Connect with us

5 panes regionales de México que tienes que probar

5 Panes regionales de México

Gastronomía

5 panes regionales de México que tienes que probar

5 panes regionales de México que tienes que probar

Hay todo tipo de panes, desde yema sopeado con chocolatito, cemitas poblanas, birotes, acambaritas. Te diremos dónde comprar los mejores:

El mejor olor es el del pan y en México lo sabemos

Ya sea para desayunar con café, para acompañar los sagrados alimentos a falta de tortilla, para el dulce postre o para cenar sopeado con leche, el pan de cada día para los mexicanos es muy importante. El pan de trigo es herencia de culturas milenarias como la de los egipcios, que comenzaron a prepararlo hace casi 2700 años antes de nuestra era, a América llegó con los conquistadores españoles, aunque en esta región ya se preparaban panecillos de maíz.

De acuerdo con la CANAINPA (Cámara Nacional de la Industria Panificadora), hay registradas 750 variedades de pan en México, aunque se estima que en realidad hay más de 2000 por las variaciones e invenciones de cada región: cocoles, conchas, campechanas, orejas, monjas, corbatas, hojaldras, gendarmes, donas, mantecadas, pata de mula,  peines, magdalenas, pambazos…  Y como no pues los mexicanos bien sabemos que las penas con pan son buenas.

El que hambre tiene, en pan piensa

Cada poblado adapto sus ingredientes, costumbres y tradiciones de la región a la panadería, es por eso que hay variaciones entre sabores, recetas e historias. Y como pues a buen hambre, no hay mal pan cada lugar se a encargado de preparar en su horno un pan que los identifica. Vamos a ver 5 ejemplos de algunos estados que  se distinguen por sus panes regionales:

Oaxaca, Donde hubo pan, migajas quedan

Pan de Yema

pan de yema

Sopeado en un chocolatito de agua, este pan es redondo mediano y de color dorado,  tiene algunas semillas de ajonjolí encima y se come frío en el desayuno o la merinda. Se prepara con harina, huevos, canela y azúcar.

En la Ciudad de Oaxaca el pan de yema se vende como pan caliente, y lo puedes encontrar en los mercados 20 de noviembre y Benito Juárez. Además lo venden por pieza, acompañada de una bebida en la famosas chocolaterías Mayordomo y Soledad.

Puebla, A falta de pan, buenas son las semitas

Cemitas

cemita

Puebla adoptó las cemitas y las hizo parte de su gastronomía, rellenándolas de milanesa, pollo, jamón, quesillo, aguacate, cebolla, chipotles y para que le de sabor una ramita de pápalo. Hermana de la torta y prima del pambazo, la cemita es un pan crujiente, mediano y decorado con ajonjolí que se prepara con levadura, mantequilla, leche, huevos y un chorrito de anís.

En la ciudad de Puebla puedes encontrarlas en el Mercado del Carmen, el Mercado de los Sabores Poblanos, el Estadio Cuauhtémoc y la Arena Puebla.

Su nombre proviene del acemite, una mezcla de salvado con agua y harina, popular entre los campesinos españoles, pero los portugueses dicen que el pan viene del grupo étnico semita y que ellos lo trajeron a la Nueva España por eso es correcto escribirlo con “c” o con “s”

Hay dos recetas para estas semitas, una más compacta que se amasa en el piso de la panadería y la otra que es la semita de agua, más pachoncita.

Tlaxcala, panes de uvas y queso, saben a beso

Pan de feria, fiesta o pan de burro

pan de feriaOriginario de Tlaxcala surge para darle sabor a las fiestas patronales, por lo general tiene forma redonda o alargada y se suele adornar con una trenza de masa llamada”bordado”, aunque los podemos encontrar con frutas, nueces, ajonjolí, pasas y dulces; de diversos sabores como nuez, vainilla, de nata, relleno de cajeta, de piña y queso con zarzamora; y de diferentes decorados con flores y hasta con mensajes escritos en el mismo pan.

Dicen que un lugar donde son expertos en preparar este pan es en San Juan Huactzinco y en San Juan Totolac, poblados cercanos a la Ciudad de Tlaxcala.

Antes  se utilizaba como ingrediente el asiento de aguamiel conocido como “xaxtle”, que se extrae de la planta; este ingrediente era el que provocaba la fermentación de la masa y le daba un sabor muy característico.

También se le conocía como “pan de burro”, pues los huacales de pan eran trasladados a lomo de burro. Mira nuestra siguiente lista de panes:

Guanajuato, es pan comido…

Pan de pueblo o pan de Acámbaro

pan de acámbaro

Es un pan de forma redonda de dulce sabor, lo preparan con harina de trigo, levadura, leche huevo y vainilla, aunque cada panadería tiene sus secretos de preparación para darle un diferente sabor,  aunque los panes más populares que se hornean en el poblado de Acámbaro, “La Ciudad del Pan” son: el Tallado, el Picón, el Granillo y las Acambaritas.

Otro tipo de pan que históricamente ha sido producidos en la región es el “pan de agua”, un pan hecho con aguamiel y que tiene una forma de un diminuto maguey y las “casadillas”, un pan en forma de una pequeña charola rellena con un pudín a base de atole de maíz o garbanzo.

Las panaderías recomendadas en el poblado de Acámbaro son: “El Triunfo”, “Hermanos Loeza”, “Tío Sam”, “Lirio” y “El Refugio”.

El pan de Acámbaro evoluciona a la par de la ciudad tanto que sus tradicionales “Acambaritas” ya se pueden encontrar en sabores como chocolate, napolitano y fresa.

Jalisco, donde hay hambre, no hay pan duro

El birote

De origen Francés, el birote salado fue traído a México por un cocinero de la corte de Maximiliano, para después ser adoptado por Guadalajara, Jalisco donde se prepara con harina, levadura en polvo, sal y agua. Es parecido al bolillo pero es más alargado y es famoso por ser utilizado para sus famosas tortas ahogadas, pues se dice que es el único pan que aguanta el remojado de la salsa, sin romperse.

biroteAntes se conseguía en la central camionera, pero ahora lo puedes degustar en el centro de la Ciudad de Guadalajara, las recomendaciones son: La panadería “Becerra”, “La Cabaña” y “El pan de la Central”.

Se dice que este pan sólo se puede prepara en Jalisco, por su clima, la altura y la humedad. ¿Será?

Algunos panaderos le llaman “la bola protestante”. El sobrenombre se lo ganó debido a que, sobre su forma redonda, yace una pequeña “cachucha” de azúcar, que se coloca justo antes de introducir la figura de masa al horno.

Más panes

Nos quedamos cortos cuando de panes regionales hablamos pues en Chiapas se acostumbraba a preparar Marquesote, con pinol, azúcar y huevos. En Coahuila no puede faltar el pan de pulque hecho con harina de trigo, piloncillo, manteca, azúcar y por supuesto pulque y en Guerrero están la empanochada que son bollos aplanados preparados a base de piloncillo, harina y manteca; y en esta misma región el famosos pan de huevo con  harina y manteca.

¡Si quieres conocer más sobre la gastronomía entra a esta liga! 

 

Más de Gastronomía

Subir