Connect with us

Moscú: un destino al que hay que viajar antes de morir

Moscú: conoce cuáles son sus mejores para visitar

Internacional

Moscú: un destino al que hay que viajar antes de morir

Moscú: un destino al que hay que viajar antes de morir

Hasta el visitante más exigente podrá encontrar en Moscú, Rusia, un tesoro nada perdido, pues aquí encontrarás un vasto territorio con rico patrimonio histórico y cultural. Desde fortalezas, palacios, museos e incalculables reliquias arquitectónicas, razones que lo convierten en un destino imprescindible en tu lista de viajes antes de morir.

Si aún no has tenido la oportunidad de conocerlo, con ayuda de Sergey Kilyakov, representante oficial de la Agencia Federal de Turismo de Rusia, te decimos qué es lo que debes conocer en tu primera vez por Moscú, toma nota:

1.- Plaza Roja

 

Por supuesto que tienes que comenzar tu recorrido en esta, la segunda plaza más grande del mundo después de la de Tiananmen en Pekín. Su principal rasgo es su pintoresca Catedral de San Basilio, quien con sus numerosas cúpulas de diferentes colores la convierten en el símbolo por el cual todo mundo reconoce a Moscú.

Nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, construida por disposición del Zar Ivan el Terrible, aquí también podrás visitar el Museo de Historia Rusa, Mausoleo de Lenin y lujosas tiendas dentro del centro comercial la GUM .

2.- Ciudadela del Kremlin

Se trata nada más y nada menos que de los edificios/palacios donde diariamente llega a trabajar el presidente Vladimir Putin. De color blanco y techos de madera, es una auténtica maravilla para la vista, pues este lugar solía ser las antigua urbe de Rusia.

Aquí también destaca la catedral ortodoxa, que fue construida sobre una antigua mezquita para reclamar el poder religioso. Y posterior a esto se edificó una nueva mezquita, la que hoy en día es la gran estrella de Kremlin.

3.- Armería y Fundación Nacional de Diamantes

Es uno de los museos más antiguos de Moscú, pues fue fundado en 1808 y se localiza en el Kremlin de Moscú. Aquí se encuentran las únicas colecciones de las pertenencias, armas y tesoros de la familia imperial de los Zares de Rusia, incluyendo sus coronas y otros símbolos del Poder Zarista.

Los diamantes y las piedras preciosas que se exponen aquí te dejarán con el ojo cuadrado, cuenta la historia que todos estos artefactos fueron regalados a la familia de los Zares por las monarquías de otros países, una hermosa colección.

4.- Metro de Moscú

Son verdaderos palacios subterráneos. Te aseguró que será uno de los metros más curiosos que encontrarás, pues cada estación cuenta con su propio estilo y adorno arquitectónico. Imagínate, hay estaciones que fueron construidas sobre antiguos bunkers de guerra y otras que sorprenden por ser museos en miniatura con esculturas de bronce, lámparas y techos que parecen palacios y la figura de Lenin presente en la mayoría de ellas.

El Metro de Moscú es el cuarto sistema de transporte subterráneo en el mundo después de Pekín, Tokio y Seul. Cuenta con  196 estaciones, de las cuales 44 están reconocidas como Patrimonio de la Humanidad.

5.- Catedral del Cristo Salvador

Considerada como la Iglesia número uno del patriarcado de Moscú. Se trata del  templo más grande de la Iglesia Ortodoxa Rusia construido durante el siglo XIX y diseñado por el arquitecto Konstantín Ton.

Vale la pena visitarla por su revestimiento, pues cada muro cuenta con una composición artística diferente, además la combinación de diferentes piezas de piedra de todos los colores y tonos posibles hacen de su interior algo realmente hermoso.

6.- Museo de Arte de Moscú

Fundado en 1856 por el comerciante Pavel Tretiakov, cuenta con la mayor colección de arte suro en el mundo.Entre su acervo se encuentran pinturas y esculturas de famosos artistas rusos de los siglos XI-XXI y de inicio del siglo XX. Entre los pintores y escultores se encuentran: Vasnetsov, Surikov, Kramskoy, Kustodiev, Shishkin, y por su puesto las estrellas de élite de la escuela de iconos rusos.

7.- Teatro Bolshoi

Localizado en el centro de Moscú, se encuentra quizás el teatro de ballet más conocido en el mundo. Construido en 1817 para conmemorar la victoria de Rusia en la Guerra con Napoleón, un teatro que vale la pena por su fachada neoclásica con una escultura de una carroza del mismo estilo.

Cuando te encuentres aquí, definitivamente tienes que ir a presenciar un espectáculo. Cabe destacar que es bastante accesible, pues la entrada cuesta menos que un teatro en París, así que no hay excusas para no asistir a una obra.

8.- Restaurantes de Moscú

Para todos los que visiten esta ciudad, existe una gran variedad de restaurantes que sirven tanto cocina nacional como internacional. Se recomienda probar su tradicional sopa Schi, hecha de papa, col, carne y remolacha, déjame decirte que aquí las sopas se comen durante todo el año.

Por supuesto la ensalada rusa no puede faltar. Otro plato tradicional es el “pelmeni” muy parecido a los ravioles, pero éstos se comen acompañados con “smetana”, mantequilla o catsup.

9.- Cementerio Novodevichy 

Se trata de un campo santo donde se encuentran enterrados personajes importantes de Rusia. Entre los residentes se encuentran escritores como Gogol, Chejov, Tolstoi; políticos como Kropotkin, Yeltsin, Krushev; también algunos militares, artistas y demás gente famosa.

Vale la pena darse una vuelta y fijarse en sus tumbas, pues algunas de ellas son unas auténticas obras de arte.

10.- Mercado Izmailovsky

Si lo que buscas es un lugar para comprar souvenirs, este es el lugar indicado. Pues es una especie de mercado dónde encontrarás de todo, desde lo más tradicional como matrioskas hasta un museo de la cerveza, un antiguo parque de diversiones y uno que otro restaurante de comida típica. Una experiencia original donde además vivirás parte del verdadero Moscú.

La voz experta recomienda

De acuerdo con Sergey Kilyakov, representante oficial de la Agencia Federal de Turismo de Rusia y director general de la operadora Russian International, se trata de un destino que tienes que ver con tus propios ojos, pues su belleza es incomparable.

Cuenta con una excelente conectividad, pues sus tres aeropuertos (Sheremetievo, Domodedovo y Vnuko) se encuentran recién remodelados y equipados con los últimos logros de la tecnología de la industria aeroportuaria. Incluso están comunicados con la ciudad por las líneas especiales de trenes rápidos y autobuses.

Cuenta con cinco grandes estaciones de ferrocarriles de donde salen los trenes con dirección a todo el territorio del país,  incluyendo el famoso tren Transiberiano que comunica la capital con Siberia y China, y los trenes bala que van a San Petersburgo y la región del Río Volga.

Es un destino para todo tipo de presupuestos, así lo comenta Kilyakov, pues se puede comer en una cafetería típica rusa por tan solo 250 rublos que equivalen a 5 USD aproximadamente, hasta restaurantes de gran lujo de mas de 50 USD por persona. Además es bastante económico trasladarse en la ciudad por sus redes ferroviarias.

Se trata de una ciudad que resurgió de las cenizas, y hoy en día es una de las urbes más importantes del mundo donde se dan lugar los eventos más importantes tanto culturales, deportivos y políticos.

Si buscas más información del destino o reservaciones dirígete a la página.

¡Conoce más en Travel Report!

Más de Internacional

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir