Conectate con nosotros

Moles que todo mexicano que se respete debe de comer

Moles que todo mexicano debería de comer más de una vez

Gastronomía

Moles que todo mexicano que se respete debe de comer

Moles que todo mexicano que se respete debe de comer

¡Negarse al mole casi puede identificarse como una traición a la patria! Y aunque existen más de 50 formas de preparar este platillo mexicano hoy le dejamos los 10 meros moles de México para enchilarse rico y sabroso. Si eres un mexicano que se respeta, seguro ya probaste más de uno y varias veces.

¡El comal le dijo a la olla que el número uno de esta lista es el mole de olla!

1. El mole de olla es un caldo clásico hecho a base de chiles pasilla, guajillo y ancho, se elabora con carne de res y se le agregan verduras (calabaza, elote, zanahoria y papa). No olvidemos la ramita de epazote que es clave para este guiso,  y recuerde que a darle, que es mole de olla.

Estados: Tlaxcala, Zacatecas y Estado de México.

Y como fiesta sin comida, no es fiesta cumplida, en el número dos tenemos: El huaxmole

2. El huaxmole tiene una función ritual y se sirve sólo en algunas fiestas de la Mixteca y en algunas regiones poblanas, se prepara a base de carne de chivo, chile costeño y semillas de huaje, el sabor de la semilla es un poco fuerte y metálico, pero cambia cuando se cocina.

Estado: Puebla (Mixteca poblana)

No hay milpa sin Huitlacoche y así llegamos al número tres: El mole prieto

3. El mole prieto tlaxcalteca se hace a base de huitlacoche, masa de maíz, chiles guajillo, chipotle, ancho y pasilla, además se le agrega canela, clavo y laurel, y como la vida sin fiestas es como un largo camino sin posadas, este es un mole ligado a las festividades religiosas de la zona.

Estado: Tlaxcala

Y como esta no es “enchílame otra” en el número cuatro tenemos: El mole negro 

4. Este es el más difícil de preparar ya que lleva aproximadamente 34 ingredientes,se caracteriza por su color negro y su sabor ceniciento y ahumado, se prepara con chiles chilhuacle negro, mulato y pasilla, que le otorgan esa coloración tan característica, hojas de aguacate tostadas, cacahuates, nueces, cebollas, semillas de anís y chocolate, por que la vida sin chocolate no es vida.

Estado: Oaxaca

Cuando el chile es verde le ha de dar sabor al… mole, nuestro número cinco: El pipián verde

5. Verde que te quiero verde, este pipían se hace a base de la molienda de pepita de calabaza, tomate verde, hierba santa, chile serrano, ajo y cebolla, se acostumbra servir con pollo o carne de cerdo y en cuaresma se usa mucho para acompañar a los nopales con las tortitas de camarón.

Estados: Campeche, Oaxaca, Puebla, Guerrero y Jalisco.

Y para que no lo agarren con las manos en la masa en el número seis tenemos: El mole amarillo o de masa 

6. Este mole toma su nombre de los chiles con los que se prepara, chilhuacle amarillo, costeño y güero; también contiene jitomate, clavo, pimienta, comino y masa de maíz, pues el que siembra su maíz, que se coma su… mole.

Estado: Oaxaca

Y como al mejor cocinero se le va un jitomate entero, en el número siete tenemos: El Pipían rojo

7. El Pipían rojo es elaborado con jitomate, ajonjolí tostado, chile ancho, pimienta, clavo, canela, almendra, cacahuate, pasa, chocolate y como su nombre lo indica pepitas de calabaza las cuáles hacen que este platillo tenga una consistencia espesa y un sabor inigualable que deja a la lengua saltando como pepita en comal caliente.

Estado: Oaxaca e Hidalgo

Lo que se gana en la pasa, se pierde en la almendra, en el número ocho está: El mole almendrado

8. El Mole almendrado se hace a partir de la molienda de almendras, chiles ancho y guajillo, así que al hacer este almendrado poblano puede disfrutar mucho los sabores, pero sobre todo los olores al tostar y freír las especias, pero también cuando se sirve en olla de barro, es famoso por poseer un sabor dulzón y una textura suave.

Estado: Ciudad de México (San Predro Atocpan)

No tengo miedo al chile, aunque lo vea colorado, pues en el número nueve tenemos: El Mole coloradito

9. El Mole coloradito también creado en Oaxaca es de color rojo ladrillo intenso inconfundible, elaborado con chile ancho, canela, ajonjolí, orégano, ajo, chocolate y jitomate,  se sirve tradicionalmente sobre pollo o puerco, además el plato se acompaña con arroz blanco y tortillas de maíz hechas a mano, el mole que sobra se utiliza para preparar enchiladas al otro día.

Estado: Oaxaca

El ajonjolí de todos los moles: El mole poblano

10. ¡El Mole poblano mi mero mole! su salsa se elabora con cacao o chocolate de tablilla, chile ancho, mulato, pasilla y chipotle, se le agrega jitomate, almendras, plátano, nuez, pasas, ajonjolí, clavo, canela, perejil, pimienta, cebolla y ajo, en el pasado se preparaba con guajolote, pues guajolote que se sale del corral, termina en mole.

Estado: Puebla

¡Y recuerda que si comes mole y no te manchas, es que no lo has disfrutado!

 

Más de Gastronomía

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir