Connect with us

10 Imperdibles de Vancouver, Canadá

10 Imperdibles de Vancouver, Canadá

Top 10

10 Imperdibles de Vancouver, Canadá

10 Imperdibles de Vancouver, Canadá

En medio de un escenario inigualable al suroeste de la provincia de Columbia Británica encontramos Vancouver, ciudad cuya fisonomía es muy singular porque tiene la atmósfera de un pequeño pueblo inmerso en una urbe moderna y cosmopolita. Por su cercanía con la frontera de Estados Unidos, la afluencia de turistas hacia esta ciudad es constante, pero además, es también conocida como una de las mejores del mundo por su gran calidad de vida.

Y es que cuenta con una belleza y hospitalidad que han asombrado y seguirán asombrando a millones de visitantes, pues siempre está innovando en su vocación sustentable, pero también en sus propuestas culturales y artísticas. Con estas características tengan por seguro que su estancia será como ninguna. Disfruten sus fascinantes comunidades étnicas, estructuras interesantes y sus impresionantes atractivos naturales en cualquier temporada del año.

Ya sea en el verano o en un invierno con todo y esquí, Vancouver siempre tiene algo que los sorprenderá, y esto es lo que tienen que visitar:

Parque Stanley - Vancouver1.Parque Stanley.

El parque urbano más grande de Canadá. Se ubica en lo alto de la península en la que está el centro de Vancouver. Desde 1888 este parque de 400 hectáreas ha atraído a numerosos visitantes, pero hoy en día hay una serie de atracciones que hacen que sea visitado por más de 8 millones de personas al año.

Deportes, un acuario, tótems y diversión para niños es parte de su oferta, así que la recomendación es que lo descubras detenidamente y si no tienes tiempo hazlo a bordo de una carrosa tirada por caballos, la experiencia es maravillosa.

En verano si te gusta el deporte puedes caminarlo, correrlo o pasear en bici, mientras disfrutas de unas increíbles vistas alrededor del Seawall, el perímetro del parque.  Si no quieres recorrer los 9 kilómetros enteros, puedes acceder al Paseo por diferentes puntos. Además del Paseo Marítimo, hay otros recorridos por el bosque que te acercarán a la naturaleza en un ambiente más tranquilo. Hay unos 27 kilómetros de caminos por todo el interior de Stanley Park, dignos de perderse en ellos. También está aquí la atracción más visitada de British Columbia, los Tótems. Un recuerdo colorido y complejo de las etnias que habitaron estas tierras alguna vez.

Ya en el extremo Norte podrás encontrar uno de los puntos panorámicos más impresionantes de Stanley Park, se trata del mirador que tiene vistas al puente Lions Gate, a las montañas de North Shore y a sus alrededores. Cuando pasa un ferry por bajo del puente Lions Gate, los turistas se amontonan para hacer una foto, ya que es una toda una postal. El acuario de Vancouver es otra de las atracciones más conocidas de Stanley Park, y para complementar la diversión infantil, también en las cercanías hay un tren en miniatura y una Granja.

Isla Granville - Vancouver2.Isla de Granville.

Es uno de los proyectos de desarrollo urbano más exitosos de Norteamérica, y si tienes una tarde o un poco más para visitarla, comprenderás porqué. Hay arte por todas partes: galerías, tiendas de artesanía y talleres que se alinean en las calles peatonales. Una parada obligada es el mercado público, no es un mercado común, aquí encontrarás una multitud de tiendas para comprar comida para llevar, flores, pescado fresco, embutido o productos delicatessen.

Consiente tu antojo en Lee’s con una dona cubierta de miel o aventúrate con la de jarabe de arce y tocino. Lo del tocino es opcional pero no puedes marcharte de Canadá sin probar la miel de maple. Es más, si tienes suerte y es día de mercado de granjeros en Granville, puedes comprar una botella artesanal.

La cerveza de este lugar es ideal para una tarde de cata o simplemente para ver cómo se producen en la fábrica que aquí se ubica. Ahora imaginen acompañar esta deliciosa bebida con un fresco sándwich de salmón, o tal vez con una tabla de quesos, mientras algún músico o artista urbano acompaña el colorido momento. Esto es solo un pedacito de Granville. Si viajas con niños, es el paraíso. Deberás dar tu brazo a torcer y visitar el Kids Market. Más que un mercado es un pequeño centro comercial, dirigido a los niños de menos de 10 años. Llegar hasta aquí es muy sencillo, puedes hacerlo en autobús desde el centro de Vancouver, porque aunque se le conozca como isla, Granville en realidad es más bien una península. Pero también para darle emoción al asunto puedes tomar un ferry que te dejará en este mágico lugar.

Barrio Chino - Vancouver3.Barrio Chino.

El Barrio Chino de Vancouver es considerado el segundo más grande de Norteamérica y fue fundando en 1885. No hay que ir tan lejos para ver y probar lo mejor de Asia en América.

Sabrás que has llegado al Barrio Chino gracias a su llamativa arquitectura, como la Puerta del Milenio, construida en el año 2000 y la cual te dará la bienvenida, pero sobre todo por los seductores aromas de su cocina. Las calles cobran vida durante las tardes de verano con su mercado nocturno al aire libre, todo aquí llamará tu atención, pues tendrás ante tus ojos una amplia variedad de bienes y productos exóticos de importación. Si llegas guiado por tu apetito, estás en el lugar indicado, aquí hay todo tipo de restaurantes, sencillos, elegantes, casuales pero eso sí, todos con lo mejor de la auténtica comida china. Los dim sum, estos ricos bollos al vapor servidos en canastas, son una verdadera delicia. La joya de la corona se la lleva el Parque y Jardines Clásicos, Dr. Sun Yat-Sen, llamado así en honor al que es considerado el padre de la China moderna. En sus espacios aplica los principios filosóficos del taoísmo y Feng Shui: equilibrio y la armonía. Para ver lo mejor de los jardines hay que pagar una entrada que incluye una visita guiada, mientras que el resto del parque tiene entrada gratuita, y si quieren permanecer más tiempo en el Barrio Chino, otra recomendación es que visiten el Museo y archivos del Centro Cultural Chino. Aquí podrán descubrir la historia de los inmigrantes chinos de la ciudad.

Gastown - Vancouver4.Gastown

Llegamos al barrio más antiguo de Vancouver, Gastown, donde podrás disfrutar un ambiente de cultura, arte e historia, entre cafés, bares y muchos restaurantes. El estilo distintivo de su arquitectura te llevará hasta el siglo XIX, pero la belleza que verán tus ojos no siempre fue así. Esta zona sufrió el Gran fuego de Vancouver en 1886 y aunque fue rápidamente reconstruida; tras la depresión económica, allá por los años 30, estuvo en franco abandono. Afortunadamente fue rescatada por un grupo de amantes de la historia y arte local para convertirla en lo que es hoy en día.

No puedes perderte tomar un café o una copa en esta zona fundada por Gassy Jack, de ahí el nombre de Gastown, recordado por haber abierto el primer bar de la región cuando no había nada alrededor. Su figura está representada a través de una estatua de bronce en la plaza Maple Tree, donde justamente abrió este famoso bar, un buen punto de inicio de un recorrido por Gastown. Exactamente, después de conocer a Gassy Jack, sigue tu caminata por sus calles empedradas donde encontrarás una serie de tiendas exclusivas y muchas de ellas con diseños canadienses: piezas de arte, ropa y joyería, muchas de ellas diseñadas por artistas nativos. Y después de contemplar, comprar o solo curiosear, llegarás a otro punto que es todo un favorito de los turistas. Se trata del famoso reloj de vapor. No es que sea muy antiguo, se construyó apenas en 1977 pero es el único de su clase en el mundo y suelta vapor y silba una melodía cada quince minutos.

El silbido atrae a los turistas que generalmente acuden hasta aquí para verlo y desde luego para tomarse alguna fotografía. Y con esta estampa llena de vapor nos vamos a nuestra siguiente parada.

5.5.Puente Colgante Capilano.

El puente colgante Capilano está ubicado al norte del centro de Vancouver y es una de las atracciones más importantes de la ciudad. Se trata de una inmersión en uno de los más importantes bosques tropicales templados de la costa, saquen la cámara, respiren hondo y a caminar se ha dicho porque nos espera una aventura de altura. Es todo un imperdible atravesar el río Capilano a 70 metros de altura a través de un puente colgante de 137 metros de largo, un paseo que literalmente pondrá tus piernas a temblar.

Pero cualquier nervio pasa con la vista de 360 grados que ofrece este lugar. Caminar entre las copas de los árboles a esta altura, te hará sentir como si estuvieras a punto de tocar el cielo y si no tuviste suficiente con este paseo por las nubes no puedes perderte los Treetops, otro innovador atractivo de alta ingeniería que igualmente consiste en una serie de puentes que van por encima de los árboles y entre sus copas, solo que son más pequeños que el gran puente colgante.

Hay una casa-árbol al principio del recorrido, pero lo más destacable de todo esto es que toda la atracción se hizo sin dañar los árboles ni el resto de seres vivos de la zona, de modo respetuoso con el medio ambiente y además de escenarios sustentables, tu recorrido tendrá también una buena carga cultural pues aquí se ubican Totems de los pueblos originarios de Vancouver los cuales te recomendamos aprecies con detenimiento, si te gusta la fotografía, quedarás gratamente impresionado con todo lo que verás a tu alrededor y de puentes colgantes cargados de adrenalina, y escenarios naturales espectaculares.

Canada Place - Vancouver6.Canada Place

Si el nombre no les dice nada basta con que piensen en un enorme barco, con grandes velas enclavado en el puerto de Vancouver. Pero en realidad es una emblemática obra arquitectónica que ha sido comparada con la Casa de Ópera de Sidney, pero no solo es espectacular por fuera, este pabellón multiusos tiene mucho que ofrecer.

Usado para ferias, exhibiciones y eventos a gran escala en el Centro de Conferencias y Exposiciones de Vancouver, además de ser puerto de destino de los barcos que llegan hasta aquí. Y por si fuera poco alberga oficinas, el exclusivo Hotel Pan Pacific y el Teatro CN IMAX. Este lugar fue reconstruido para la feria mundial Expo 86 que se llevó a cabo en la ciudad de Vancouver, y está en el lugar en el que antiguamente había un puerto de cargo. El objetivo principal al momento de la construcción de este sitio era hacer algo que atrajera la atención durante este importante evento y sí que lo lograron, tanto de día, como iluminado de noche es una joya de la ciudad.

Una de las cosas más interesantes que los visitantes pueden hacer en Canada Place es dar una vuelta por la historia. En este sitio se pueden hacer una visita guiada por el pasado de la ciudad de Vancouver, a través de fotografía e historias que se complementan con excelentes vistas del puerto. Y si tienen tiempo, disfruten de una visita al Teatro IMAX. Aquí podrán ver excelentes documentales o películas comerciales en esta pantalla gigante.

Montaña Grouse - Vancouver7.Montaña Grouse

Es el mejor sitio para disfrutar de las más amplias vistas de Vancouver y es el lugar preferido para los esquiadores en temporada de invierno, mientras que en verano puedes recrearte con sus estupendas vistas además de con otras muchas atracciones.

Para alcanzar la cumbre puedes subir al Skyride. Es en sí misma la mayor atracción de Grouse Mountain, pues viajas unos 2 kilómetros en el mayor teleférico de Norteamérica. Una vez que alcances la cumbre y después de irte deleitando con el paisaje en el que la ciudad se hace pequeña en el horizonte, aquí encontrarás diversas actividades de acuerdo a la temporada, por ejemplo, en invierno puedes dar un paseo en trineo y en verano una excursión en tirolesa para elevarte por encima de los cañones y bosques.

Bajándole de nivel a la adrenalina, también puedes aprender un poco sobre la historia y la cultura de la zona en el divertido show Lumberjack, un espectáculo de 45 minutos que se presenta de mayo a octubre e incluye concursos bastante entretenidos. Los amantes de la naturaleza no se pueden perder una visita al Refugio de la montaña Grouse para conocer fauna en peligro de extinción, y el show de las aves en movimiento. Y lo mejor de todo es que llegado el momento de cargar energías, aquí encontrarás una variedad de restaurantes y cafeterías que ofrecen de todo, desde snacks hasta restaurantes de cinco estrellas. Su proximidad al centro de Vancouver hace de este lugar una excelente opción para una excursión de un día. Así que no te lo puedes perder.

Vancouver8.Paseo en crucero

Llegamos a la base de cruceros de Vancouver, ubicada muy cerca de Stanley Park, desde donde nos esperan distintas alternativas para disfrutar de esta ciudad desde otra perspectiva.

La travesía puede ser tan romántica, familiar o intrépida como lo desees, así que aquí te damos algunas alternativas para navegar sea toda una experiencia. La empresa Harbour Cruises ofrece un tour que dura alrededor de una hora y recorre el interior del puerto mientras escuchas a un guía narrar cada uno de los espectaculares escenarios por los que atraviesa.

Saca tu cámara porque esta es la mejor manera de plasmar desde otro punto de vista la silueta del espectacular Canada Place, o del famoso Mirador Vancouver Lookout.

Pasarás también por muelles comerciales, donde podrás ver a los barcos cargando y descargando contenedores y luego verás la costa norte o North Shore, con fantásticas vistas de la Montaña Grouse. Volviendo la vista hacia la orilla Sur, verás el famoso puente Lions Gate y el aún más famoso Stanley Park así como buenas vistas del centro de Vancouver abrazado por las montañas de alrededor. ¿a poco no se les antoja conocer la ciudad de esta manera? Y si eso te gustó, espérate porque también hay tours para disfrutar la puesta del Sol de Vancouver o el “Crucero de la luz de las estrellas” ambos con cena incluida, donde podrás ver cómo se va ocultando el Sol mientras se va iluminando la ciudad.

Porque Vancouver tan bella es de día como de noche, y si le agregan una buena comida, un rico Icewine y buena música pues ¿qué más podemos pedirle a esta ciudad de la Columbia Británica?

9. 9. Museo de Antropología

Está ubicado en el campus de la Universidad de British Columbia, en Vancouver. Alberga una de las más extensas colecciones de piezas antropológicas de todo el mundo y una visita hasta aquí te hará transportarte a otra época y a otras culturas, una muestra francamente interesante.

Honestamente la aventura inicia desde que llegas a este sitio ubicado a unos 20 minutos en auto del centro de Vancouver, el recorrido vale completamente la pena, sobre todo cuando aparece ante tus ojos un recinto construido sobre los acantilados que dan de frente al océano.

Este impresionante museo se dedica al entendimiento de las culturas del mundo, así que caminar entre un bosque de tótems, obras talladas en madera y otros objetos te sensibilizará y ayudará a comprender la creatividad de diferentes culturas alrededor del planeta. Hay más de 500,000 piezas en total, nomás para que se den una idea: máscaras rituales, canoas con elaboradas decoraciones e incluso podrán apreciar dos casas Haida reconstruidas. Los Haida son un pueblo indígena de la costa del Pacífico noroeste. Aprecia las enormes puertas de madera tallada del museo y la obra maestra del artista Haida, Bill Reid “el Cuervo y los primeros hombres”. Esta enorme escultura de cedro amarillo representa un mito Haida de la creación. Para finalizar pueden tomarse algún refrigerio o pasar a la tienda de regalos que cuenta con una buena selección de joyería, máscaras, objetos tallados, canastos y otras artesanías originales de la costa noroeste.

Canada Place - Vancouver10. Calle Robson

Llegamos a Robson Street en el centro de la ciudad de Vancouver, y se preguntarán ¿qué hacemos por aquí? Pues ha llegado la hora de shopping, el esparcimiento y la diversión. Son de esas calles obligadas, esas que debes recorrer detenidamente de abajo hacia arriba o viceversa, compres o no, y veas cómo los canadienses marcan tendencia en diferentes aspectos de arte, moda y mucho más. Las tiendas de los grandes diseñadores y las boutiques de moda han hecho de esta elegante zona su hogar, sin embargo, también lo han hecho comercios independientes con propuestas interesantes.

Robson Street obtuvo su nombre de John Robson, primer ministro de la Columbia Británica de 1889 a 1892. La herencia de comercios de esta calle comenzó cuando varias tiendas abrieron sus puertas para la comodidad de los residentes del lugar. Y aunque las compras son lo más atractivo aquí, Robson Street tiene mucho más que ofrecer. Hay restaurantes de comida de todo el mundo y una amplia variedad de cafeterías y cafés que disfrutarás por el ambiente que gira alrededor. Desde luego debes hacer una parada en la Galería de Arte de Vancouver, sabrás que has llegado hasta aquí porque es uno de los edificios más impresionantes de esta calle.

Fue alguna vez un tribunal de la provincia y ha sido un escaparate para el arte desde 1983. Su acervo es espectacular y la ubicación inmejorable. Pues ahora sí después de este recorrido y de haber hecho alguna que otra compra, de reconocer y vivir toda la propuesta artística, cultural, sustentable y la vida cosmopolita de Vancouver, ahora sabemos por qué más allá de ser un consentido del turismo, es una ciudad considerada como un lugar ideal para vivir.

Más de Top 10

Subir