Conectate con nosotros

Lo que hay que hacer en Colonia, el fénix alemán

que hacer en Colonia

Internacional

Lo que hay que hacer en Colonia, el fénix alemán

Lo que hay que hacer en Colonia, el fénix alemán

Basta con decir que es la cuarta ciudad más grande de Alemania para intuir que es mucho lo que hay que hacer en Colonia.

Sin duda no es el destino más sonado en los itinerarios de viaje al territorio germánico pero es una ciudad activa, con mucho verde y atracciones culturales que bien valen una visita.

Ubicada a orillas del Río Rin, sigue siendo el segundo puerto comercial interior más importante para los alemanes, de ahí su dinamismo.

Pero, además, con más de 30 museos, cientos de salas de exposiciones y una de las universidades más grandes y antiguas de Europa, es también un importante destino cultural.

Es mundialmente famosa por su catedral, para muchos la más bonita del mundo, pero también por su historia.

Y es que esta vibrante urbe perdió casi el 95% de su población, quedando prácticamente en ruinas tras la II Guerra Mundial.

Es increíble verla ahora en pie, convertida en una ciudad moderna, atractiva llena de áreas verdes, como si nunca hubiese pasado nada.

Descubre todo lo que hay que ver y que hacer en Colonia, el fénix alemán.

Principales atractivos de Colonia

La Catedral, icono que hay que ver en Colonia

Este es el edificio más importante que hay que ver en Colonia, icono de la ciudad y joya arquitectónica del gótico europeo.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, tardó en construirse seis siglos, pero se mantienen como la original, a pesar de los bombardeos que sometieron a la ciudad en la II Guerra Mundial.

Fue considerada el edificio más alto del mundo hasta 1884, cuando se construyó el Monumento a Washington.

Cuenta con cinco pasillos, una torre de casi 160 metros de altura y varios altares y retablos de gran valor, como el dedicado a los Reyes Magos, de finales del siglo XII.

Las compras en la Schildergasse

La Schildergasse es la principal calle para ir de compras, que quizá no sea lo más entretenido que hay que hacer en Colonia, pero es una opción.

Aquí puedes encontrar las tiendas más famosas y lugares para llevar un souvenir a casa.

National Socialism Documentation Center

Es uno de los museos que hay que ver en Colonia, sobre todo, entendiéndola como una superviviente de la II Guerra Mundial.

Y es que aquí se exhibe el horror y la crueldad de este movimiento bélico con el fin crear conciencia para no repetirlo jamás.

Sus sótanos, que estaban controlados por la Gestapo, encierran miles de historias que vale la pena no olvidar.

Puente de Hohenzollern

Uno de los lugares más instagrameables que hay que ver en Colonia es este puente que, tendido sobre las aguas del Rin, sirve de paso a trenes y peatones.

Otro ejemplo de la resiliencia de la ciudad tras haber sido destruido en la Segunda Guerra Mundial.

Hoy se muestra orgullosamente iluminado al caer la noche, ofreciendo una maravillosa postal. Puedes caminar por él, ya que una valla metálica separa la senda peatonal de las vías férreas.

De hecho, esta valla ha comenzado a llenarse de los típicos ‘candados del amor’ que se pusieron de moda en otras ciudades europeas.

Ver pasar el tren por aquí es también un atractivo para los nostálgicos amantes de este medio de transporte.

Phantasialand

Aunque no es un destino muy familiar, éste es uno de los lugares que hay que ver en Colonia, si viajas con niños o adolescentes.

Se trata de un parque de atracciones que fue inaugurado en 1967 y que, con el tiempo, ha ido introduciendo algunos juego sumamente retadores.

Está dividido en diferentes zonas temáticas: Berlín de los años 20, México, China, África, un castillo misterioso y Wuze Town.

Y dispone de montañas rusas, atracciones acuáticas, espectáculos en escenarios, atracciones para niños, restaurantes, casas encantadas, tiendas y mucho más.

Eso sí, solamente está abierto entre junio y enero a unos 25 kilómetros de Colonia.

Museo del Chocolate

Otro de los museos que sin duda alguna hay que ver en Colonia es el del chocolate.

Ofrece un tour que te lleva por nueve zonas de exposición donde aprenderás la historia de esta delicia, desde las viejas culturas americanas hasta la actualidad.

Lo mejor es que no sólo se trata de ver, sino de comer, ya que el museo tiene una cafetería donde se puede hacer una degustación de la golosina en distintas presentaciones.

Además, el edificio que alberga el museo resulta en sí mismo atractivo. Está hecho de cristal y metal, y tiene la forma de un barco.

Rheinpark el pulmón verde que hay que ver en Colonia

Visitar alguna de sus muchas áreas verdes es, sin duda, algo que hay que hacer en Colonia.

Y quizá para ello la mejor opción es el Rheinpark con sus 40 hectáreas de jardines, zonas de ocio y árboles a la orilla derecha del Rin.

Aquí podrás correr, patinar, jugar o simplemente tenderte a leer un libro o tomar algo.

Sin embargo, lo que no es opcional es tomar el teleférico que parte del parque y asciende para ofrecer las mejores vistas de Colonia.

Pasear por el Río Rin

Es uno de los afluentes más importantes de Europa y columna vertebral de la actividad en esta ciudad.

Por ello, pasear por el emblemático Río Rin es algo que sin duda hay que hacer Colonia.

Estos paseos panorámicos dan otra perspectiva de la urbe y permiten fotografiar la belleza de sus edificios principales y puentes.

Carnaval de Colonia

Es una de las festividades más importantes del centro de Europa, por ello, asistir es una de las cosas imprescindibles que hay que hacer en Colonia.

Durante la semana de su celebración casi toda la ciudad se disfraza y sale a la calle.

El momento cumbre es el lunes de Carnaval, cuando tiene lugar la cabalgata oficial, con decenas de carrozas temáticas recorriendo el centro.

Profundas denuncias sociales y políticas se desahogan con este desfile, mientras la gente canta, baila ríe y bebe.

La fiesta tiene lugar durante el mes de febrero, culminando el miércoles de ceniza tras una semana de festejos.

Mercados de Navidad en Colonia

Famosos a nivel mundial, los mercados son una tradición que hay que ver en Colonia.

Su oferta cierra el año con luz y color en las calles, desde finales de noviembre y durante casi todo diciembre.

Villancicos, artesanías, dulces, juguetes, objetos de decoración navideña y el clásico vino caliente son parte de lo que distingue a estos pintorescos mercadillos.

Los principales de la ciudad son el de la Catedral de Colonia, el de la Ciudad Vieja, el del Puerto, el de Neumarkt.

Más de Internacional

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir