Conectate con nosotros

Visita Coyoacán: esto comía Frida Kahlo y Diego Rivera

Gastronomía

Visita Coyoacán: esto comía Frida Kahlo y Diego Rivera

Visita Coyoacán: esto comía Frida Kahlo y Diego Rivera

Las grandes mentes saben que para entender la verdadera identidad de un país hay que comenzar con probar sus sabores y sus sazones. Y, si alguien tenía muy claro que cada bocado puede ser tanto una fiesta en miniatura como un auténtico homenaje a las raíces, era Frida Kahlo, la mujer que cambió la historia de México a pinceladas.

Ella sabía que mucha de la magia de nuestra tierra existe dentro del ardor de los chiles, de la dulzura amarga del cacao, de la pureza del maíz, de los delicados matices del mole negro, y del singular aroma de las tortillas recién hechas.

Uno de los episodios más emotivos de la relación de Frida Kahlo con la comida fue el de su boda con Diego Rivera, como lo escribió Guadalupe “Lupe” Rivera, hija del primer matrimonio del muralista. En su libro “Las fiestas de Frida y Diego: Recuerdos y Recetas”, narra cómo en la ceremonia todo se planeo del modo más tradicional y sencillo posible, desde el vestido de Frida hasta la selección de ingredientes.

via GIPHY

La fiesta se llevó a cabo en 1929, en un precioso patio de Coyoacán, decorado con manteles de colores y palomas de papel maché, propiedad de la fotógrafa y activista Tina Modotti. El banquete fue mayormente preparado por Lupe Marín, la previa esposa de Diego, quien se ofreció a preparar los platillos preferidos del pintor, con ayuda de un pequeño ejército de cocineras del mercado.

Este fue el banquete de bodas:

  • Sopa de ostión
  • Arroz con plátano
  • Huazontles en salsa verde
  • Chiles rellenos de queso
  • Chiles rellenos de Picadillo
  • Mole negro de Oaxaca
  • Pozole Rojo de Jalisco
  • Flan y capirotada
  • Pastel de bodas

Como es de esperarse, estas delicias fueron acompañadas por ríos de pulque y tequila. A excepción de las cucharas de peltre de la sopa de ostión, todo lo demás se comió con tortillas, pues Diego consideraba a los cubiertos un gusto demasiado burgués.

Con el paso del tiempo, y tras la cuidadosa enseñanza de Lupe, Frida comenzaría a cocinar por sí misma. Eventualmente, el folclórico comedor de su Casa Azul de Coyoacán se convertiría en el punto de reunión de las grandes mentes del periodo; cada platillo un ofrenda a su pasado y un incomparable pretexto para unir diversas ideologías, gustos y perspectivas en conversación.

Cómo llegar a Coyoacán

Si vienes en automovil particular y sobre la Calzada de Tlalpan, te incorporas a la av. Miguel Ángel de Quevedo hasta Carillo Puerto y en menos de 2 minutos estaras en el centro de coyoacan

Otra forma es por medio del transporte publico una de las formas es llegar al metro viveros (linea 3 del metro) de lado de los viveros caminar dos calles y tomar un microbus que dice coyoacan centro. O también puedes llegar al metro General Anaya (línea 2 del metro)

¡Conoce más del mundo de la gastronomía en Travel Report!

Más de Gastronomía

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir