Conectate con nosotros

Guía para ir con tus cuates a Huamantla, Tlaxcala

Huamantla, Tlaxcala: entérate de cómo llegar y qué ver

Pueblos mágicos

Guía para ir con tus cuates a Huamantla, Tlaxcala

Guía para ir con tus cuates a Huamantla, Tlaxcala

Escápate un fin de semana para conocer las tradiciones y saborear la gastronomía que el colorido Pueblo Mágico de Huamantla te ofrece en sus calles y recintos. Y de paso desviarte un poquito para conocer sus haciendas pulqueras en los alrededores de Huamantla y probar esta bebida de dioses.

Cómo llegar

Si viajas desde la ciudad de México, toma la autopista de cuota núm. 150 México-Puebla. Al llegar a San Martín Texmelucan sigue la autopista núm. 119 que conduce a la capital tlaxcalteca hasta llegar al libramiento de Apizaco. De aquí toma la carretera federal núm. 136 México-Veracruz, que lleva hasta Huamantla. Aproximadamente te haces dos horas de camino.

Si viajas en coche desde la ciudad de Tlaxcala, sigue la carretera 119 y sigue las mismas instrucciones, estarás ahí en 40 minutos.

Qué debes probar en Huamantla

Un viajero con el estomago vacío es un viajero incomprendido, por eso te recomendamos que llegando a Huamantla pierdas el ayuno en el mercado municipal de la ciudad, donde encontrarás barbacoa de hoyo calientita, mixiotes y memelitas. Si el hambre es canija algunos restaurantes y fondas cerca del centro ofrecen mole de guajolote y pollo estilo Tocatlán muy tradicional en esta región. Además las calles son un paseo gastronómico pues hay puestecitos donde encontrarás platillos de origen prehispánico como chinicluiles, escamoles, chapulines y con suerte hasta hueveras de mosco. Te paso el link de las recomendaciones de viajeros para entrarle a la comedera.

Para empaparte en sus tradiciones

Hay tres museos que describen la vida de Huamantla:

-El primero de ellos es la tradición de los títeres en el MUNATI que rinde culto a la memoria de la familia Rosete Aranda, fundadores de la compañía de títeres más exitosas en México en el siglo XIX. En el Museo Nacional del Títere (ese es su nombre completo) encontrarás marionetas de varias compañías y países que han dado la vuelta al mundo y se han presentado ante cientos de niños. Hay domingos que tienen funciones para toda la familia, pero si te quedaste con ganas de más, no te pierdas el Festival Internacional de Títeres que se celebra cada año en octubre.

-Como sabrás todo el estado de Tlaxcala tiene una gran tradición cuando de toros y toreros se trata. El Museo Taurino es un espacio en memoria de la Fiesta Brava, donde hallarás una galería de toreros de diferentes épocas, maquetas de Plazas de México, carteles, noticias de periódicos que publicaron tardes de triunfos, trajes de torero, cabezas de toros y un mural dedicado a la tauromaquía. No te pierdas la “Huamantlada” en agosto donde se representa esta tradición en toda la Ciudad.

-Por último, para conocer la historia de Huamantla visita el Museo de la Ciudad, que se ubica en el Palacio de Gobierno, este espacio en tiempos de la colonia fue una troje del convento franciscano, con gruesos muros y grandes arcos que ahora resguardan los recuerdos del pueblo de Huamantla, desde piezas prehispánicas hasta retratos y trofeos que se han ganado a través del tiempo en la Ciudad.

Infórmate de los horarios y la ubicación de estos museos en la página oficial de turismo Tlaxcala.

Huamantla, Tlaxcala: entérate de cómo llegar y qué ver

Conoce sus recintos religiosos

La primera parada es en la Parroquia de San Luis Obispo, en su interior hay un bello retablo del siglo XVII, tallado en madera y laminado en oro que tiene la rara característica de ser asimétrico y que por cierto ha puesto en un dilema a los curadores que han estado trabajando en su restauración.

En el Convento Franciscano, resalta su torre tallada en piedra, su piso de madera y la imagen del Cristo Negro venerada por lugareños y peregrinos que vienen a pedirle algún favor. Esta imagen sale a recorrer las calles adornadas de tapetes de aserrín el 31 de diciembre, por si te animas a darte una vuelta a Huamantla el fin de año.

La Iglesia de la Virgen de la Caridad es una visita obligada. Sobre todo si vas el 14 de agosto a la tan conocida “Noche que nadie duerme”. La mayor celebración de Huamantla. Donde los pisos se pintan de colores para mostrar escenas religiosas, flores y tradiciones.

Entra a Travel Report para saber más de Tlaxcala.

Échate un pulque en alguna de sus haciendas

Las haciendas pulqueras que se encuentran alrededor de Huamantla pueden ser tu última parada. Es un lugar mágico donde pasar la noche:

La Hacienda Tenexac, te resultará familiar pues ha sido set de filmación para varias películas. Además, tiene una reserva ecológica de 485 hectáreas. Aquí puedes montar a caballo o si eres más aventurero realizar kayak o rappel en sus precipicios.

Dicen que el mejor pulque de Tlaxcala está en la Hacienda  Soltepec. Y eso es un buen motivo para venir a comprobarlo. Pues se dice que el pulque posee la “semilla”, un aguamiel tan puro que se fermenta por sí solo. ¿Cómo ves? Aprovecha también para probar los curados, mientras disfrutas de la belleza de este lugar.

La Hacienda Santa Bárbara es para llenar tus pulmones de aire puro, pues se encuentra en las faldas del volcán La Malinche. Has un poco de ejercicio subiendo al volcán y maravíllate con su vista. Si estás muy cansado por la subida, relájate en el temazcal. Y como seguro después de este baño de vapor prehispánico te dará sueño. Quédate a dormir para muy temprano volar en un globo aerostático.

Visita la página Oficial de Turismo Tlaxcala para preparar tu viaje a Huamantla y a todo el Estado de Tlaxcala.

¿Irás a Huamantla?

Más de Pueblos mágicos

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir