Connect with us

10 imperdibles de Real de Catorce, pueblo mágico

10 imperdibles de Real de Catorce, pueblo mágico

10 imperdibles de Real de Catorce, pueblo mágico

Resguardado por las montañas de la Sierra de Catorce, Real de Catorce, pueblo mágico, atrae a los viajeros por sus historias de bonanzas, paisaje desértico y su atmósfera melancólica.

Este pueblito da la impresión de estar en otra dimensión, es uno de los tesoros del altiplano potosino que definitivamente no hay que dejar de conocer.

Pasea a caballo o en camionetas Willies por el desierto, disfruta de una cerveza mientras admiras el cielo estrellado en la terraza de un bar, prueba guisos tradicionales como los exquisitos tacos de flor de biznaga.

¿Cómo llegar?

Siendo bien honestos, hay que decir que Real de Catorce no es un destino de visitas constantes para un viajero, simplemente, porque no está cerca, a menos claro, que vivas en Matehuala, municipio localizado a una hora con 18 minutos.

Antes, habrás recorrido 2 horas desde la ciudad de San Luis Potosí solo para llegar a Matehuala así que llévatela tranquila y con mucha música en el auto.

Ahora que, si vas en autobús, prepárate, ya que son unas 8 horas de camino desde CDMX y la ruta es CDMX- SLP – Matehuala – Real de Catorce.

Aunque, ya puedes ahorrarte un transbordo y tomar un autobús directo de CDMX a Matehuala en la Terminal de Autobuses del Norte. El boleto te cuesta unos 850 pesos.

Pueblo al atardecer

La bienvenida a Real de Catorce , el túnel Ogarrio

La bienvenida a Real de Catorce la da el Túnel Ogarrio, que a decir de sus habitantes es la entrada más original del estado. Y así parece, pues para ingresar al poblado es necesario sumergirse por un socavón de 2.3 kilómetros que atraviesa el Cerro Barriga de Plata.

Este túnel fue la última gran obra construida en Catorce, siendo hoy la única entrada al pueblo. Y al final del túnel, la primera impresión es un sitio en ruinas con construcciones ocres por doquier, pero todas a un paso de desvanecerse.

Túnel Ogarrio

10 imperdibles de Real de Catorce, pueblo Mágico

1. Visitar sus minas

Tunel Ogarrio

Minas de Real de Catorce

Real de Catorce fue fundado en 1778, cuando descubrieron sus yacimientos de oro y plata. Rápidamente se convirtió en un sitio lleno de riquezas y así continuó durante más de un siglo.

Con su fundación dio inicio la fiebre de esos metales en toda la zona que hoy conocemos como el Altiplano.

Así, Real de Catorce se convirtió en el segundo lugar mundial de producción de plata a inicios del siglo XIX. Hoy pueden visitarse sus minas de San Agustín, Milagros y Purísima Concepción.

2. Cabalgar por el Cerro Quemado, un imperdible de Real de Catorce

El Cerro del Quemado

Cabalgata en Real de Catorce

Una de las actividades imperdibles de Real de Catorce son las cabalgatas hacia Cerro Quemado. Sí, esa montaña sagrada de Wirikuta donde culminan las peregrinaciones de los huicholes.

Las vistas son impresionantes desde que comienzas el recorrido podrás admirar los diferentes tonos ocres de sus construcciones desgastadas hasta la singular flora desértica de la Sierra de Catorce.

Además, es posible detenerse un momento no solo para contemplar el paisaje, sino hasta para meditar.

3. Conocer el Palenque de gallos

El palenque de gallos

Palenque de Real de Catorce

El Palenque, construido en 1863, fue un importante centro de reunión de los mineros.

Este mítico anfiteatro de cantera, actualmente es escenario de actividades culturales.

Durante las fiestas patronales de Real de Catorce, ahí se realizan las tradicionales peleas de gallo. Un espectáculo no apto para todos los viajeros.

4. Visitar la Casa de Moneda

La casa de moneda

Casa de la moneda de Real de Catorce

En lo que fuera la Plaza del Carbón, se localiza el Centro Cultural, edificación que durante la época de esplendor sirvió como Casa de Moneda.

Ahí se acuñaron monedas de dos, cuatro y ocho reales. Se dice que en total fueron un millón y medio.

Actualmente, alberga exposiciones temporales de fotografía, teatro, pintura, escultura, danza y música.

Cuenta con tres niveles y una sala donde exhibe una interesante colección de monedas de México. Sin duda, es uno de los imperdibles no solo de Real de Catorce, sino de San Luis Potosí.

5. Explorar la plaza principal de Real de Catorce

La Plaza Principal

Plaza Principal de Real de Catorce

Otro de sus atractivos turísticos es la Plaza de Armas, también conocido como el Jardín Hidalgo. Sus jardineras y bancas, permite admirar no sólo el poblado, sino el estilo de vida de sus habitantes.

Contemplar su quiosco de hierro labrado que sustituyó a una fuente en 1928, también es un imperdible de Real de Catorce.

Ya que estás en el corazón del poblado, aprovecha para pasear por el alegre mercado de La Vendimia.

6. Acudir a los tianguis y mercadillos

Tianguis y mercadillos

Tianguis de Real de Catorce

Los fines de semana sus calles se llenan de color con sus tianguis y mercadillos, ideales para comprar artesanías.

Ahí, podrás comprar los típicos cuadros de madera e hilo que narran diferentes momentos de los rituales religiosos de los huicholes.

Además de collares, pulseras, aretes, máscaras, ceniceros y un sinfín de objetos elaborados con colorida chaquira.

7. Conocer la Parroquia de la Purísima Concepción de Real de Catorce

Parroquia de la Purísima Concepción

Parroquia de la Purísima Concepción de Real de Catorce

Este templo está dedicado a la patrona de los mineros que explotaban las ricas vetas de plata del pueblo.

La fachada de estas construcción religiosa data del siglo XVIII y es estilo neoclásica, con pinceladas dóricas.

En su interior sobresale el altar de estilo neogótico, instalado a comienzos del siglo XX.

8. Escaparse al cementerio

Cementerio

Cementerio de Real de Catorce

Uno de los sitios más singulares es el actual Cementerio, otrora Capilla de la Virgen de Guadalupe.

Lo que fuera el atrio de este templo se convirtió en un camposanto. Hoy es un panteón activo.

En la capilla aún se pueden ver frescos originales del siglo XIX, así como varias criptas de personajes importantes de Real.

9. Pasear por el Pueblo Fantasma de Real de Catorce

Pueblo Fantasma

Pueblo fantasma de Real de Catorce

Esta zona se localiza en las ruinas del tiro minero del Compromiso. Ahí, podrás admirar desgastadas construcciones en diversos tonos de ocres.

Sin duda, este sitio es una muestra de la bonanza que años atrás caracterizó a la región. Sin embargo, hoy no es el tesoro de sus minas lo que atrae a viajeros de todo el mundo, sino su aspecto venido a menos.

Tanto por su aspecto y por la historia que resguarda, es uno de los imperdibles de Real de Catorce.

10. Dar un paseo en Willys

paseo en Willys

Willys en Real de Catorce

El Willys es un colorido vehículo 4×4 de los años 60 que suben a Real de Catorce todos los días desde estación catorce.

Puedes encontrarlos en la plaza principal para dar un paseo por la Sierra de Catorce y la de Cerro Grande.

El recorrido todo terreno, también incluye visitar la zona del Pueblo Fantasma, el Quemado, las cuevas del Zapato y Los Riscos.

De hecho, este tour es considerado uno de los más espectaculares de todo el estado de San Luis Potosí.

gastronomia

Foto: TripAdvisor

¿Qué comer en Real de Catorce?

El arte de la cocina potosina se hace presente en este pueblito de primera instancia con una barbacoa acompañada por unos discretos trago de aguardiente o de mezcal y unos cabuches en nonagre (flor de la biznaga) para botanear.

Pero eso es nada más para empezar. No te puedes ir de este destino sin haber probado su famoso Asado de boda, elaborado con chile ancho y trocitos de carne de puerco; va acompañado de arroz blanco.

Si tienes poca hambre entonces pide un Zacahuil, que es un tamalito de maíz relleno de trozos de carne de cerdo, unos tacos potosinos o unas gorditas de revoltijo verde o rojo.

Aunque la carne asada acompañada de unas suculentas enchiladas potosinas no te vendrá nada mal.

Para el postre, un dulce de leche de cabra o un chocolate con leche cerrarán con broche de oro.

Fiestas

¿Cuándo ir a Real de Catorce?

De preferencia, en temporada baja, ya que el misticismo del pueblo se disfruta mejor sin aglomeraciones.

La Semana Santa se conmemora en grande, con representaciones en las plazas, pero las opciones de hospedaje disminuyen.

De mediados a finales de año es cuando el pueblo más se llena de fiestas, comenzando en agosto con el Jazz Fest para seguirse con las Jornadas Franciscanas de finales de agosto a principios de

El 4 de octubre se celebra la Fiesta de San Francisco de Asís o Santo Charrito con bombo y platillo y para el 1 y 2 de noviembre, las fiestas de Día de Muertos se conmemoran de forma tradicional en el panteón del pueblo.

Artesano

Algunos tips para tu viaje

Reserva hotel

Evita llegar a “la de sin susto” sin tener el hospedaje reservado. No hay demasiados hoteles ni opciones de Airbnb y sería muy aventurado llegar a buscar.

Que no te cuenten

Muchas personas tienen la idea de que en Real de Catorce se vende peyote como se venden artesanías y no va por ahí.

El peyote es consumido en ceremonias guiadas y sagradas y generalmente es en la reserva de Wirikuta, cerca de Real de Catorce.

Lleva efectivo

En el pueblo no hay bancos y hay un solo cajero. No todos los sitios aceptan pago con tarjeta.

Dedícale tiempo

No pretendas visitar este destino de pasadita porque se te acabará el día intentándolo. Planea con anticipación y toma en cuenta las distancias para al menos, dedicarle 4 a 5 días como mínimo.

Ten en cuenta el clima

Los meses más fríos en Real de Catorce son los del invierno, con una temperatura promedio por debajo de los 11° C en diciembre y enero, pero entre junio y agosto el clima es caluroso, la temperatura promedio es de 22° C aunque por las noches puede llegar a “pegar el chiflón”.

 

Ahora que ya conoces los 10 imperdibles del pueblo mágico de Real de Catorce, te invitamos a darte una vuelta por otro de los maravillosos pueblos mágicos del estado, Xilitla.

Más de México

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir