Connect with us

¿Qué hacer en Cuetzalan, Puebla?

¿Qué hacer en Cuetzalan, Puebla?

¿Qué hacer en Cuetzalan, Puebla?

Desde que Cuetzalan, Puebla fue declarado Pueblo Mágico en 2002, comenzó a ser más visitado por viajeros de México que se preguntaban qué hacer en Cuetzalan. Sin importar las casi 4 horas de camino que hay que recorrer desde la capital poblana y las 6 horas desde la Ciudad de México si vas en autobús. Una vez ahí, se tiene la certeza que la espera ha valido la pena, al encontrarse con callejones empedrados por los que caminan descalzos hombres y mujeres con vestimentas tradicionales y hablando en lengua náhuatl, con los paisajes naturales embellecidos por la neblina, con la plaza principal en la que abunda la comercialización de artesanías, o con el sabor del café con canela endulzado con miel, productos locales que pueden ser descubiertos desde su origen, gracias al turismo rural que se desarrolla en la región.

¿Qué hacer en Cuetzalan?

  • Practicar Turismo Rural, que consiste en actividades agropecuarias propias de zonas rurales, con la posibilidad de pernoctar en comunidades indígenas, compartiendo los alimentos y estilo de vida de sus familias es uno de los imperdibles si te preguntas qué hacer en Cuetzalan, Puebla.
  • Retratar la Iglesia de San Francisco desde todos sus ángulos, su arquitectura del es impresionante. Si tienes suerte, podrás presenciar en el atrio el rito de los voladores, declarado en 2009 Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.
  • Comprar un huipil, una blusa bordada o un deshilado del pueblo de SanAndrés, ubicado a unos 10 minutos de Cuetzalan. Puedes observar la elaboración de estas artesanías. Procura no regatear su costo.
  • También puedes encontrar variedad de compras bonitas en el Mercado de Artesanías Matachiuj o en el popular tianguis de los domingos, donde algunos locales aún practican el trueque.
  • Visitar el Santuario de nuestra Señora de Guadalupe, mejor conocido como la “Iglesia de los jarritos”, debido a la cantidad de jarros de barro que adornan sus torres. Se encuentra al final del camino del panteón y es otro imperdible para quienes se preguntan qué hacer en Cuetzalan.
  • Tomar un baño de temazcal con masaje incluido. El spa de Tosepan Kali que es bastante cómodo. Si eres más rudo y no te deshacen las temperaturas muy altas, acude con “Doña Mica”, la curandera de San Andrés, o a la cooperativa de mujeres indígenas “Taselotzin”. Te envolverán como taco entre cobijas hasta que sudes más que nunca en tu vida. Se vale pedir que te hagan una limpia.
  • Platicar con los oriundos de Cuetzalan, todos ellos conocen historias místicas, leyendas fantásticas y relatos que evocan magia y tradición, difíciles de olvidar.

¿Qué y dónde comer en Cuetzalan?

Si te preguntas qué hacer en Cuetzalan, no te vayas sin probar el café, los tamales de quelite, los frijoles con xocoyoli, la cecina con tlayoyos, el atole de polen y el yolixpa, un aguardiente hecho a base de hierbas, digestivo si te sirves una copa, pero muy bravo a partir de tres. Los platillos más tradicionales se sirven en restaurantes como Los Cafetales, Yoloxochitl, El Portal, La Terraza y para la noche, el ambiente se torna agradable en la Peña Los Jarritos.

¿Cuándo ir a Cuetzalan? 

Si quieres apreciar las tradiciones indígenas más arraigadas de Cuetzalan, visita el pueblo durante la Feria del Huipil  que se realiza el 4 de octubre o durante la Fiesta de San Miguel Tzinacapan, a finales de septiembre.

Tips para ir a Cuetzalan

  • En Cuetzalan el clima es cálido húmedo. Regularmente llueve por las tardes y noches. La neblina es común e intensa. No escatimes en llevar ropa abrigadora y calzado antiderrapante, porque las caídas están buenas por las piedras resbalosas en caminos empinados.
  • Ten presente que el pueblo no cuenta con bancos, solamente hay cajeros automáticos en la planta baja de la Presidencia Municipal.

Hospedaje en Cuetzalan

Intenta dormir una noche en un hotel pintoresco en el centro del pueblo y otra en una cueva. La cooperativa Tosepan Kali ofrece la estancia en sus “cuevañas”, para las que se adaptó el relieve de las rocas y las raíces en un entorno natural incomparable al pie del rio Cuichat que es iluminado por antorchas y ambientado por el sonido de la caída de una cascada que se percibe en la ventana. Incluyen alimentos y recorridos personalizados.

 

Más de México

 

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir