Connect with us

Paradas obligadas para un road trip perfecto en California

Paradas obligadas para un road trip perfecto en California

Internacional

Paradas obligadas para un road trip perfecto en California

Paradas obligadas para un road trip perfecto en California

¿Están listos para emprender un viaje en carretera en California? Pues hoy lo haremos a través de su costa, para ser más precisos iniciando en la ciudad de San Diego, muy cerca de nuestra frontera, hasta la ciudad de San Francisco. Estas son las diez paradas que ofrecen experiencias únicas, distintas y adaptables a todos los gustos. La autopista no puede ser mejor. Se trata de la famosa Highway One o carretera número uno.

1- Se trata de disfrutar la vida soleada de San Diego:

Llegamos al punto de partida de nuestro recorrido por la costa oeste de los Estados Unidos, estamos en la bella ciudad de San Diego, California. Frontera con la ciudad de Tijuana. San Diego ofrece una interminable variedad de actividades, atractivos y diversión. Son 112 kilómetros de playas, bahías, majestuosas cordilleras y un desierto fascinante. Seguramente se preguntarán por dónde empezar cuando se tiene poco tiempo, y ante nuestros ojos está Sea World, Legoland California, o el célebre zoológico de San Diego, pues nuestra recomendación, para un viaje de esta naturaleza, es iniciar en el centro de la ciudad.

Encontrarán un centro urbano lleno de tiendas, boutiques, hoteles, restaurantes, galerías de arte y teatros dignos de recorrerse a paso lento y detenerse especialmente en el histórico sector Gaslamp Quarter pero también en el moderno centro comercial de Horton Plaza.

Sigan su viaje hacia el norte donde los espera el bello escenario de La Jolla, que bien vale la una visita simplemente para sentarse a tomar un café en alguna de sus sofisticadas propuestas.

2-Vivir el ambiente de la capital del surf, Huntington Beach:

Después de una hora y media de camino desde San Diego, llegamos al paraíso de los surfistas, Huntington Beach. Este destino de playa vale la pena vivirlo y explorarlo al menos durante un día completo para que se empapen del ambiente que su cultura playera tiene que ofrecer.

Recorran el camino que bordea la costa en forma curva, desde ahí podrán ir ver si lo que les apetece es tomar el sol, jugar voleibol o poner a prueba sus habilidades para el surf. Si de plano nunca se han subido a una tabla pues no hay problema, es bastante entretenido ver cómo lo hace la gente. Quizás cuando se den cuenta de que no todos son expertos y mucho menos de campeonato te animarás a intentarlo.

Aunque hay que decirlo, aquí también imperan los profesionales, no por nada Huntington Beach es sede del US Open de Surf y recibe el sobrenombre de Surf City. Cuenta con casi 13 kilómetros de costa, sus aguas acogen olas consistentes y el ambiente es magnífico para disfrutar de una jornada en la playa.

3- Vibrar con el dinamismo de Los Ángeles:

A solo 35 minutos de Huntington Beach aparece ante nuestros ojos la ciudad más grande del en California: Los Ángeles. Pensar en qué hacer a tu paso por esta ciudad durante nuestro recorrido costero, sería muy desafiante porque aquí la acción no para, así que te recomendamos ser precavido e ir preparado para visitar algunos sitios imperdibles.

Desde luego si hablamos de imperdibles puedes comenzar en la ciudad costera de Santa Mónica, donde te espera una amplia playa y un muelle emblemático repleto de atracciones que no podrás dejar de fotografiar. Otro plan es acudir a algún espectáculo musical, teatral o deportivo. Ten por seguro que siempre encontrarás algo en el Staples Center y LA Live; y si se trata de deportes, pues aquí mero está el único e inigualable Dodger Stadium.

No hay nada como despedirse de Los Angeles con una visita a Universal Studios Hollywood, con juegos temáticos de películas y recorridos por los sets de filmación. Mucho qué hacer en esta dinámica ciudad, una sola visita no será suficiente pero sin duda abrirá tu apetito por esta metrópoli llena de acción.

4- La romántica Santa Bárbara:

Desde Los Ángeles el trayecto es de 153 kilómetros, así que te llevará una hora y media aproximadamente llegar hasta aquí. Y quizás te preguntes qué es lo que hace que la gente o que nuestro recorrido haya elegido a esta ciudad. Pues para que te des una idea, a este destino también se le conoce como la Riviera Americana por su espíritu mediterráneo.

En esta ciudad predomina la arquitectura española clásica que le otorga a la región un aspecto europeo muy chic.Un elegante estilo que se ha convertido en el hito visual de la ciudad y que además de todo goza de un clima soñado.

A esto hay que sumarle su buen ambiente universitario, pues el poblado es hogar de la Universidad de Santa Bárbara, lo que hace de esta ciudad un paraíso universitario que combina playa, surf y unas vistas impresionantes. Y ya entrados en esto del romance pues no dejen de dar un paseo por State Street.

5. Degustar el fruto de las legendarias vendimias de la región, en el Valle de Santa Ynez:

Valle de Santa Ynez, a solo 58 kilómetros de Santa Bárbara. Nos encontramos con esta región emblemática de vino rodeada de niebla, sol y Pinot por doquier. Al llegar a este punto disminuirás sin darte cuenta la velocidad del automóvil para verlo todo y sentir el abrazo de una tierra de viñas interminables.

El Valle de Santa Ynez es una de las regiones de cultivo de uva más diversas de Estados Unidos y posee el clima ideal para las uvas de Chardonnay y Pinot Noir. Sin embargo, al interior de esta región, se ubica Happy Canyon que gracias a su soleado y caluroso clima, también ofrece variedades de Bordeaux como Cabernet Franc y Merlot.

Pero para disfrutarlo todo, tu visita puede comenzar en Sunstone Winery en Santa María. Tiene una fresca cava de vinos, uvas cultivadas de manera sustentable y un espectacular castillo de piedra caliza disponible para pasar la noche. Ya imaginarán lo romántico que es, no por nada en esta zona se filmó la película Sideways.

en California

6- Conocer el Castillo de Hearst en California:

Este impresionante complejo se ubica en lo alto de una colina de la costa y posee impresionantes vistas de 360 grados. Es momento de estacionar el automóvil para que a través de una visita guiada puedan disfrutar de este lugar.

Estamos hablando de un complejo, que fue diseñado por Julia Morgan como residencia privada del periodista y magnate de la industria editorial William Randolph Hearst, se terminó de construir en 1947 y es un templo dedicado a la opulencia y el exceso.

El espectáculo es alucinante: un castillo con 165 habitaciones, 51 hectáreas de jardines fuentes y piscinas al exterior e interior del edificio. La piscina externa lleva por nombre Neptuno, mide 32 metros de largo y evoca a la antigua Grecia con estatuas de mármol de Neptuno y las Nereidas custodiando este paraíso acuático.

7- Tomar fotografías del icónico Big Sur:

Acantilados, mar y cielo: el paraíso; eso es Big Sur. Estamos en el lugar que, según el escritor Henry Miller, le enseñó a decir Amén por primera vez, así que ya imaginarán la belleza que rodea a esta franja de aproximadamente 145 kilómetros de costa recortada por la niebla y rodeada por bosques de secuoyas.

En Big Sur no hay semáforos ni centros comerciales; es una zona de belleza natural, encajonada entre la Sierra de Santa Lucía y el océano Pacífico. Además, la costa de Big Sur es uno de los mejores lugares del país para contemplar el cóndor de California, una especie amenazada.

Para explorarlo en toda su extensión no hay nada como viajar en auto, admirando los paisajes que van apareciendo a cada curva y es que aquí no hay límites específicos, pero la mejor opción para fotografiarlo es través de miradores, en lugares como el puente Bixby.

Para dormir pueden hacerlo en algún campamento, en alguna cabaña rústica o incluso en un hotel exclusivo como el Post Ranch Inn, que en serio los dejará con la boca abierta, tiene una vista espectacular, para una perfecta Luna de Miel. Big Sur, una experiencia que vale totalmente la pena al igual que la que nos espera en nuestra siguiente parada de este recorrido en auto por la costa central en California.

8-La romántica Carmel y la histórica Monterrey:

A solo 47 minutos de Big Sur llegamos a la Península de Monterrey la cual está envuelta por el Pacífico y esto la dota de bellas playas y caletas pero también de interesantes atractivos. El primer punto que encontrarán es el artístico pueblo de Carmel-by-the-Sea, mejor conocido como Carmel, se trata de una encantadora villa junto al Mar que tuvo como alcalde ni más ni menos que al actor Clint Eastwood.

Después de este recorrer sus calles vale la pena que se tomen un tiempo para caminar por Playa Carmel o también pueden acercarse a los acantilados azotados por las olas en Point Lobos State Reserve.

Mientras avanzan en esta ruta de bellos escenarios por la bahía, se encontrarán con todo un imperdible, el mundialmente reconocido Acuario de la Bahía de Monterrey que resulta de gran atractivo.

Y cómo no! aquí se exhiben más de 35,000 animales y plantas que representan a más de 550 especies, muchas de las cuales son nativas de California, incluidas las nutrias de mar.

9-La ciudad playera y también bohemia de Santa Cruz:

Después de recorrer 71 kilómetros desde Monterrey, llegamos a Santa Cruz, una ciudad californiana que si bien ofrece diversión para toda la familia su esencia está marcada por el surf. Y no es para menos, fíjense que en este paradisiaco lugar se introdujo por primera vez el deporte en California y los surfistas profesionales saben que el lugar ideal es Steamer Lane.

Una buena alternativa es ir al centro de la ciudad, lejos de las multitudes playeras, para recorrer Pacific Avenue que ofrece muchas tiendas con un toque local, que incluyen la tienda O’Neill’s. Aquí los surfistas, pero también los turistas pueden encontrar shorts o bikinis ideales para practicar este deporte, sandalias o trajes de neopreno.

El ambiente bohemio se respira por la ciudad, la librería independiente Santa Cruz está siempre llena de gente. Este pueblo playero ultra amable tiene, sin duda, doble personalidad, porque también pueden encontrar diversión familiar en el parque Santa Cruz Beach Boardwalk, con montañas rusas, juegos de feria, y un carrusel histórico.

10-Se trata nada más y nada más ni menos que San Francisco:

Llegamos al último punto de nuestro recorrido: la hermosa ciudad de San Francisco en California, donde una maravilla del mundo moderno nos da la bienvenida, el Golden Gate. Nuestra recomendación es estacionar el coche y recorrer la “Ciudad de la Bahía” a pie para después hacerlo a través de alguno de sus singulares transportes públicos.

Pueden empezar con un Paseo en Tranvía que los llevará hasta el muelle 39 que obsequia vistas espectaculares y sonidos de leones marinos que miran hacia la prisión de Alcatraz. Continúen después el paseo por el Embarcadero hacia el Fisherman’s Wharf, donde no pueden dejar de probar una clam chouder y recorran después el museo de ciencias y aprendizaje Exploratorium.

Al caer la noche pueden recorrer Valencia Street en The Mission, un semillero que marca tendencias con sus restaurantes y bares, además del delicioso helado nocturno en Bi-Rite Ice Cream. Mucho que disfrutar en esta bellísima ciudad, donde termina nuestro viaje en California.

 

¡Conoce más de California con Travel Report!

 

 

Más de Internacional

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir