Conectate con nosotros

¡No hay imposibles! Viaja en silla de ruedas

Viajar en silla de ruedas: consejos para ir en avión

Nacionales

¡No hay imposibles! Viaja en silla de ruedas

¡No hay imposibles! Viaja en silla de ruedas

Si tienes alguna discapacidad motriz y has viajado en avión, seguro te encontraste con una serie de dificultades que ni te imaginabas, desde tener que documentar tu silla de ruedas hasta desarmarla, o algunas deficiencias con las aerolíneas que no cumplieron con el servicio que prometían. Hoy te diremos todo lo que hay que considerar al viajar en avión con una silla de ruedas.

La parte oficial

¿Sabías que existe una normativa internacional sobre transporte de personas con movilidad reducida? Esta se encarga de que sean atendidas las necesidades de cada persona, pues es responsabilidad de las compañías aéreas y de los aeropuertos, buscar opciones operativas para mejorar el acceso y las facilidades en los aviones de todos los tamaños, proporcionando a bordo, cuando el espacio lo permita, instalaciones adaptadas para facilitar la autonomía de las personas con alguna discapacidad dentro de los límites sanitarios y de seguridad.

Preocupaciones

  • Si estas preocupado por tu silla de ruedas, debes saber que las aerolíneas tienen que tomar las mejores medidas para evitar la pérdida o el deterioro de los objetos que faciliten tu movilidad. Si tu silla llegara a sufrir algún deterioro o se pierde durante el viaje, las compañías aéreas deberán buscar la manera de satisfacer tus necesidades individuales de movilidad.
  • Aeroméxico, Interjet y Aeromar te facilitan servicios especiales a través de su página web, pero es más seguro si te comunicas vía telefónica, para que conozcan detalladamente tus necesidades y así facilitar tu movilidad el día de tu vuelo. Además estás aerolíneas ofrecen oxígeno suplementario en caso de ser necesario, pero ojo por que este sí puede tener algún cargo en el costo de tu boleto.
  • Documentar tu silla de ruedas no tiene ningún costo extra y no cuenta en el peso límite de documentación. Air France y American Airlines por ejemplo, te permite llevar hasta dos sillas de ruedas o equipos de movilidad personal manuales o eléctricos, siempre con previo aviso en tu reserva. Algunas sillas podrán ir en cabina, junto a tu asiento si cumplen con las dimensiones y peso requeridos dependiendo el tipo de avión y las políticas de cada aerolínea.
  • Siempre dejarán que abordes primero al avión y para tu mayor comodidad, que desembarques al final.

Los contratiempos reales

Aunque deberían avisarte el día que haces tu reservación de lo que necesitas y el procedimiento que tienes que llevar a  cabo en el aeropuerto, algunos de los contratiempos que debes tener en cuenta son:

  • Es muy probable que tu silla tenga que ser documentada, muy pocas en realidad son las que se pueden subir en cabina, y en algunas situaciones hasta debe ser desarmada. Así que ve bien preparado y con tiempo extra para cualquier situación, ya que si tu silla es desmontada, a veces hasta un instructivo de armado tienes que dejarle al personal que por supuesto, te auxiliará en todo momento.
  • Si eres corpulento o necesitas más espacio, avisa con tiempo pues las sillas de cortesía suelen tener capacidad máxima de 100 kilos.
  • Recuerda que no todas las clases de boletos podrán ofrecerte el nivel de servicio que necesitas. Por ejemplo, si requieres más espacio entre butacas, algunas tarifas económicas no te las podrán ofrecer.
  • Hay un número determinado de personas con movilidad reducida que pueden viajar en un avión, esta limitación está en función del tamaño de la aeronave y del nivel del servicio que solicites. Haciendo la reserva con anticipación, puedes estar seguro de que tu lugar está más que reservado. Pero si decides cancelar tu reserva por cualquier situación, comunícate lo antes posible con tu aerolínea, para que otra persona con discapacidad puede ocupar esa plaza.

Las sorpresas de todos los días

Aunque queramos tener todo controlado hay situaciones que siempre podrán pasar:

  • Las aerolíneas te advierten por todos lados, que avises con 48 horas antes de tu vuelo la ayuda que requieres, el problema es que hay viajes, sobre todo si son médicos, donde no es posible avisar con tal anticipación, y aunque la aerolínea te debe apoyar en todo, lo más probable es que no esté lo suficientemente preparada o que en algún punto alguien no sepa de tu llegada.
  • También ha habido casos, en que la silla de cortesía no llega, imagínate en una conexión dónde hay poco tiempo para trasladarte, lo que debería pasar es que el avión no despegue hasta que no te hayan ayudado a transbordar, pero si no vas acompañado y no hay a quién informarle, será un gran problema del cuál debes quejarte.
  • Es posible que algunos aeropuertos no dispongan de los medios de manipulación de carga necesarios para el embarque o desembarque.  Además, el tamaño de algunos aviones, no permite transportar ciertos equipos pesados o de gran volumen. Pero en los casos en que no sea posible una ruta directa para una persona con movilidad reducida, las compañías aéreas deberán proponerte una alternativa aceptable.

Ahora que ya conocimos algunos bemoles de viajar en avión con discapacidad motriz, que te parece si enlistamos una serie de pasos para antes, durante y después del vuelo:

Antes del vuelo (Al reservar tu viaje)

Lo más importante y antes de cualquier cosa, comunícate con la aerolínea o agencia de viajes, para informarle el tipo de discapacidad y la ayuda que requieres, por lo menos con 7 días de anticipación o 48 horas antes de tu vuelo, mientras más pronto avises de tus requerimientos, podrás asegurarte que la asistencia que precisas estará disponible.

Preguntas que debes hacerte si vas en silla de ruedas

Ten a la mano toda la información acerca de tu discapacidad y la silla de ruedas que vas a transportar, las preguntas más importantes que requiere conocer la aerolínea son:

  • ¿Qué tipo de discapacidad padeces?
  • ¿Puedes caminar por el terminal del aeropuerto hasta el avión o necesitas siempre de la silla de ruedas?
  • ¿Si necesita una silla de ruedas para desplazarte en el aeropuerto o utilizarás tu propia silla?
  • ¿Con qué tipo de silla de ruedas viajarás? Dimensiones, peso, diámetro de las ruedas y si es plegable o no.
  • En caso de ser eléctrica ¿Qué tipo de batería usa? la solicitud podría denegarse si las características de las baterías de la silla no permiten transportarla con toda seguridad, por ejemplo si son pilas líquidas.
  • ¿Necesita que la compañía aérea te facilite una persona para desplazar su silla de ruedas?
  • ¿Puedes subir y bajar las escaleras del avión o necesitas ayuda para embarcar y desembarcar?.
  • ¿Puede trasladarse desde una silla de ruedas al asiento de la aeronave sin ayuda?
  • ¿Puede caminar dentro de la aeronave o necesita utilizar una silla de ruedas de cabina?
  • ¿Qué clase de asistencia necesitará, si es que la necesita, durante el vuelo?
  • ¿Llevas contigo algún equipo médico? Y si padeces alguna otra enfermedad.
  • Preguntar que tipo de asiento te pueden asignar para que tu traslado sea más fácil y cómodo.

Además deberás preguntar si la compañía aérea te facilitará un baño accesible con silla de ruedas.

Agencia de viajes

Las preguntas que te haga tu agencia de viajes o aerolínea, te pueden parecer un poco indiscretas, pero son necesarias para asegurarse de que recibes el tipo de servicio que requieres. Cuantos más detalles puedas compartir sobre tus necesidades de viaje, mejor podrán asistirte. Al final comprueba que han recogido toda la información y asegúrate que la asistencia solicitada está anotada en tu reserva.

El personal de las aerolíneas tiene la obligación de ayudarte en los traslados, pero no se hacen responsables de cargarte de tu silla al asiento, ayudarte con la comida ni en el sanitario. En este caso deberás viajar acompañado, sin embargo lo más importante es que sepas que si la aerolínea está bien informada de la ayuda que requieres y al mismo tiempo conozcas los servicios que te ofrecen.

Viajar en silla de ruedas: consejos para ir en avión

Al llegar al aeropuerto

-Llega con tiempo el día de tu viaje. Te recomendamos que documentes tu silla, y pidas una en el aeropuerto o aerolínea para moverte, es más fácil usar una de la compañía o aeropuerto pues ellos te auxiliarán en los traslados y sobre todo en las conexiones largas.

-Te recomendamos conservar en tu equipaje de mano todos los artículos que podrían extraviarse: cojín, antiescaras, reposapiés, amovibles, etcétera. Siempre que pueda almacenarse en los espacios aprobados y destinados por las autoridades aeronáuticas.

-Antes de abordar asegúrate de que tienes toda tu medicación necesaria en tu equipaje de mano y comprueba que dispones de la cantidad suficiente en caso de retraso. Recuerda también, dar aviso a tu compañía en el aeropuerto de destino, para que tengan previsto tú recepción y no te hagan esperan innecesariamente.

A bordo

-Al subir al avión, la aerolínea durante el abordaje deberá advertirá el tiempo que resta para abordar, avisar al personal de aeropuerto, para tu traslado a la puerta de embarque y ayudarte hasta tu asiento si así lo requieres.

-En algunas aerolíneas como American Airlines e Iberia te brindarán la opción de sentarte en el asiento del pasillo  pero si requieres de un asiento especial deberás pedirlo en tu reservación.

-En caso de que requieras una silla de ruedas a bordo de la aeronave, deberás haberla solicitado al hacer la reserva. Ya que su disponibilidad es limitada. Ésta es especialmente adaptada para circular por los pasillos del avión y acceder a los baños durante el vuelo.

-Si utilizas un cojín de aire, deberás desinflarlo un poco antes de que el avión se eleve, ya que la diferencia de presión en la nave hará que reviente por sobre-hinchamiento.

-Finalmente, da aviso a tu compañía en el aeropuerto de destino, para que tengan previsto tú recepción y no te hagan esperar innecesariamente.

-A veces se utilizan escaleras en lugar de puentes de embarque para abordar. Si no puede subir o bajar escalones, avísele a un representante para que te brinden un método de embarque alternativo.

Al final del viaje

Si la compañía aérea cubre todas tus necesidades, de acuerdo con tu reserva, tu viaje será tan confortable como el de cualquier otra persona. Pero si has tenido algún problema con la disponibilidad del equipo que la aerolínea te prometió o con el personal, en algún punto del viaje, quéjate de inmediato con la Compañía con la que volaste o directamente en las Reclamaciones del Aeropuerto.

Viajar con una discapacidad motriz en avión no es tan difícil como parece. Recuerda que si la compañía aérea está bien informada de la ayuda que requieres y al mismo tiempo tú de los servicios que ofrece tu aerolínea no deberás tener ningún problema.

¡Conoce más consejos en Travel Report!

Más de Nacionales

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir