otros países del sureste asiático.

Estas son sólo algunos de las comidas más raras del mundo. ¿Se te antojaron?

Más de Gastronomía

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir