Connect with us

Qué hacer en Puerto Escondido, paraíso de Oaxaca

Qué hacer en Puerto Escondido

Playas

Qué hacer en Puerto Escondido, paraíso de Oaxaca

Qué hacer en Puerto Escondido, paraíso de Oaxaca

Con todo lo que hay qué hacer en Puerto Escondido, seguramente querrás elegir este fascinante destino oaxaqueño para tus próximas vacaciones.

Ubicado en la costa oaxaqueña, Puerto Escondido es una combinación de aguas cristalinas multicolor que hace contraste con el blanco de sus playas de arena fina y el verde de las palmeras.

Y aunque es uno de los destinos más populares de la Riviera Oaxaqueña, ha conservado un ambiente rústico y relajado que invita a experimentar el encanto de un antiguo pueblo de pescadores.

Hay mucho qué hacer en Puerto Escondido gracia a sus playas, que ofrecen una diversidad de actividades para
todos los gustos.

Qué hacer en Puerto Escondido

Por la mañana, sube a un bote o a un kayak para navegar por las apacibles aguas o dedícate a pescar alguna mojarra para que te la preparen al gusto.

Y por la tarde y noche, disfruta de la bioluminiscencia de sus aguas, que se tornan de un brillo espectacular.

Las mejores cosas qué hacer en Puerto Escondido

1. Disfrutar un espectáculo de bioluminiscencia

Una de las mejores cosas qué hacer en Puerto Escondido es visitar la Laguna de Manialtepec después de las seis de la tarde.

Y al anochecer, verás toda la playa llena de un color azul brillante que impresiona. Este lugar es ideal para pedir matrimonio o tener un momento inolvidable.

La Laguna de Manialtepec, un ecosistema costero impresionante que produce un efecto singular al juntarse tres aguas de características diferentes, las saladas del océano, las dulces del río y las termales de un manantial.

El cuerpo de agua es bioluminiscente, ofreciendo el atractivo espectáculo nocturno de sus algas que se encienden y apagan.

La laguna de Manialtepec se localiza a solo 15 minutos de Puerto Escondido en auto o taxi, pero hay aventureros que prefieren llegar a ella a pie.

Durante el día, es un sitio perfecto para el avistamiento de aves. Sube a un bote o a un kayak para navegar por las apacibles aguas.

Y también es posible rentar equipo de pesca para capturar alguna mojarra o robalo y pedir que te lo preparen al gusto.

Qué hacer en Puerto Escondido

2. Relajarte en sus principales playas

La Playa Principal es la más popular de Puerto Escondido y es perfecta para practicar buceo y pesca.

Por su parte, Playa Marinero se localiza en la Carretera federal 200 rumbo a Puerto Ángel y es perfecta para iniciarse en el surf.

Por otro lado, Playa Roca Blanca es una buena opción para la pesca deportiva. Y Playa Bacocho es romántica, ideal para ir a caminar y pasear a caballo.

En cambio, Playa Carrizalillo es pequeña, familiar y de aguas poco profundas y Playa Manzanillo resulta ideal para el snorkel, una de las mejores cosas qué hacer en Puerto Escondido en familia.

Qué hacer en Puerto Escondido

3. Pasear por el Adoquín

Una de las cosas que hay qué hacer en Puerto Escondido es recorrer todo el Adoquín, la primer calle pavimentada de Puerto Escondido, llamada Pérez Gasca.

Hoy es una de las arterias con más vida en Puerto Escondido y reúne restaurantes, bares y muchas tiendas de artesanías.

El buen ambiente se vive por igual noche y día, aunque en horas nocturnas, se cierra el paso a los vehículos, convirtiéndose en una pintoresca peatonal.

Qué hacer en Puerto Escondido

4. Visitar Puerto Angel y Angelito, lo mejor qué hacer en Puerto Escondido

Visitar Puerto Angelito y Puerto Angel es una de las principales actividades que tienes que hacer en Puerto Escondido.

Puerto Angelito se encuentra a 10 minutos de El Adoquín.

Se disfruta por su oleaje calmado, perfecto para visitar en familia.

Sus aguas, además son templadas y transparentes, con tonos turquesas para snorkelear sin prisa. Su arena es blanca y fina, cuenta con servicio de hamacas y alimentos para pasar ahí todo el día.

Por su parte, Puerto Ángel es un pueblito pesquero que se llena de mochileros y amantes de la naturaleza que buscan la sencillez y economía de un escape rústico en la playa.

Valdrá la pena tomar algún paseo ecológico o quedarse a dormir en alguno de sus hoteles boutique.

Qué hacer en Puerto Escondido

5. Descansar en Zicatela

Playa Zicatela es ideal para practicar surf. Sus olas pueden alcanzar hasta 6 metros de altura.

Constantemente se llevan a cabo competencias de este deporte además de exhibiciones a las que acuden competidores de todas las latitudes.

Mientras tanto, se vive un ambiente de fiesta y diversión.

Qué hacer en Puerto Escondido

6. Relajarse en Carrizalillo

Carrizalillo es una playita en la que es ideal relajarse.

Una de las mejores cosas que hay qué hacer en Puerto Escondido es contemplar sus atardeceres.

Se localiza a unos 15 minutos del centro de Puerto Escondido.

Sus olas son tranquilas y chocan con grandes rocas. Ahí puedes snorkelear o bucear con toda tranquilidad.

Para acceder esta playa es necesario descender por una escalera hasta el nivel del mar.

Qué hacer en Puerto Escondido

7. Conocer la Barra de Colotepec

Esta belleza natural se localiza a 6 km de Puerto Escondido en el municipio de Santa María Colotepec.

Está justo en la desembocadura del Río Colotepec, un ibello ecosistema con reptiles y aves.

No dejes de probar los pescados y mariscos de sus restaurantes

Esta es una de las cosas ideales qué hacer en Puerto Escondido si eres amante de la naturaleza.

Qué hacer en Puerto Escondido

8. Liberar tortuguitas

Cada año, cientos de tortugas llegan a las playas mexicanas. En los meses de agosto a diciembre, los cascarones empiezan a romperse y las playas se llenan de docenas de tortuguitas que se encaminan al mar.

Cuando nacen, hacen de su camino al mar todo un espectáculo natural, una de las mejores cosas que hacer en Puerto Escondido con niños.

Las playas para liberar tortugas son La Escobilla y La Ventanilla, consideradas santuarios para las tortugas, así como Mazunte, que cuenta con el Centro Mexicano de la Tortuga.

Qué hacer en Puerto Escondido

9. Conocer las Lagunas de Chacahua

En el Parque Nacional Lagunas de Chacahua reside una vasta parte de la rica biodiversidad de la costa oaxaqueña.

Esta joya natural de 14,187 hectáreas abarca cinco lagunas de agua dulce y salada, donde se puede practicar la pesca o pasear en lancha.

Y es perfecto para la observación de fauna y flora autóctonas.

También, Chacahua es un importante santuario de la tortuga marina: cada año nacen entre 150 y 170 mil tortugas, uno de los índices más altos de la costa del Pacífico.

Además, cuenta con dos hermosas playas a mar abierto: Playa Chacahua, ideal para tomar plácidamente el sol, pasear a caballo o caminar hasta la bocabarra, y Playa Cerro Hermoso, una de las favoritas de los surfistas por su
fuerte oleaje.

10. Visitar el Centro de las Artes de San Agustín Etla

Esta es una de las actividades que hay qué hacer en Puerto Escondido si tienes suficiente tiempo y eres amante del arte mexicano. Se localiza a media hora de la ciudad.

Es el primer centro ecológico de las artes en Latinoamérica, fundado por el pintor Francisco Toledo.

Se instaló en la antigua fábrica de tejidos La Soledad y cuenta con espacios para la producción gráfica, un centro fotográfico y talleres de teñido y diseño textil.

11. Probar las delicias locales

Algo que obligatoriamente tienes que hacer en Puerto Escondido es probar sus delicias gastronómicas locales.

No hay que dejar de probar la rica variedad de mariscos y comida regional, como las ricas mariscadas, el pescado fresco preparado a la talla, langostas, pescadillas, una rica sopa de mariscos o un buen filete de atún.

También es deliciosa la cecina enchilada y el mole negro, elaborado a base de chiles, chocolate y especias.

Deja espacio para el caldo de caracoles, los tamales de tichindas, el quesillo, y los tacos de chapulines.

Y para hacer digestión, termina con un mezcal regional acompañado de un sorbete de limón, bebida ancestral que sigue un proceso artesanal.

Pero por nada del mundo, dejes de probar el café.

Qué hacer en Puerto Escondido

12. Conocer la Leyenda de La Escondida

Puerto Escondido fue bautizado en honor a la antigua leyenda de “La Escondida”, que cuenta que a esta costa llego un pirata llamado Andrew Drake, hermano del temido Francis Drake.

Ayudado por sus hombres, Andrew secuestró a una joven mixteca, quien logró escaparse del camarote de su opresor lanzándose al mar y llegando a la costa.

Ahí se ocultó la joven pero nunca fue encontrada, por lo que los bucaneros le otorgaron al sitio el nombre de Bahía Escondida y con el paso de los años, tomó el nombre de Puerto Escondido.

Conoce más de las playas de Oaxaca y otros atractivos del destino en su sitio oficial de turismo.

Más de Playas

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir