Conectate con nosotros

Descubre los destinos gastronómicos más icónicos de Estados Unidos

Descubre los destinos gastronómicos más icónicos de Estados Unidos

Descubre los destinos gastronómicos más icónicos de Estados Unidos

La comida y la bebida es una deliciosa manera de resaltar la experiencia en Estados Unidos y es un factor importante para los amantes de la cocina que están planeando sus vacaciones. De costa a costa, esta nación tiene una renombrada y diversa escena gastronómica. Acompáñanos a descubrir los destinos gastronómicos más icónicos de Estados Unidos.

Los sabores del Oeste

Descubre los destinos gastronómicos más icónicos de Estados Unidos

El Oeste, una de las zonas más variadas, un lugar lleno de ciudades importantes, la mayoría de estas bendecidas con todos los sabores culinarios posibles en el mundo.

Puedes encontrar una gran variedad de restaurantes que ofrecen comida francesa, italiana o vietnamita; además de mariscos chinos, mexicanos y estadounidenses clásicos

La emoción de los bares la encontramos en Seattle, la vibrante ciudad más grande del estado de Washington, una ciudad impulsada por el café y hogar de Starbucks. Hay 2.5 cafeterías por cada 1000 ciudadanos, lo que la convierte en la concentración más grande de tiendas de café de cualquiera de las ciudades de Estados Unidos.

La enérgica Portland, la famosa metrópolis de moda de Oregón, esta es conocida por  los platillos de la granja a la mesa, que incorporan ingredientes frescos de proveedores de la región y se elaboran de manera artesanal.

Uno de los platillos más deliciosos de Oregon es el bacalao del Pacífico con corteza de harina de maíz y papas tostadas picadas y el risotto con camarones de la bahía y espárragos.

Además podemos encontrar una gran  oferta de carritos de comida (muy distintos de los food trucks) que generalmente se agrupan en lugares específicos o en “cabinas”, en lugar de desplazarse por la ciudad. Existen más de 500 carritos, incluidas las famosas cabinas de la Fifth Avenue, en Downtown, y Cartopia y Asylum en la zona sureste, donde puedes pedir de todo, desde pescado y papas fritas hasta crepes con sabores asiáticos.

Después vamos a los estados más tranquilos y menos poblados como Wyoming, Montana y Idaho donde los viajeros pueden probar la “cocina vaquera”, filetes gigantes y ardientes trozos de carne de búfalo.

Por supuesto, el Oeste también es conocido por sus vinos. California es el eje de la industria viticultora en Estados Unidos, con más de 3,500 bodegas vinícolas esparcidas por todo el estado, especialmente los enclaves icónicos de los valles de Napa y Sonoma. Sin embargo, los grandes merlots y pinot noirs no están confinados en el Estado Dorado. Washington es el segundo estado vinícola más grande de EE.UU. y Oregón es también un lugar para degustar rojos y blancos suaves.

El Medio Oeste y sus exquisitas sorpresas

Descubre los destinos gastronómicos más icónicos de Estados Unidos

El Medio Oeste es, por supuesto, una región colosal dentro de Estados Unidos, un área que une tanto al Noreste como al Oeste, por lo que la completa variedad de comida que ofrecen aquí no debe ser sorpresa.

Esta zona, desde luego, incluye Chicago (el gigante urbano de Illinois) donde no te puedes perder la Deep Dish, una pizza con una base de pan gruesa, honda y crujiente, y se prepara con una gran cantidad de queso y salsa de tomate.  También existen los suntuosos bocados creados por reconocidos chefs en los sitios gourmet importantes del Lincoln Park.

Kansas City que, en Missouri llamada la capital mundial de las barbacoas ofrece más de 100 restaurantes de barbacoa, desde leyendas, como Gates y Bryant’s, hasta locales populares más pequeños.

Sioux Falls, el punto metropolitano más grande en el mapa de Dakota del Sur, donde puedes encontrar comida tailandesa, vietnamita e incluso etíope.

Milwaukee, en Wisconsin, es apodada “la ciudad de la cerveza” gracias a las cervezas que se elaboran en sus muchas cervecerías y los bares de la Old World Third Street.

La ubicación del Medio Oeste en la orilla de los Grandes Lagos (Michigan, Superior, Erie y Huron), también significa que nunca puede estar lejos de un restaurante que sirve pescado fresco.

La diversidad del suroeste

Descubre los destinos gastronómicos más icónicos de Estados Unidos

El suroeste es una región de diversidad notable cuando se trata de cocina. Enmarcada por paisajes desérticos calientes, particularmente en los estados ampliamente áridos de Texas, Arizona y Nuevo México, la zona produce algunas inesperadas cocinas gourmet.

La fuerte influencia de México contribuye a que esta combinación de platillos de chiles picantes, burritos de carne y salsas intensas sea cada vez más familiar. Las grandes ciudades de Texas como Houston, Dallas y San Antonio son especialmente buenas para este tipo de platillos, donde este estilo de cocina es conocido como tex-mex.

La barbacoa es una obsesión texana y una faceta de la vida que tiene como resultado una abundancia de comidas magníficas, esta delicia ahumada cocinada a fuego lento sobre carbón la encuentras en casi todas las ciudades, grandes o pequeñas. Por otro lado a extensa costa del Golfo es una fuente de suculentos mariscos que incluye camarones, pescados y cangrejos.

Phoenix, la capital de Arizona, tiene un mundo restaurantero en expansión. La Nación Navajo, que se extiende a través de las zonas superiores de Arizona y Nuevo México, abre una ventana a la comida indígena estadounidense. Mientras Oklahoma ofrece una industria vinícola que apenas se conoce fuera del estado.

El sureste y su rico encanto

Descubre los destinos gastronómicos más icónicos de Estados Unidos

Un viaje al sureste es una oportunidad de encontrar estilos de comida que están estrechamente ligados a esta variada región, se pueden encontrar todo tipo de comidas, desde filetes gruesos hasta los sabores mundiales de Italia y México, pero el sureste también es el hogar de opciones culinarias que rara vez se encuentran más allá de sus fronteras.

La comida criolla es una embriagadora mezcla histórica de influencias de África Occidental, española y francesa, una porción de jambalaya pegajoso (un risotto espeso), pesado con camarones, pescado y arroz, que está fácilmente disponible en Louisiana. El mismo estado también acoge a la cocina cajún, que también tiene profundas raíces francesas, y hace sentir su presencia atractiva en grandes trozos de carne de res, pollo y cerdo ahumado o en barbecue, ofrecidos con arroz o maíz

La comida sureña es inconfundible, no exactamente baja en calorías, ésta incluye cosas como pollo frito, así como grits: un potaje sabroso, tradicionalmente hecho de maíz, que por lo general se reparte para el desayuno y se puede comer con tocino y salchichas.

Los turistas hambrientos pueden llenar sus estómagos en cada ciudad importante en toda la región, ya sea si se trata de mariscos frescos de Florida en lugares como Miami.

No te puedes perder la ostras de Carolina del Sur en Charleston, los camarones con polenta de Lowcountry, la sopa de cangrejo azul  o las hojas  de col silvestre cocidas a fuego lento.

En la región occidental de Kentucky, que bordea el Ohio River, se prepara una barbacoa única de pollo, cerdo y cordero, asados lentamente sobre brasas de madera en asadores, que dejan la carne blanda y con un sabor ahumado. El Hot Brown es un clásico de Kentucky, inventado en la década de los años 20 en el Brown Hotel en Louisville como un bocadillo para después de las fiestas. Originalmente un sándwich abierto de pavo con tocino asados al horno y salsa Mornay servido caliente. No podemos olvidar el famoso pollo frito de Kentucky.

La increíble cocina del Noreste

Descubre los destinos gastronómicos más icónicos de Estados Unidos

Es fácil decir que el Noreste de Estados Unidos es un destino excelente cuando se trata de comida y bebida. Esta es una región que es sede de algunas de las ciudades más grandes y más diversas de Estados Unidos

Difícilmente hay un tipo de cocina internacional que no se pueda encontrar en la ciudad de Nueva York, donde todo desde comida abundante como hamburguesas y filetes hasta lo más fino de los establecimientos (bajo el control de algunos de los mejores chefs del mundo) está amontonado en lugares como Meatpacking District y Soho.

Aquellos que disfrutan de su comida pueden comer bien en casi cualquier ciudad en esta zona del país: Filadelfia, la gran metrópolis de Pennsylvania, donde encontramos el famoso Philly Cheeseesteak un panecillo largo relleno de carne picada, queso fundido y, según el gusto del comensal, cebolla frita o cruda.

Baltimore el sitio de interés urbano de Maryland; la manera más auténtica de disfrutar los crustáceos de Maryland es con un banquete de cangrejo. Reúnete alrededor de una mesa cubierta de papel de periódico y abre los humeantes cangrejos usando un martillo y tus propias manos. Baltimore también ofrece su cosecha de ostras en una amplia variedad de restaurantes y bares que preparan estas delicias.

Massachusetts tiene más de 2400 kilómetros de costa a lo largo del océano Atlántico, por lo que los pescados y mariscos frescos son un alimento esencial. En los locales de langosta esparcidos por el borde costero, prueba los sándwiches de langosta en pan de hot dog o la langosta bañada con mantequilla derretida.

No hay un sabor más icónico de Maine que la langosta, y el rollo de langosta es ideal para presentarla: un pan con mantequilla untada y langosta fresca encima, bañado con mantequilla y con un toque de mayonesa. Igualmente icónico es disfrutar esta delicia en una cabaña costera un día de verano. En todo el estado, las colas de langosta se sirven completas, o como el ingrediente principal en pastas, sopas y otros platos.

Nueva Inglaterra es perfecta para los amantes de los mariscos frescos. Esta región frondosa puede presumir 574 millas de costa atlántica, cinco de los seis estados de Nueva Inglaterra: Massachusetts, New Hampshire, Maine, Connecticut y Rhode Island están en el océano, lo que significa un sinfín de oportunidades para una cena de pescado.

La frescura del Pacífico

Descubre los destinos gastronómicos más icónicos de Estados Unidos

Las partes de Estados Unidos que se extienden por las aguas del Pacífico, las islas de Hawái; los tres territorios de Estados Unidos de Samoa Americana, Guam y las Islas Marianas del Norte, podrían ser las versiones más distantes del sueño americano, pero ofrecen comida tan tentadora como cualquiera encontrada en el continente, así como una gran cantidad de fascinantes sabores locales.

Hawái, por supuesto, es una especie de cruce internacional, y esto indudablemente tuvo un efecto en su cocina. Los visitantes pueden encontrar un cóctel de estilos americanos, chinos, japoneses y polinesios, especialmente en la capital del estado Honolulu, que tiene restaurantes a montones. No te puedes perder el famoso Poké, cubos de atún crudo, marinados en salsa de soya, aceite de sésamo, servidos con limu (tipo de alga marina hawaiana) y kukui nuts, nueces típicas de Hawái; el Lomi lomi, que es un salmón crudo con tomate y cebolla; el Opihi, que es un molusco pequeño que habita sólo en esta región y que suele servirse como primer plato acompañado de ensalada fresca.

Gracias el entorno marino, los mariscos son abundantes en todas las áreas del Pacífico estadounidense, y es fácil disfrutar de espléndidos pedazos de atún o pargo en restaurantes por toda la región. La fruta fresca (piña, papaya, mango) también se encuentra en excelente cantidad.

Separadas por sólo 100 millas, Guam y las Islas Marianas del Norte comparten la cultura indígena Chamorro que, en términos de cocina, significa recetas picantes que combinan pescado y arroz, y un amor goloso por los pudines. Más lejos, Samoa Americana tiene su propio estilo culinario y restaurantes tentadores en la capital Pago Pago.

Más de Capacitación Trade

Subir