Conectate con nosotros

De viajeros supersticiosos todos tenemos un poco

Internacional

De viajeros supersticiosos todos tenemos un poco

De viajeros supersticiosos todos tenemos un poco

Las supersticiones están arraigadas en la vida cotidiana pero también en los viajes. Van desde galletas chinas de la suerte, gatitos de la fortuna japoneses, elefantes hindúes, hasta atrapasueños de comunidades ojibwas. ¿Disparates, símbolos de fe, amuletos? Muchos viajeros cargamos con alguno, sin cuestionar si tienen base científica.

Estamos naturalmente acostumbrados a relacionar causas y efectos. Si en un viaje enfermamos del estómago, se lo atribuimos a los platos exóticos condimentados del día anterior, si regresamos resfriados, pensamos que fue cambio de clima, pero no falta el católico que se encomienda a San Cristóbal, “el santo patrono de los viajeros” antes de partir a algún destino  o el pilotos que carga con una piedra turquesa para tener vuelos seguros.

Viajeros supersticiosos

Algunas de nuestras costumbres al viajar están relacionadas con ideas supersticiosas, pero gracias a las arraigadas costumbres ni siquiera nos damos cuenta. Por ejemplo:

Al brindar con vino

Durante la Edad Media era común morir envenenado. Al chocar las copas, el líquido de una salpicaba a la otra y así se garantizaba la confianza. También se dice que el golpear las copas antes de beber, espanta a los malos espíritus y evita que entren almomento de abrir la boca.

La habitación del hotel

Si te das cuenta, muchos hoteles no cuentan con el piso 13. Fíjate en el elevador la próxima vez.Algunos quitaron ese piso a causa de la constante negación de los mismos huéspedes a quedarse en una habitación “de la mala suerte”.

De la fila 12 a la 14

Hace algunos años, el sitio seatguru.com encontró que de 102 aerolíneas, 25 no tienen la fila 13 en sus aviones, algunas de estas tampoco usan el 13 en sus números de vuelo.

“Jesús te ayude, y un gato te despanzurre”

Cuando alguien estornuda, es de buena educación desearle salud en muchos países. Losfranceses dicen à tes souhaites, los ingleses bless you, los brasileños saúde y los alemanes gesundheit. Desde tiempos bíblicos se creía que el estornudo era señal de mal agüero y presagio de muerte. Por eso se le desea salud a quien estornuda (y no muere).

Candados del amor

En famosos puentes de ciudades de todo el mundo puedes unirte a la tradición de colocar tu candado. Este traerá alguna frase de amor escrita o las iniciales tuya y de tu pareja. La llave se tira al río con la idea de que el amor perdure “eternamente”.

Toqueteando al toro

Si quieres dinero, debes tocarle los cuernos al Toro de Wall Street, ubicado en Nueva York. Si buscas la buena suerte deberás tocar sus testículos o su hocico.

Más de Internacional

Subir