Connect with us

Aprovecha el fin y lánzate al Molino de Flores

¿Ya conoces el Molino de Flores en Texcoco?

Escapadas

Aprovecha el fin y lánzate al Molino de Flores

Aprovecha el fin y lánzate al Molino de Flores

¡Basta de llevar a tus visitas a Teotihuacán! Existe un lugar muy cerca de la Ciudad de México que cautiva por sus aires de ex hacienda colonial, su estilo empedrado y parque recreativo. No te aburras en los lugares de siempre y aprovecha el fin de semana para conocer el Parque Nacional Molino de Flores en Texcoco, Estado de México.

Un poco de historia:
Rodeado de un gran lago, Texcoco fue el hogar de Nezahualcóyotl, la cual gobernó de 1431 a 1472 y durante su mandato se dedicó, entre otras cosas, a darle unos trazos notorios, donde la simetría de la arquitectura llamaba la atención de la ciudad. Nezahualcóyotl logró posicionar a esta ciudad del México antiguo como el centro cultural más importante. Lo que ahora conocemos como el Parque Nacional fueron parte de los jardines botánicos de este tlatoani.

Por qué Molino y por qué de Flores:

Con la llegada de los españoles, en este lugar se estableció una fábrica de textiles. Después se estableció un molino de trigo para la elaboración de pan y a mediados del siglo XVII, Don Antonio Urrutia de Vergara, le regaló la hacienda a su yerno Antonio Flores de Váldes por casarse con su hija, desde entonces, se le conoce como Molino de Flores.

Qué hacer:
Actualmente, se puede disfrutar de este lugar cualquier día de la semana, está abierto a todo público, pero toma en cuenta que, debido a sus orígenes, no cuenta con rampas o facilidades para discapacitados. Pero eso sí, tiene varias cosas por conocer.
-Al entrar por la puerta principal te encontrarás con vendedores de pulque para darle sabor a tu visita. Conforme te adentras, conoces lo que queda de una gran hacienda, con sus paredes inmensas por las que ya han pasado los años, ideales para que saques tu cámara.
-Otro de los puntos importantes a conocer es la Capilla del Señor de la Presa, a la cual se llega mediante un pequeño puente. La Capilla está pintada en su fachada de azul con rojo, en el interior sus muros blancos con azul cielo te impactarán.
-Al salir por el lado derecho de la capilla encontrarás un pasillo en el que comenzará la razón por la que perderás la dieta. Pan recién orneado relleno de queso philadelphia, quesadillas, tlacoyos, en fin, una gran variedad de antojitos mexicanos y hasta piñas preparadas, sin olvidarnos de los sabrosos y originales dulces mexicanos.
-En el área del Parque hay asadores, por si lo tuyo es ir en familia o con amigos, así que aprovéchenlos y ¡a asar la carne se ha dicho! También hay paseos a caballo y ponys para los más pequeños de la familia. Existen áreas recreativas para que pases un fin de semana lleno de naturaleza y tranquilidad, que te ayudarán a despejarte de la ciudad.

Cómo llegar:
Llegar al Molino de Flores es muy fácil, sólo toma la autopista Texcoco, al llegar al poblado maneja hacia la avenida Texcoco-San Miguel Tlaixapan y luego de 3 km estarás llegando al Molino. No te preocupes por el estacionamiento porque sí hay, pero tendrás que soltar 20 pesos a los cuidadores.

Y por último:
La entrada al Parque Nacional Molino de Flores es totalmente gratis, te recomendamos visitarlo en fin de semana o bien, si quieres que tus perrhijos se paseen libremente puedes ir entre semana, ya que hay menos gente y a ellos les encantará.

Más de Escapadas

 

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir