Conectate con nosotros

Pico de Orizaba, la cumbre más alta de México

Pico de Orizaba

México

Pico de Orizaba, la cumbre más alta de México

Pico de Orizaba, la cumbre más alta de México

Lo primero que hay que decir, cuando se habla del Pico de Orizaba es que se trata de la cima más alta de México, con más de 5,600 metros.

Meta de cualquier alpinista nacional y atractivo para todo amante de la naturaleza que no conforme con admirarlo, quiere volverse uno con el paisaje.

Pico de Orizaba

Foto: Facebook

También conocido como el techo de México, tiene escenarios que suelen cubrirse de nieve y que ofrecen mucho que hacer a los visitantes.

Forma parte de dos sistemas orográficos diferentes: la Cordillera Neovolcánica y la Sierra Madre Oriental, que recorre el país entero de norte a sur.

Aunque con erupciones muy esporádicas, la última se dio alrededor de 1687, el Pico de Orizaba es un volcán todavía activo.

Las dimensiones del Pico de Orizaba

El Parque Nacional Pico de Orizaba tiene una extensión de 197.5 km² (19,750 hectáreas) que engloba el cono volcánico y su área circundante.

Se incluyen en esta última los municipios de Tlachichuca, Ciudad Serdán, La Perla, Mariano Escobedo y Calcahualco, entre otros.

La mayor elevación de este gigante posee 5,747 metros, lo que lo convierte en la tercer montañas más altas de América del Norte, tan sólo superado por el Denali (anteriormente denominado Monte McKinley) en Alaska y el Monte Logan, en el territorio del Yukón, Canadá.

Su eje mayor mide unos 478 metros, mientras que el menor mide unos 410 metros. La superficie del cráter del Pico de Nevada es de 154.830 m2, y su profundidad es de 300 metros.

El tipo del cono según su erupción es Estromboliano y junto con su glaciar se le considera como uno de los conos volcánicos más simétricos en el mundo.
La lava del Pico de Orizaba es muy densa, se solidifica en el cráter formando tapones, lo que motiva un aumento en la presión interna de los gases y la lava.

Cómo llegar al Pico de Orizaba

Para llegar, hay que tomar, desde Orizaba, el camino a La Perla, una comunidad a 13 kilómetros. Desde ahí, una brecha te llevará a uno de los albergues.

Desde el lado de Puebla, se toma la carretera número 150 hasta la desviación a Tlachichuca.

En dicha polblación comienza un camino hasta Villa Grande, un pueblo desde donde puedes acceder a los albergues.

Pico de Orizaba

Foro: Facebook

Qué hacer en el Pico de Orizaba

El Pico de Orizaba es el paraíso en México para los amantes de las expediciones. No sólo por la abundante vegetación y fauna que reúne, sino por la variada oferta de cosas que hay que hacer.

Por ejemplo, durante el invierno, aun las faldas del volcán están cubiertas de nieve, por lo que son ideales para llevar trineos y deslizarse un buen rato.

Asimismo, se ha convertido en destino de quienes practican la bici de montaña, ya que en las zonas bajas la pendiente lo permite.

Lo que prefieren caminar, encontrarán varios senderos que pueden recorrer para convivir directamente con la asombrosa naturaleza del lugar.

Diferentes micro-climas se van revelando mientras se asciende. Se asoman desde manantiales de agua fresca para descansar y hasta excelsos miradores.

El Pico de Orizaba es, por todo ello y más, un gigante cuyos paisajes y naturaleza viva dejan sin aliento a cualquiera.

 

Pico de Orizaba

Foto: Facebook

Historia del Pico de Orizaba

No hay datos exactos de cuándo nació el Pico de Orizaba, pero se calcula que su primera erupción tuvo lugar hace varios millones de años.

Posteriormente, todos sus movimientos se han venido registrando, por ejemplo, en los códices prehispánicos de antes de La Conquista.

Después de este periodo de dominación, el Citlaltépetl ha tenido manifestaciones volcánicas en 1537, 1545, 1559, 1566, 1569, 1613, 1630, 1687 y 1876.

Afortunadamente, desde entonces, el Pico de Orizaba ha permanecido inactivo, aunque se tiene el registro de hasta dónde llegó la última erupción.

Las ciudades donde hay rocas y vestigios de destrucción han sido Ciudad Serdán, Atzitzintla, Loma Grande, Paso Carretas y Orizaba (posiblemente entre esas La Piedra del Gigante).

En la época del México independiente, el Pico de Orizaba fue explorado, aunque no escalado, por Enrique Galeotti en 1839. Y en 1848 fue escalado por primera vez por el alpinista francés Alejandro Doignon.

hacia la segunda mitad del siglo XIX fue investigado por numerosos científicos y estudiosos, entre los que destaca el botánico alemán Hugo Fink.

En 1873, Martin Tritschler, padre de los arzobispos mexicanos Martín y Guillermo Tritschler y Córdova, llegó a la cumbre y enarboló la bandera nacional.

Con el objetivo de preservar su naturaleza, el presidente Lázaro Cárdenas del Río dispuso el 16 de diciembre de 1936 la creación del Parque Nacional Pico de Orizaba.

Volcanes de México

Las leyendas sobre el nombre

Se cuenta que hace mucho tiempo, en la época de los Olmecas, existió una guerrera llamada Nahuani, quien llevó consigo su amiga y consejera, una hermosa águila pescadora.

En una de tantas batallas fue vencida y Orizaba se elevó a lo más alto del cielo y se dejó caer a la tierra.

Justo allí donde cayó se fue formando una montaña hasta convertirse en un volcán.

Después de un tiempo Orizaba se acordó de lo sucedido a Nahuani por lo que hizo estallar su furia haciendo varias erupciones.

Para controlar dicha furia, los aldeanos de la tribu subirían a lo más alto del Pico de Orizaba a rendir culto a Nahuani.

Otras versiones indican que los antiguos mexicanos lo llamaban también Poyautécatl “El que vive entre nubes ligeras o la niebla” o también “Señor de la niebla”.
Finalmente, cambiaron al Citlaltépetl (Cerro de la Estrella), porque la erupción de fuego que despedía a lo lejos, de noche parecía un astro.

Volcanes de México

Flora y fauna

Además de un importante atractivo turístico, el Pico de Orizaba constituye un importante activo natural que alberga diversas especies de flora y fauna.

Pino, encino, cedro y oyamel en la sierra; cafeto, palma y maguey se ven en la zona de neblina.

La Huasteca luce pastizales, framboyán; mientras que la selva: manglar, ojoch, mulato, picho y amate. Finalmente, la llanura costera: pastizal, palmera, manglar, platanal, mango, naranjo y limonero.

Por lo que hace a la fauna se puede ver: liebre, ardilla, venado, cacomixtle, conejo, coyote, tlacuache, perico, loro, garza, chachalaca, iguana, garza blanca, martín pescador, gaviota, pelícano, camarón y ostión.

Más de México

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir