Connect with us

Protocolo en la mesa. Evita hacer el oso en un restaurante de lujo

Gastronomía

Protocolo en la mesa. Evita hacer el oso en un restaurante de lujo

Protocolo en la mesa. Evita hacer el oso en un restaurante de lujo

El protocolo en la mesa es todo un arte. Y no es el mismo para una comida casual y entre amigos en tu casa que el que debe seguirse en un restaurante de lujo o con estrellas Michelin.

Y sí, puede parecerte un tema aburrido de leer, pero es un básico si no sueles frecuentar este tipo de restaurantes o es tu primera vez.

Pero vamos a hacerlo ligero a través de 20 consejos básicos de protocolo en la mesa para evitar hacer el oso en tu próxima visita a un restaurante de lujo.

Protocolo en la mesa

20 consejos rapiditos de Protocolo en la mesa

Lo primero, a tu llegada al restaurante

El protocolo en la mesa debe estar presente desde antes de iniciar a comer, aquí hay dos reglas esenciales.

1.La servilleta

Debes colocarla en tu regazo desde que te sientas en la mesa y ésta debe cubrir ambas piernas. Si te vas a
levantar unos momentos,  déjala a la izquierda del plato o sobre el respaldo de la silla.

Al finalizar la comida cena,la servilleta se deja sobre la mesa del lado derecho, por favor no la vuelvas a doblar.

2. ¿Quién da la pauta de inicio?

Aunque te hayan servido primero, para el protocolo en la mesa está mal visto que siquiera pruebes tu platillo.

Es quien te invitó al restaurante quien da la pauta para comenzar a comer, ya sea tomando los cubiertos, colocándose la servilleta o diciendo “buen provecho”.

Protocolo en la mesa

Algo importante, el trato con el personal de servicio

3. El contacto con el personal de servicio, meseros y garroteros

Algo que te queda cool respecto a tu trato con los meseros es preguntar de inicio su nombre y llamarlos así en adelante, así hasta te evitas el simpático “Oiga joven”.

No es algo que esté peleado con el protocolo en la mesa pero si no te sientes en confianza, háblale de “usted”.

Jamás llames a un mesero a gritos y mucho menos, lo pongas en evidencia en voz alta si tiene algún error, te agradecerá que se lo comentes en voz baja y de manera personal y amable.

No está de más decirte que tronar los dedos o la boca o tintinear la copa con un cubierto está totalmente fuera del protocolo en la mesa.

4. La propina

Si, se que no hemos comenzado ni a comer pero la propina entra en el rubro del trato con los meseros.

Aunque la Ley Federal de Protección al Consumidor indica que en México la propina no es obligatoria, sí es un gesto de agradecimiento al trabajo del personal.

Protocolo en la mesa

Los cubiertos, un tema aparte del protocolo en la mesa

5. ¿Demasiados cubiertos?

Nunca vas a tener más cubiertos en la mesa de los que debes utilizar así que párale a la angustia. Empieza por los cubiertos de la parte exterior y ve tomando los demás con cada plato que se sirva.

Es decir, el tenedor que está más lejos del plato será el primero que uses.

6. Cómo se toman los cubiertos

Esta regla del protocolo en la mesa puede parecer obvia, pero aquí va por si las flies.

Los cubiertos se toman con los dedos pulgar, índice y corazón y desde la parte superior del mango, donde se apoya la palma de la mano, alejándonos de los dientes del tenedor, la hoja de cuchillo y la cuenca de la cuchara.

Protocolo en la mesa

7. ¿Dónde se sueltan los cubiertos?

Mientras estás degustando la comida, lo mejor es mantener los cubiertos en tus manos, ya que, una vez que los tomas para iniciar a comer, no es correcto que toquen el mantel por completo.

Según el protocolo de la mesa, si haces una pausa y requieres soltarlos, debes colocarlos en el plato, formando un ángulo de unos 45º con el vértice en el centro del plato.

Ojo, el tenedor va con las puntas hacia abajo y el cuchillo con filo hacia adentro.

8. Los cubiertos del postre

Hay restaurantes en los que colocan dos cubiertos para el postre y en muchos, suelen acomodarlos en tu mesa al retirar el tercer tiempo.

Los cubiertos de postre van en la parte superior del plato. Si ves un tenedor y una cucharita, se debe a que tu postre tiene almíbar.

La cucharita se usa para depositar sobre el postre el almíbar o salsita y el tenedor, para llevarlo a la boca. Por supuesto, hay que evitar comerse el almíbar a cucharazos, aunque sean pequeños.

9. Al terminar de comer

Para indicar al mesero que no seguirás comiendo ese tiempo del menú, debes colocar los cubiertos hacia arriba del plato y de forma paralela; el tenedor va con los dientes hacia arriba y el cuchillo con el filo hacia dentro.

Protocolo en la mesa

Durante la comida o cena

10. Lo que no va

No está de mas mencionar alguna actitudes que no van en la mesa, independientemente de si estás consumiendo alimentos, esperándolos o en la sobremesa.

Evita maquillarte, peinarte, ponerte perfume o utilizar palillos en la mesa. Todo eso, si es necesario, puedes hacerlo en el sanitario.

11. Ese telefonito

El uso de los teléfonos celulares también tiene su protocolo en la mesa.

Si recibes una llamada telefónica que debes contestar, pide a tu interlocutor en voz baja que te llame después.

Si se trata de un tema importante, pide disculpas a la mesa y retírate un poco para poder hablar.

12. Por fin, ¿Dónde van los codos?

El tema de recargar los codos en la mesa suele causar confusión. Se dice que no es correcto posar los codos en la mesa pero depende del momento.

Es decir, no está mal visto recargar los codos en la mesa antes de empezar a comer, entre platos o durante la sobremesa.

13. Los platos

Evita manipular los platos en lo posible, es decir, no empujes los platos cuando termines algún tiempo de la cena o comida, tampoco los apiles con otros platos ni deposites ahí las servilletas sucias o migajas de pan que se hayan caído en el mantel.

Si quieres que retiren un plato de tu mesa, solicítalo al mesero. Y cuando estés satisfecho, aun que aún haya comida en tu plato, coloca tu tenedor y cuchillo en la posición del reloj como si fueran las cuatro pm.

El tenedor va boca abajo y el cuchillo a su derecha, mirando hacia el tenedor, el filo va hacia adentro del plato y nunca sobre alimentos.

Protocolo en la mesa

14. Al cortar la carne

Este es uno de los temas que puede ocasionarte un verdadero oso en el protocolo en la mesa.

En caso de que estés comiendo algún corte de carne, velo cortando bocado a bocado. Si lo cortas todo antes de comenzar a comerla, darás una imagen pésima.

Lo correcto, es colocar el tenedor en la mano izquierda y el cuchillo a la derecha, pero a los zurdos, esa regla se nos perdona o nos la perdonamos.

Sin embargo, en niños pequeños, no está mal visto cortar la carne en su totalidad para facilitarles su consumo.

14. No se vale sopear

Esta es otra de las importantes reglas de protocolo en la mesa. Por más que te haya gustado un platillo, sólo está permitido saborear la salsa con un trozo de pan dos veces.

15. Tampoco, soplarle a la sopa o al café

Nunca, nunca trates de enfriar una sopa o una bebida caliente soplando encima de ésta. Te toca esperar a que se enfríe o moverla dis-cre-ta-me-te con una cuchara.

Protocolo en la mesa

16. Platos al centro de la mesa para compartir

Cada vez es más común que los comensales pidan entradas al centro de la mesa para compartir y aun en un restaurante elegante no es mal visto.

Solo que, si vas a compartir comida o el postre, utiliza un plato nuevo, no el tuyo o pide al mesero platos extra para compartir.

17. Tómate tu tiempo, pero no exageres

Ponte un equilibrio en tu velocidad al comer en un restaurante de lujo. Si comes demasiado rápido y terminas mucho antes que el resto de los comensales de tu mesa te darás a notar.

Y lo mismo sucederá si comes demasiado lento, además, los demás se verán obligados a esperarte.

18. El asunto del pan, su protocolo en la mesa es más sencillo de lo que parece

El pan es otro asunto que puede confundirte en el protocolo en la mesa. El plato del pan que te corresponde se encuentra a tu izquierda. Fin.

Bueno, sí hay que decir que solo debes cortar el trozo de pan que vas a comerte y que no estás en casa de tu abuelita para sopearlo con tu café.

Ah, el pan no se corta con cuchillo, justo, su cuchillo no tiene filo porque solo es para la mantequilla, ¿qué pasó?.

19. La sal

La sal cubre dos temas importantes del protocolo en la mesa.

El primero es el del sabor. Es pésimo hábito agregar a los alimentos que no has probado. Y si ya los probaste, solo solicita la sal o usa el salero en caso de que no te guste el platillo, es de al gusto agregar sal a la comida en un restaurante elegante.

Por otro lado está el tema de la superstición. Si por alguna razón caen granos de sal a tu mesa, evita tomarlos con la mano y lanzarlos por detrás de tu hombro. No dedicaré tiempo a explicar por qué es de mal gusto.

Y otro, es el tema de pasar la sal. El hecho de no pasar la sal a otra persona de mano en mano es también una superstición. Así que, su te piden que les pases la sal, no la dejes en la mesa, ponla en su mano, a menos que esa persona indique lo contrario.

Protocolo en la mesa

Y ahora, el vino y su protocolo en la mesa

20. Las copas

Generalmente encontrarás tres copas en tu mesa, una es para el vino tinto, otra para el blanco y la más grande es para el agua, es la primera copa que se sirve y la última que se retira de la mesa.

Puede haber una copa delgada detrás de la del agua, lo significa que después de la cena se servirá champagne.

Aunque lo veas en las películas, no levantes el meñique u otro dedo al levantar la copa, este no es un gesto  elegante.

Ahora estás listo (a) para ir a un restaurante lujoso y aplicar todo lo que aprendiste en este post sobre el protocolo en la mesa.

Más de Gastronomía

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir