Conectate con nosotros

Qué hacer en Suiza, el país que salió de un cuento

Berna

Internacional

Qué hacer en Suiza, el país que salió de un cuento

Qué hacer en Suiza, el país que salió de un cuento

Seguramente, mucho te ha pasado por la cabeza qué hacer en Suiza, el país de Heidi y el mismo que está en la lista de los viajes de tu vida.

Y si ya tienes este viaje en la mira, lo más recomendable será comprarte una o varias guías para organizar el itinerario perfecto, que requerirá una revisión minuciosa para no dejar los atractivos imperdibles de lado.

Lo que no te aconsejamos en absoluto es visitar los lugares turísticos de Suiza de pasadita en un tour de un par de días, ya que este majestuoso país europeo te demandará al menos de una semana y le quedarás debiendo.

Y como no sustituiremos a las guías de viaje, te presentamos un listado de todo lo que tienes que hacer en Suiza en tu próximo viaje al paraíso de los Alpes.

Suiza

Lo que imprescindiblemente, tus ojos tienen que ver en Suiza

Una de las principales cosas que hay que hacer en Suiza es visitar sus ciudades, románticas, inspiradoras y llenas de arte y cultura.

#1 Cantón del Jura, paraíso medieval

Jurá es un sitio de paz y tranquilidad arrinconado en la frontera francosuiza y rodeado de colinas, bosques y pueblos medievales.

En Suiza, es el sitio perfecto para perderse del mundo y contemplar la maravillosa vida gracias a sus extensos paisajes.

Aquí no encontrarás los grandes complejos hoteleros pero si te gusta caminar y tomar fotografías, no querrás irte. Se trata de una región rural.

Disponte a tomar una bicicleta para recorrer sus ondulados caminos, meterte a un granero y probar delicias gastronómicas orgánicas.

Conoce sus castillos, toma fotografías panorámicas desde un globo aerostático, realiza excursiones a pie, a caballo, en bicicleta, sobre el agua, o sobre nieve, caminando en raquetas durante el invierno o practicando tus mejores piruetas de esquí.

No te vayas sin probar los quesos de la región. Su capital es Delémont y se localiza en la parte noroccidental de Suiza.

Berna

#2 Berna, la capital de Suiza

Berna, Patrimonio Mundial de la UNESCO, es una de las principales ciudades que visitar en Suiza para dejarte hechizar por sus calles medievales adoquinadas, sus galerías de arte, pintorescas boutiques y restaurantes sensacionales.

Se localiza en la llanura central de Suiza y sorprende con su magia en cada rincón en donde es posible que te sorprenda una fuente, un callejón o una torre llena de historia.

No dejes de pasear por la orilla del río Aare, pasando por el jardín de rosas, el BärenPark y la catedral de 101 metros de altura.

También esperan por ti los antiguos fuertes y bastiones, los teatros y cafés callejeros, así como la casa de Albert Einstein, de gran interés turístico.

Disfruta también de los mercaditos de fin de semana en las plazas del centro.

Berna es la puerta a los Alpes en el centro de Suiza y tu base en este destino en el que te esperan grandes sorpresas por toda Suiza.

Lucerna

#3 Lucerna, la ciudad victoriana

Lucerna quedó pausada en el tiempo en su apariencia y se volvió uno de los sitios más imprescindibles que visitar en Suiza Central.

No puedes dejar de tomarte la clásica foto en su puente medieval Kapellbrücke, así como pasear por las orillas del Lago de los Cuatro Cantones, hacer un recorrido arquitectónico y descansar en uno de sus tantos cafés de terraza.

Su casco antiguo lleno de casas históricas es peatonal, por lo que podrás caminar horas y horas sin dejar de sorprenderte.

Haz una pausa en el mercado del vino, entra a la iglesia jesuita del siglo XVII, la primer obra barroca religiosa de Suiza.

Si te es posible, contempla la ciudad desde las altas laderas del Pilatus, el Rigi o el Stanserhorn mediante una excursión guiada, obtendrás las fotografías más envidiables.

Zurich

#4 Zúrich, moderna y seductora

La Zúrich de Suiza es una de las ciudades con mayor calidad de vida de Europa, especialmente por sus obras de remodelación urbana, que no se contrapone a su belleza histórica original.

La alegría es una de las principales características de esta ciudad llena de buen ambiente, festividades y vibrantes opciones de vida nocturna y compras.

Zurich es el centro económico y educativo de Suiza, una metrópolis cosmopolita llena de institutos de arte y cultura.

Hay que visitar la ciudad en agosto, cuando se realiza la Street Parade, una de las fiestas más alegres e importantes del destino.

Basilea

#5 Basilea, la inspiradora

De arquitectura contemporánea y una belleza que se enaltece por su ubicación a orillas del Rin, Basilea es una ciudad cultural que da hogar a 40 museos, a teatros y orquestas famosas.

La inspiración se contagia en la cocina y se refleja en sus imperdibles restaurantes como sucede en Läckerli Huus, especialista enpastas de especias y miel.

Basilea es la ciudad universitaria más antigua de Suiza pero también luce boutiques de diseñadores modernos, sus edificios respaldan el prestigio de importantes arquitectos y sus jardines  botánicos y parques te invitarán a quedarte.

La fiesta popular más importante es el carnaval Fasnacht, que se celebra el lunes después del miércoles de ceniza. A las 4 am se apagan todas las luces en la ciudad, comenzando un desfile animado y lleno de luz por las calles de la ciudad.

Montreux

#6 Montreux, romance a cada paso

Igor Stravinski compuso Le Sacre du printemps en Montreux, seguramente porque se enamoró de este sitio de aires mediterráneos.

Montreux se toma con calma, entre paseos por terrenos idílicos para ver narcisos silvestres y pasear por viñedos salidos de una postal.

Sus paisajes se vuelven alpinos cuando llega el invierno y dan paso a esquiadores y patinadores, o a un sinfín de museos para quienes no son tan deportistas.

No hay que perderse el Festival de Jazz de Montreux, tampoco el mercado navideño de Vevey y el famoso Montreux Noël.

Pero lo más bello que hacer en Suiza cuando estás en Montreux es visitar el Castillo de Chillón, que cierra con broche de oro el romanticismo de la ciudad.

Lo construyeron los Saboya en el siglo XIII, es uno de los más antiguos de Suiza.

Valalais

Foto: myswitzerland.com

Qué hacer en Suiza cuando amas la magestuosa naturaleza

Más allá de sus hermosas ciudades, Suiza se caracteriza por brindar a los viajeros los escenarios naturales más espectaculares.

Por eso, nuestra lista de las cosas que hacer en Suiza aun no ha terminado.

#7 Recorrer los viñedos de Valais

Valais es tierra de hermosos viñedos desde el siglo III gracias a la religión cristiana, ya que para celebrar la misa y la comunión se necesitaba vino.

Para ir a recorrer los viñedos y probar deliciosos vinos de la región mediante interesantes catas hay que dirigirse al valle del Ródano, de extensos valles que gozan de 300 días de sol al año.

Disfruta de más de 8mil kilómetros de senderos señalizados que se pierden entre arroyos, canales y lagos alpinos. No dejes de rentar una bicicleta para recorrer hermosas laderas.

También podrás relajarte en deliciosos baños termales.

A partir del verano ya puedes ver nieve arriba en los glaciares, y en invierno, el escenario es ideal para disfrutar de actividades alpinas.

Eso sin contar los castillos y la gran oferta gourmet de la zona.

Cascada

#8 Dejarse refrescar con la cascada Rheinfall

Una de las cosas más bellas que hacer en Suiza es visitar estas inmensas y hermosas cascadas, también conocidas como las cataratas del Rin.

Se trata del mayor salto de agua en la Europa central1​ y se localizan entre los municipios de Neuhausen am Rheinfall y Laufen-Uhwiesen, cerca de la ciudad de Schaffhausen, en el norte de Suiza, e

Impresionan con sus 150 metros de anchura y 23 metros de altura. Pero en invierno, el caudal medio es de 250 m³/s.

Llega en una excursión en barco por el Rin hasta las cataratas,  o también encontrarás plataformas de observación con una vista espectacular.

Para visitarlas, primero deberás llegar a la comunidad de Neuhausen, y de paso aprovechar para visitar el castillo de Wörth del siglo XII.

Monte Cervino

#9 Contemplar el Monte Cervino

Llamado también Matterhorn (su nombre en alemán), el monte Cervino deja impresionados desde muy lejos a todos los viajeros.

Se trata de una montaña impresionante, atrayente, de gran belleza en cualquier estación de año, uno de los principales símbolos de Suiza.

De hecho, se ha considerado como la montaña más fotografiada del mundo y una de las más difíciles de escalar. Pero puedes verlo desde Klein-Matterhorn, accediendo desde un teleférico.

Si no eres un alpinista experto con posibilidad de subir con equipo en perfectas condiciones y un guía certificado, confórmate con llegar a la cabaña Hörnlihütte, a 3260 metros de altitud.

Aunque puedes tener una vista fantástica desde el Klein-Matterhorn, separada del monte Cervino por el paso y glaciar de Theodul.

Si quieres ir a esquiar, ten en cuenta que el pico Klein-Matterhorn está comunicado con Zermatt a través de funiculares aéreos.

La estación de montaña a 3820 m.s.n.m. es la estación de teleférico a mayor altura de los Alpes.

Lago Lugano

#10 Fotografiar el Lago de Lugano

Difícil ver un lago más bello que el lago alpino Lugano en Ticino, rodeado de pueblitos pintorescos, plazas de cafés de terraza, puertos lacustres y exuberante vegetación.

Lugano es el tercer centro financiero más importante en Suiza, pero además ofrece a los viajeros un sinnúmero de parques, villas, iglesias y restaurantes.

Su casco antiguo es peatonal, lo que te permitirá explorar con calma su arquitectura y museos. No dejes de consultar su cartelera de eventos artísticos.

Parque Nacional

#11 Hacer senderismo en el Parque Nacional Suizo

En 1914 se inauguró este parque andino de más de 170 kilómetros cuadrados que hoy incluyen una red de senderos educativos y de excursión de 80 km.

Como es un área protegida y no está permitido salirse de los senderos, es posible observar a lo lejos diversas especies animales en libertad.

Pero los senderos cruzan por prados floridos y cruzan por lagos azules, afloramientos rocosos y refugios alpinos.

No dejes de hacer una excursión por los senderos infantiles, es una de las mejores cosas que hacer en Suiza con niños.

Glaciar Aletsch

#12 Caminar sobre el Glaciar Aletsch, lo mejor que hacer en Suiza

Este fascinante y gigantesco glaciar, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es una de las maravillas naturales del mundo, una autopista de hielo de 23 km de largo y cinco carriles que avanza entre picos de alta montaña.

Su hielo es de color azul y tiene una profundidad máxima de 900 m, el sitio perfecto para los deportes de aventura.

La vista del Aletsch desde el Jungfraujoch es encantadora, pero lo mejor es hacer excursionismo desde Riederalp o esquiar en las pistas de nieve de Bettmeralp.

Las masas de hielo se extienden desde las paredes norte del Eiger, el Mönch y el Jungfrau en dirección al valle hasta llegar al Valais y sus aguas fluyen por la inhóspita garganta Massa hasta el Ródano.

Lago Leman

#13 Divertirse en el Lago Lemán

Freddie Mercury inmortalizara este lago en la portada del álbum Made in Heaven.

Vas a divertirte como nunca gracias a todas las actividades de aventura que puedes hacer, como stand up paddle, kayak, velero, surf, ciclismo en los alrededores, acampar o volar en parapente

La mejor ciudad para admirar el mayor lago de Europa es la cosmopolita Ginebra, entre los picos cercanos de los Alpes y la cordillera de los colinos del Jura.

En la orilla derecha del lago se localiza la mayoría de los hoteles grandes y muchos restaurantes, y en la orilla izquierda está el casco antiguo de la ciudad.

No dejes de ir a hacer compras al centro de Ginebra, visitar la catedral St-Pierre, la Place du Bourg-de-Four, la más antigua de la ciudad.

Pasea por muelles, paseos ribereños, parques, callejones  y elegantes boutiques, por el Grand Théâtre para apreciar la Ópera de Ginebra y el Musée international de l’horlogerie, con una colección de relojes de joyas y música.

Eiger

Eiger

#14 Pasar unos días en Grindelwald

Grinderwald es el mejor sitio para apreciar tres impresionantes montañas, el Eiger (“ogro”), el Mönch (“monje”) y el Jungfrau (“virgen”).

Gracias a este escenario y los numerosos miradores y actividades, Grindelwald es uno de los destinos más populares de vacaciones y excursiones de Suiza y el centro de esquiar más grande de la región del Jungfrau.

Si vas a esquiar, también lánzate por el tobogán más largo de Europa en un trineo y no dejes de conocer la estación de ferrocarril más alta de Europa.

Ahora que sabes qué hacer en Suiza de manera esencial, te invitamos a pasearte por otra hermosa ciudad europea, Rotterdam.

Más de Internacional

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir