Conectate con nosotros

Aerofobioa. Que el miedo a volar no te impida viajar

Aventura

Aerofobioa. Que el miedo a volar no te impida viajar

Aerofobioa. Que el miedo a volar no te impida viajar

Algunas personas que prefieren viajar más de 20 horas en autobús por el miedo a volar, el simple hecho de pensar en tener que subirse a un avión les causa Aerofobia, hecho por el cual solo viajan dentro de su país o en distancias cortas.

Hay viajeros que experimentan Aerofobia después de vivir un evento traumático en el avión, pero el miedo de otros radica en el futuro, en lo desconocido. Algunas personas pueden desarrollar miedo a volar gracias a eventos que otros les contaron o a malas noticias relacionadas con catástrofes ocurridas en aviones, terrorismo accidentes. El miedo más que a volar, es a morir.

En caso de turbulencia…

Quienes experimentan Aerofobia cuentan que el corazón y la respiración se acelera, sudan excesivamente, se desesperan, se angustian, algunos rompen en llanto y otros pueden tornarse agresivos. El miedo es natural en los pasajeros al momento de una turbulencia o un aterrizaje forzoso, pero hay quienes lo experimentan en tierra.

Sobrecargos al rescate

  • Las sobrecargos cuentan con capacitación en primeros auxilios que se actualiza cada año, aunque no tienen la facultad de proporcionar calmantes. Su labor principal es ser empáticas con el pasajero con Aerofobia, platicándole aspectos de la seguridad del avión y la cantidad de veces que ellas vuelan en su vida.
  • Si un pasajero insiste en bajarse del avión y la puerta no ha sido cerrada, la sobrecargo lo auxilia para bajar su equipaje y salir del avión.

¿Hay un médico en la sala?

Si hay un médico a bordo, este puede intervenir mostrando su cédula profesional y se le proporciona un botiquín de emergencia con autorización del capitán. Es importante tener en cuenta que en vuelos internacionales, si un pasajero sube al avión con medicamentos ansiolíticos o calmantes, debe traer consigo su receta médica.

Algunos consejos

  • Si tienes miedo a volar elige un asiento de pasillo, te sentirás menos presionado y con mayor libertad de movimiento.
  • Busca distractores. Lleva la música que te gusta, explora las opciones de entretenimiento del avión, lee un libro, lleva un juego de mesa, escribe, platica con el de al lado o trata de dormir.
  • Investiga las estadísticas. El avión es uno de los medios de trasporte más seguros, con menos accidentes y menos víctimas mortales.
  • Evita ver videos con escenas de accidentes o crímenes en aviones.
  • Respira profundo, en especial cuando empieces a sentir miedo.
  • Evita el estrés. Prepara tu viaje con antelación, llega a tiempo al aeropuerto, viste ropa cómoda, aliméntate y duerme bien antes de tu viaje.

Si el miedo es aun incontrolable, busca ayuda terapéutica, tu miedo puede tratarse a través de hipnosis, terapia racional emotiva o incluso con técnicas de respiración y relajación como meditación o yoga.

Más de Aventura

Subir