Connect with us

6 motivos para comer en el restaurante La Rotonda

6 motivos para comer en el restaurante La Rotonda

Gastronomía

6 motivos para comer en el restaurante La Rotonda

6 motivos para comer en el restaurante La Rotonda

Ubicado en el hotel The Westin Palace, el restaurante La Rotonda ofrece un recorrido por momentos clave en la historia de España, mientras se disfruta su propuesta culinaria.

Te aseguramos que solo bastara con cruzar la puerta del restaurante La Rotonda, para que empieces a fantasear con sus otros años de bonanza. Y es que en este sitio pasaron algunos sucesos que marcaron la vida política, artística, social e intelectual de Madrid.

Toma nota de estos 6 motivos por los que en tu próxima visita a Madrid o cuándo recomiendes viajar a esta ciudad española, no puedes dejar de comer o recomendar visitar el restaurante La Rotonda.

6 motivos para comer en La Rotonda

1. Ubicación privilegiada

6 motivos para comer en el restaurante La Rotonda

El restaurante La Rotonda está situado en el famoso Paseo del Arte. Esta zona une los museos más importantes de Madrid: el Prado, el Reina Sofía y el Thyssen-Bornemisza.

Además, está a solo unos pasos de los monumentos más icónicos de la capital española. Sin duda, es uno de los mejores restaurantes donde comer en Madrid.

2. Su historia que conquista

6 motivos para comer en el restaurante La Rotonda

The Westin Palace, hotel donde se localiza el restaurante La Rotonda, a principios del siglo pasado, fuera el establecimiento hotelero más prestigioso no sólo de la capital española, sino de Europa.

Así que mientras disfrutas el desayuno o la comida, ambas opciones de cocina internacional, serás transportado a otras épocas.

Los comensales podrán por imaginar cuando aquel espacio fungió como quirófano durante la Guerra Civil.

Aquel acontecimiento, dicen fue posible, pues la intensa luz que penetraba por la cúpula permitía realizar operaciones aun cuando existía falta de suministro eléctrico.

También es posible fantasear con la idea de que este lugar está repleto de célebres personajes.

Sí, leíste bien. Tanto el hotel como el restaurante La Rotonda o el bar eran muy frecuentados por Ernest Hemingway, Jorge Luis Borges y Mario Vargas Llosa. También dicen que allí se alojaron, comieron y bebieron Octavio Paz, Michael Jackson, Sophia Loren e Igor Strawinsky.

Además de Carlos Gardel, Giuseppe Di Stefano, Carlos Fuentes, entre muchos otros personajes que pusieron en alto a su país.

Pero las cenas, rememoran las noches de baile de los años 20, a la que acudían, solamente, la sociedad más distinguida de Madrid.

3. La propuesta gastronómica del restaurante La Rotonda

6 motivos para comer en el restaurante La Rotonda

Mientras la imaginación transporta a los comensales por diferentes momentos de la historia española, la propuesta gastronomía del restaurante La Rotonda los sumerge por los sabores más auténticos de esta nación.

Dicen que allí se abre apetito con unas gambas blancas al ajillo o unas croquetas de jamón ibérico o quizás con unas alcachofas confitadas con jamón ibérico.

Las estrellas llegan con el plato fuerte. La merluza en caldo corto de lemon-gras o las vieiras a la plancha, servidas con arroz venere con tirabeques y mayonesa de kimuchi. Los que prefieren carne tienen el solomillo de cebón, foie-gras a la plancha.

4. Sabores que endulzan

6 motivos para comer en el restaurante La Rotonda

Los postres, también son una tentación, pero el Jardín del chef, que es chocolate en mousse y helado, con crema de plátano y flores de primavera, es sorprendente.

Otro de los imperdibles dulces del restaurante La Rotonda es la tarta de limón con merengue tostado.

Si quieres algo muy original está la sopa de fresas al perfume de vainilla, acompañada de helado de nata. Sin duda, uno de los postres más singulares que sirve el restaurante la Rotonda.

Claro que los que prefieren algo no tan dulce, tienen la opción de pedir una sinfonía de frutas de temporada.

5. El mejor brunch dominical se sirve en el restaurante La Rotonda

 

Los domingos, el restaurante La Rotonda se convierte en uno de los centros gastronómicos más visitados de Madrid.

Y es que ese día se sirve el singular brunch musical, también conocido como Opera & Brunch.

Ofrece más de 120 propuestas gastronómicas y una actuación de ópera en vivo.

6. El servicio es inigualable

Si bien, su arquitectura, historia y propuesta gastronómica caracterizan al restaurante La Rotonda, el servicio es su valor agregado.

El personal se encargará en todo momento de hacerte sentir como en casa.

Además, son expertos en la cocina del restaurante, por lo que al pedir alguna recomendación, seguro te sorprenderá.

Así una comida o cena en el restaurante La Rotonda garantiza un paseo por diferentes épocas de la vida social e intelectual de la capital española.

Si eres amante de la gastronomía, seguro te gustará saber cuáles son y dónde se encuentran los mejores lugares de tapas en Madrid.

Más de Gastronomía

Subir