Conectate con nosotros

El tamarindo, joya gastronómica con propiedades curativas

Gastronomía

El tamarindo, joya gastronómica con propiedades curativas

El tamarindo, joya gastronómica con propiedades curativas

Agua, paleta, dulce de tamarindo. Picoso, con azúcar o chamoy, en aderezo para ensaladas o nadando en una michelada. El tamarindo puede estar en todas partes porque combina bien con casi todo, pero también contribuye a tu salud gracias a sus propiedades curativas.

Tamarindo

Foto: elpoderdelconsumidor.org

¿Qué es el tamarindo?

arbol de tamarindoEl tamarindo procede de un árbol tropical y única especie del género Tamarindus. Pertenece a la familia de las leguminosas Fabaceae, específicamente de la subfamilia Caesalpinioideae.

Sus árboles llegan a medir hasta 30 metros de altura, tienen larga vida pero crecen lentamente. El tamarindo, de color café mate, llega a medir entre 5 cm y 20 cm de largo por 2 cm o 3 cm de diámetro.

El fruto del tamarindo se compone por una vaina rígida que cubre la pulpa, cubierta de hilos. En su interior encontrarás huesos del tamaño de los de las aceitunas.

Este fruto es de color marrón cuando se seca y posee una cáscara que es la que cubre una vaina que contiene la pulpa. Por otra parte la pulpa del tamarindo generalmente es más o menos ácida esto depende del estado de madurez que tenga.

El origen del tamarindo

Contrario a lo que podrías creer, el tamarindo tiene su origen en África tropical, particularmente de Sudán, en donde crece mucho y de forma silvestre.

También crece de forma abundante en Cabo Verde, Yemen y Omán y se extendió a Asia meridional y Oceanía desde hace miles de años.

Como te imaginarás, fue traído a América por los españoles en el siglo XVI, de hecho a Hernán Cortés le encantaban las aguas de tamarindo de La Malinche. (dato no corroborado).

tamarindos

El tamarindo en México

Es raro que no encuentres tamarindo en alguna parte del país al menos en dulce. Sin embargo, abunda más y es más delicioso en  zonas tropicales de México. Por lo que en estados como Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Yucatán, lo encontrarás en abundancia.

Incluso, es el clásico souvenir que puedes llevar como regalo a tus amigos y familiares cuando vas a la playa, ya que no faltará quien te pregunte a tu regreso: ¿Qué me trajiste, al menos un tamarindo?. 

Gastronomia

El rico tamarindo en la gastronomía

Aunque sobresale por su sabor acidito, el tamarindo se lleva bien con muchos platillos de la gastronomía mexicana. Tanto puede ser un ingrediente del aderezo para la ensalada (combinado con chipotle para obtener un mejor sabor), como lo que le de sustancia a un agua fresca o a una paleta de hielo.

Y para el postre, puedes disfrutarlo solo, con chamoy, en mermelada, en un dulce o como relleno por ejemplo combinado con guayaba. Y en la coctelería, luce irresistible en un martini, con la copa escarchada en una combinación de chile y limón.

Pero no nos quedemos solo ahí. Con la pulpa del tamarindo se pueden preparar salsas para acompañar platillos calientes como una deliciosa pierna o lomo de cerdo o una milanesa de pollo asada.

Y seguramente no sabías que el tamarindo es un excelente ablandador de carne, y de paso, le da un mejor sabor.

propiedades nutricionales

El tamarindo en la nutrición

No se trata de comer tamarindo solo por comer sin saber cómo te beneficia nutricionalmente. Por eso, ten en cuenta que el tamarindo proporciona a tu organismo hidratos de carbono y proteína vegetal que contiene aminoácidos como el triptófano, la metionita o la lisina.

También aporta una gran contidad de fibra soluble, especialmente la pectina, que evita el estreñimiento.

Además de una reducida cantidad de lípidos, el tamarindo contiene benéficos minerales como magnesio, calcio, potasio, fósforo, hierro y azufre, polifenoles y ácidos orgánicos como el málico, tartárico y ascórbico.

Y lo mejor son las vitaminas que aporta a tu cuerpo. La vitamina A que permite el desarrollo adecuado de los huesos, B1 que ayuda a convertir los carbohidratos en energía, B2, esencial para el desarrollo, B3 que contribuye a equilibrar los niveles de colesterol.

También aporta vitamina B6 para producir anticuerpos necesarios para combatir virus, B9 que permite la formación de glóbulos rojos, vitamina C que regenera el crecimiento de los tejidos del cuerpo y fortalece tu sistema inmunológico.

Y en el tamarindo también está presente el ácido fólico, que regenera y crea nuevas células.

salud

Las propiedades del tamarindo en la salud

El tamarindo tiene acción laxante y depurativa en tu organismo, pero también aumenta tu energía, protege a tu hígado y cumple una acción antioxidante.

Por otro lado, y puede que esto no te guste tanto leerlo, pero también tiene una propiedad antihelmíntica, es decir, que preparando un té con las hojas del tamarindo puedes contribuir a aniquilar las lombrices y parásitos intestinales del cuerpo.

El tamarindo también ayuda a combatir la resaca (pero no consumiéndolo en otra michelada), ayuda a prevenir las hemorroides y es efectivo para calmar los dolores de cabeza. También ayuda a prevenir infecciones en vías urinarias.

Por otro lado, sus hojas pueden ayudarte a combatir la gingivitis, ya sea que las uses en un té como enjuague bucal o directamente, frotando sobre tus dientes.

De igual manera, ayuda a bajar de peso (especialmente si lo consumes sin añadir azúcar) gracias a sus propiedades diuréticas y contra el estreñimiento. También ayuda a prevenir las piedras en los riñones.

Lo que dicen las abuelitas sobre el tamarindo

En la medicina que no se enseña en la universidad, abundan los remedios caseros de las abuelitas que incluyen al tamarindo por sus propiedades curativas. Dicen quienes saben, que el tamarindo es bueno para aliviar una tos y para acelerar la digestión.

Si el niño tiene fiebre, dale a tomar tamarindo, si se te manchó la piel con el sol, coloca en la mancha una pomada natural de tamarindo para aclararla.

Más de Gastronomía

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir