Conectate con nosotros

Cosas que hacer en Brujas, el destino fantástico de Europa

que hacer en Brujas

Internacional

Cosas que hacer en Brujas, el destino fantástico de Europa

Cosas que hacer en Brujas, el destino fantástico de Europa

Sus canales, sus calles empedradas, sus preciosas fachadas y hasta ese ambiente un tanto campirano remiten al lugar común que refiere a Brujas como salido de un cuento de hadas. Si bien, generalmente se ofrecen circuitos de un día por esta pequeña localidad, eso no quiere decir que haya poco que hacer en Brujas.

Y aunque fuera el caso, el encanto de su arquitectura medieval basta para querer permanecer contemplándola mucho tiempo.

Pero que nadie piense en Disney ni sus princesas, aquí hablamos más de una ciudad con un aire medieval, que evoca espadachines y caballeros.

Más allá del imaginario personal, lo cierto es que hay mucho que ver en Brujas y aquí te presentamos lo principal.

Atractivos de Brujas

Grote Markt, punto de reunión que hay que visitar en Brujas

Plaza Mayor y corazón de Brujas, rodeada de edificios medievales con pintorescas fachadas.

Destacan la Torre Campanario Belfort, su edificio más impresionante, así como la estatua erigida en honor a los héroes locales Jan Breydel y Pieter De Koninck.

Este es el punto de partida de algunos de los tour gratuitos que se ofrecen para conocer la ciudad, una interesante alternativa para una primera visita.

Y sí, los hay en español, por el centro, sobre misterios y leyendas y hasta gastronómicos.

Porque claro, estando en Bélgica, Brujas no escapa de esos aromas suculentos a chocolate y cerveza.

Plaza Burg

Otra de las plazas que hay que ver en Brujas. Está rodeada de edificios históricos como el Ayuntamiento o Stadhuis, considerado uno de los más antiguos de Europa, sobresaliente por su exterior de estilo gótico y sus dos salas interiores.

Comparten espacio y atractivo en esta plaza, el Palacio de Justicia o la Basílica de la Santa Sangre, que está compuesta por dos iglesias, una en cada piso.

En la superior se guarda como reliquia una ampolla que dicen, contiene algunas gotas de la sangre de Cristo.

El Muelle del Rosario

Este punto, por donde pasa el Dijver, uno de los canales más importantes de la ciudad, se ha vuelto de lo más instagrameable.

Algo que sin duda hay que ver en Brujas no sólo de día, sino también de noche.

Está coronado por edificios medievales con fachadas clásicas que evocan, reiteramos, a escenarios de cuentos.

Parque Minnewater

Mejor conocido por los románticos como el Lago del Amor, este parque es uno de los sitios que derraman miel en Brujas.

Se ubica al sur del centro histórico y es perfecto para dar un paseo al atardecer con la pareja, entre jardines y cisnes.

Además, durante el recorrido te encontrarás con varios edificios interesantes que hay que ver en Brujas como el Castillo de la Faille, un antiguo hospital, depósito de municiones.

Asimismo, destaca la casa de la esclusa que se utilizaba para controlar el nivel de agua de los canales.

Begijnhof, lo que hay que visitar en Brujas

Declarados Patrimonio de la Humanidad, los Beaterios de Bélgica se construyeron en la época medieval para que las mujeres huérfanas o viudas tuvieran un digno hogar.

Y éste cercano al parque Minnewater resulta particularmente especial porque fue construido por la condesa de Flandes en 1245.

Hoy en día, todavía aloja monjas benedictinas que lo hacen verdaderamente místico.

También es posible visitar un pequeño museo donde se explica la historia y forma de vida de las beguinas.

La entrada al Begijnhof es gratuita lo que confirma que una visita es algo qué hay que hacer en Brujas.

Los canales de Brujas

Una de las mejores cosas que hacer en Brujas es apreciarla desde sus canales.

Estos paseos que ofrecen una vista diferente de la ciudad permiten entender porque llaman a Brujas la Venecia del Norte.

Desde distintos muelles de la ciudad salen pequeñas embarcaciones que navegan por el canal Dijver hasta el Lago del Amor.

Que pasan por el puente de piedra de San Bonifacio, y que van revelando algunas de las plazas y edificaciones principales.

Por ello realizar alguno de estos recorridos fluviales es algo que obligatoriamente hay que hacer en Brujas.

Belfort, la torre que hay que ver en Brujas

Uno de los atractivos de Brujas que no hay que perderse es esta torre campanario de más de 80 metros de altura.

Desde esta torre de estilo gótico del siglo XIII, ubicada en la Grote Markt,  disfrutarás de fantásticas vistas del centro histórico.

En su punto más alto, después de 366 escalones, alberga las famosas 47 campanas del carillón.

Más de Internacional

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir