Conectate con nosotros

Zonas arqueológicas de Zacatecas para verdaderos viajeros

Zonas arqueológicas de Zacatecas para verdaderos viajeros

Zonas Arqueológicas

Zonas arqueológicas de Zacatecas para verdaderos viajeros

Zonas arqueológicas de Zacatecas para verdaderos viajeros

Muy variadas y atractivas son las alternativas turísticas que México nos ofrece; por ello, te traemos las zonas arqueológicas que no te puedes perder en el estado de Zacatecas. Conforme se sale de la maravillosa ciudad capital que es Zacatecas, es apreciable bajo ese infinito cielo azul el amplio panorama que ofrece su gran acervo cultural.

La Quemada

Esta zona arquelógica se localiza a 50 kilómetros al sur de la ciudad de Zacatecas, dentro del municipio de Villanueva, sobre la carretera federal No. 54 de Guadalajara a Saltillo.

Como pocas quizás, esta zona ha sido objeto de distintas interpretaciones por parte de historiadores y arqueólogos, quienes han intentado correlacionarla con otra cultura arqueológica. Ya que van desde el supuesto y legendario Chicomostoc o un enclave teotihuacano, hasta un posible centro tarasco, un emporio tolteca o, simplemente, un desarrollo independiente y capital de los grupos asentados al norte del río Grande de Santiago.

En la parte más elevada del cerro se encuentra lo que se ha denominado “La ciudadela”, donde hay vestigios de una pequeña pirámide y una plataforma, circunda por una muralla de más de 800 m. de longitud, por tres de ancho y hasta seis de altura.

Cuenta con un Museo de Sitio que ilustra y complementa la información sobre el lugar y otras importantes zonas arqueológicas del estado. Además, cuenta también con amplios espacios para servicios educativos y didácticos así como para la realización de actividades interactivas.

Altavista

Se localiza a 229 km al noroeste de la ciudad de Zacatecas. Es un centro ceremonial y astro arqueológico, que fue producto de la rama súchil de la cultura chalchihuites, cuya ocupación y desarrollo tuvo un período de aproximadamente 800 años (200 – 1000 D.C.).

Sus edificaciones son: la Plaza de la Luna, la cual parece ser la más antigua del centro, cuenta con una sola planta cuadrangular y en su interior contiene cuatro hileras paralelas de siete columnas; la Escalera de Gamio, que probablemente fue un acceso a la parte superior del salón; el Templo de los Cráneos, en el que fue descubierto un conjunto de huesos humanos desarticulados, principalmente cráneos, maxilares y huesos largos con indicios y señales de haber sido utilizados como trofeos u ofrendas relacionadas con el sacrificio humano.

El Laberinto, es considerado como la estructura más sobresaliente, y consiste en un corredor rodeado por muros de mampostería con varias pilastras adosadas que van alineadas hacia un cerro llamado el Picacho, detrás de cuya cúspide aparecen los primeros rayos durante los equinoccios, proyectándose precisamente al interior del Observatorio.

Además de las estructuras ceremoniales, en su entorno hay más de 700 minas prehispánicas, por lo que se ha llegado a considerar a esta área como la de mayor actividad minera de Mesoamérica.

El Teúl

Esta zona arqueológica está ubicada sobre la cima de un cerro conocido como Teúl, que en náhuatl significa “la morada de los dioses”. Fue erigida por los indígenas pobladores de esta región, siendo su sitio ceremonial, mientras que todo el valle de Tlaltenango -hacia el norte- era el lugar habitacional.

En este sitio se han encontrado interesantes tumbas de tiro, varios esqueletos acompañados de ídolos y ofrendas en ollas de barro, con puntas de flecha, semillas, piedras verdes u objetos metálicos pequeños, así como el horno de fundición de cobre más antiguo de Mesoamérica, en donde se fabricaban refinadas piezas con este metal, o con aleaciones de cobre y plata o estaño.

La destrucción del área ceremonial ocurrió, cuando los indígenas caxcanes reincidieron en usarlo como lugar de culto. Ante ello, los tlaxcaltecas, aliados de los españoles, fueron los encargados de ejecutar la quema del sitio, motivo por el que son escasos los vestigios de este último periodo del asentamiento. A la fecha el sitio se hoy día se está explorando y recuperando, y se espera que a finales del 2012 sea abierto al público.

Su ubicación se encuentra en las inmediaciones de la cabecera municipal de Teúl de González Ortega, la cual fue declarada “Pueblo Mágico” de Zacatecas en el 2011, y está rodeada de cerros y vastas llanuras de accidentada orografía. Con casi todo lo que el visitante desea encontrar: arqueología, arquitectura colonial, aventura, folclor, paisajes, tranquilidad.

¿Que te parecieron estas zonas arqueológicas de Zacatecas?

¡Descubre más con Travel Report!

 

 

 

Más de Zonas Arqueológicas

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir