Connect with us

Deja la rutina y piérdete en los Pueblos Mágicos de Jalisco

5 Pueblos Mágicos de Jalisco y qué hacer en ellos

Pueblos mágicos

Deja la rutina y piérdete en los Pueblos Mágicos de Jalisco

Deja la rutina y piérdete en los Pueblos Mágicos de Jalisco

Si algo tiene Jalisco es magia. Pueblos, ciudades, playas, entornos naturales, mariachis, riquísima comida… ¡todo lo que necesitan para armar diferentes planes! Si tienen ganas de pueblear, entonces les compartimos una guía de los Pueblos Mágicos de la entidad, así como las cosas que no puedan dejar de hacer cuando estén allí:

1. Tequila

Abrazado por el paisaje agavero –reconocido como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO-, este poblado es un homenaje viviente a la bebida que lleva su nombre. Aquí descubran la Parroquia de Santiago Apóstol del siglo XVII, la Capilla del Señor de los Desamparados y la plaza central.

Una buena idea es tomar el tranvía turístico que los llevará a los sitios más interesantes, incluyendo las antiguas destilerías (con fantasmas incluidos) y Los Lavaderos, que son conocidos también como el “chismógrafo” de la ciudad.

Si quieren aprender todo acerca del tequila y su producción, les recomendamos una visita a Fábrica La Rojeña, que es la destilería de José Cuervo. Dentro se llevan a cabo interesantes recorridos por las instalaciones, al igual que catas y otros eventos.

Satisfagan su curiosidad por completo yendo al Museo Nacional del Tequila, y llénense de alegría líquida tomando un trago en alguna de sus tabernas, como La Capilla (pidan una famosa batanga, o sea un trago con tequila, limón y Coca-Cola). Para hospedarse recomendamos el Hotel Solar de las Ánimas, un concepto boutique ubicado en el centro del pueblo, con un rico restaurante llamado La Antigua Casona.

2. San Sebastián del Oeste

En la falda del cerro, entre la niebla, se descubre uno de los  Pueblos Mágicos. De casitas blancas con techos de teja y herencia minera, hoy San Sebas es sinónimo de tranquilidad y buen café.

Una vez en este pueblo (ubicado a 62 km de Puerto Vallarta) tienen que conocer el Museo Hacienda Jalisco, donde se exhiben fotografías, objetos y documentos y que, además, es una casa de huéspedes.

Otros de los puntos que no se pueden perder: la calle principal La Pareja, la Quinta Mary que conserva un huerto tradicional, el Panteón Antiguo, la Iglesia de San Sebastián y la Casa-Museo de doña Conchita Encarnación. Para comer, vayan a El Fortín, y para dormir, al Hotel Pabellón Mexicano.

3. Tapalpa

Este es uno de de los mejores Pueblos Mágicos. Es el sueño hecho realidad para todos aquellos que amamos los entornos boscosos. Esta población conserva sus tradiciones y costumbres, mientras que sus alrededores son perfectos para disfrutar de la adrenalina y el contacto directo con la naturaleza.

Cuando vayan a Tapalpa (a unas dos horas y media de Guadalajara) inicien el recorrido en la plaza principal, después vayan al Templo Viejo, con su Museo de Arte Sacro, y el Mercado del Artesano, donde podrán comprar suéteres –que seguro les vendrán bien por el clima de la sierra-, artesanías de papel malhecho, conservas y gorditas de nata.

Y a unos pasos están Las Piedrotas o Valle de los Enigmas, con varios atractivos naturales, paseos a caballo y tirolesas; también está Ekopark, con escalada y rappel, y la Presa Salto del Nogal, con una magnífica caída de agua. Este Pueblo Mágico es ideal para visitar en pareja y vivir unos días súper románticos.

¡Cuando fue la última vez que te diste un respiro! Vive Tapalpa. #tapalpa #tapalpeando #vivemexico #travelmexico #pueblomagico #haciendasycasonas

Una publicación compartida de Tapalpa, Jalisco (@tapalpajalisco) el

4. Mazamitla

Llegar a este pueblo es alejarse por completo de la ciudad y la rutina para internarse en un pueblito tradicional, rodeado de bosques y adornado por casitas blancas con ventanas y puertas de madera.

En el centro conozcan la Parroquia de San Cristóbal, el Mercado Municipal y el Centro Gastronómico y Artesanal. Pero aunque parezca un sitio completamente tranquilo, lo cierto es que sus alrededores tienen muchas sorpresas para los amantes de la aventura y el ecoturismo.

Si son unos de ellos, tomen los Sierra Tours Mazamitla, que los llevarán a rincones cercanos al pueblo. También vale la pena el Mercado Municipal La Zanja y la Cascada el Salto, sin duda el mejor lugar para ir acompañado de su amorcito.

En su visita no dejen de comer birria, “bote” (un caldillo tradicional hecho con pulque) y frijoles puercos, ¡quedarán más que satisfechos!

5. Lagos de Moreno

El Centro Histórico de esta población resguarda asombrosa arquitectura del siglo XVIII y XIX, razón por la cual es reconocido como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

El viaje debe empezar por la Plaza de los Constituyentes, con una enorme escultura de Diego Romero de Chávez, famoso en la historia local.

Después sigan hacia la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, que es una obra de arte del barroco; luego al Ex Convento de las Capuchinas, al Teatro José Rosas Moreno y al Museo de Arte Sacro. Para tener el estómago contento, esto es lo que tienen que comer: guacamayas (bolillo relleno de chicharrón, bañado en salsa), tepache y papas preparadas. Para dormir, el más bonito es La Casona de Teté, un antiguo hotel petit.

¿Qué opinas de estos Pueblos Mágicos?

¡Conoce más del hermoso Jalisco!

Más de Pueblos mágicos

Subir