Connect with us

7 días en Mérida, el paraíso amarillo de México

7 días en Mérida, el paraíso amarillo de México

Nacionales

7 días en Mérida, el paraíso amarillo de México

7 días en Mérida, el paraíso amarillo de México

El Estado de Yucatán es una Tierra mágica donde el pasado se vuelve presente cada día, tierra antigua, de historias y maravillas eternas, de gente amable y tradiciones que contrastan con su modernidad y su visión al futuro. No podrás evitar pensar todo en amarillo, el color que caracteriza este estado.

Con una gastronomía fascinante, mezcla de recetas mayas milenarias e influencia criolla, abre un abanico casi infinito de opciones para el paladar. Yucatán es una tierra diversa que, lleva su historia a las calles, a sus casas, a sus museos y al corazón siempre fraterno de sus habitantes. Ya sea que recorras con tus amigos, en familia, o visites Yucatán en pareja, te llevamos a hacer un recorrido del Mérida amarillo y sus alrededores en 7 días:

Día 1: Ciudad de Mérida

Estancia sugerida: De 6 a 8 días durante los cuales visitaremos los diferentes puntos de esta guía. Partiendo en las mañanas y regresando a disfrutar de la ciudad de Mérida por las tardes y todo el detalle amarillo que encontrarás.

¿Qué hacer y visitar en la ciudad de Mérida?

Abordar el Turibus y recorrer los atractivos más importantes -Imperdible-

Ubicación: Parada y venta de boletos frente al hotel Holiday Inn, en la Avenida Colón esquina con Paseo Montejo, zona centro.
Horario: Todos los días de 9 de la mañana a 9 de la noche.
Costo: De lunes a viernes $100 pesos; sábado y domingo $115 pesos.
Tiempo de recorrido sin bajar: 1 hora con 30 minutos.
Ideal para: Aquellos que les gusta conocer previamente el terreno que pisan.

A bordo de este camión de 2 pisos podrán dar un agradable paseo, recorriendo las avenidas principales como Paseo Montejo e Itzaes, las plazas más importantes y los rincones más interesantes de Mérida, mientras escuchan historias y datos curiosos de la voz del guía como todos los lugares en tono amarillo que tiene.

Estos autobuses colorados tienen una frecuencia de paso de 30 minutos a través de 7 paradas establecidas a lo largo de la ciudad y pueden descender cuantas veces quieran, para así conocer más a fondo los lugares, pudiendo abordar el siguiente Turibus para continuar con este dinámico paseo.

Vivir de cerca las tradiciones meridanas en la histórica Plaza Grande -Imperdible-

Ubicación: Entre las calles 60, 62, 61 y 63.
Horario: todo el día.
Costo: totalmente gratis.
Tiempo de recorrido: Mínimo 30 minutos.
Ideal para: Gente de todas las edades que gusta de la cultura popular.
Fotografía imperdible: Sentados en las “bancas confidentes” que son 2 sillas de cemento encontradas, para ver de frente a la otra persona y poderse contar secretos sin que nadie oiga o bien para echar novio sin perder todos los detalles en tono amarillo que vas a encontrar.

También conocida como Plaza de la Independencia, la Plaza Grande es el verdadero corazón de la ciudad, donde se concentran los edificios centrales del poder político y religioso, además de que aquí se reúnen los meridanos a conversar, dar la vuelta, echar el cafecito y a ofrecer a los turistas productos tales como alimentos y artesanías.

¿Qué es una bomba? Son dichos alegres y picarones, llenos de humor, que se recitan al son de las jaranas yucatecas, usualmente como piropos para las mujeres que bailan esta música tradicional o en forma de broma. “Quisiera ser zapatito de tu diminuto pie, para ver de vez en cuando lo que el zapatito ve. ¡Bomba!”

Dato curioso: En esta y otras 50 plazas de Mérida está disponible una red de internet inalámbrico gratuita y contactos eléctricos, para que aprovechen para revisar su correo o consultar información turística en línea, o un vistazo amarillo a los atractivos de la ciudad .

Conocer los secretos y leyendas de la hermosa Catedral de San Ildefonso -Imperdible-

Ubicación: Calle 60, a un costado de la Plaza Grande.
Horario: Todos los días de 6 de la mañana a 5 de la tarde.
Costo: totalmente gratis
Tiempo de recorrido: Mínimo 30 minutos.
Fotografía obligada: Posando frente a este templo, pero para que salga completo deben pararse en la esquina de la plaza y tomar la foto desde abajo.

Es la catedral más antigua de México y también de la América continental, levantada en 1567 con piedras que alguna vez formaron parte de construcciones mayas; al interior no dejen de ver al Cristo de la Unidad y la réplica del Cristo de las Ampollas, ya que el original fue destruido durante los enfrentamientos revolucionarios.

¡Tip!: Si tienen calor, ya ven todo en amarillo y buscan un buen refrigerio, prueben las “paletas piratas”, unas ricas paletas heladas de coco, cubiertas con chocolate y coco rallado, que por sólo $10 pesos les devolverán la energía para continuar descubriendo Mérida; las encontrarán en tienditas y puestos cerca de la catedral.

Entretenerse con la historia de las artesanías en el Museo de Arte Popular de Mérida -Imperdible-

Ubicación: Calle 50 número 487, entre la 57 y la 59, a 5 cuadras al norte de la Plaza Grande.
Horario: De martes a sábado de 9:30 de la mañana a 6:30 de la tarde; domingo de 9 de la mañana a 2 de la tarde.
Costo: Entrada general $20 pesos.
Tiempo de recorrido: Al menos 30 minutos.
Ideal para: La gente que disfruta conocer la historia de las artesanías de un lugar.

En este pequeño pero interesante museo, alojado dentro de una hermosa casona virreinal, encontrarán una muestra de más de 300 piezas representativas de Yucatán, tales como artesanías, trajes típicos, vestimentas e instrumentos musicales prehispánicos y una muestra de juguetes tradicionales.

¡Tip!: La tienda de souvenirs de este museo es muy especial; aunque los precios son algo elevados, pueden estar seguros de que están comprando artículos originales y de gran calidad, ya que es notoria su naturaleza exclusiva y artesanal.

Disfrutar de las tradiciones nacionales en la Noche Mexicana del elegante Paseo de Montejo -Imperdible-

Ubicación: Avenida Paseo de Montejo.
Horario: Todos los sábados a las 9 de la noche.
Tiempo de recorrido: Al menos 2 horas.
Ideal para: Los mexicanos orgullosos y los que gustan de nutrirse de cultura.
Fotografía obligada: Entrándole a los antojitos teniendo como fondo las danzas regionales.

A este alegre evento asisten meridanos y turistas, en un ambiente de fiesta y convivencia en el que se escuchan grupos norteños, mariachis y marimbas mientras que los bailarines del ballet folklórico les muestran cómo se debe zapatear, ataviados con trajes típicos; por supuesto existen puestos de comida y artesanía para complementar este festejo a las tradiciones y costumbres nacionales.

¡Tip!: El antojito imperdible de la noche son las marquesitas, una especie de crepas doradas rellenas de queso bola ya sea con cajeta, nutella o lechera; las hay de $15 y de $25 pesos y son una delicia.

Experimentar una tradición a través del sentido del gusto probando las delicias de la Sorbetería Colón -Imperdible-

Ubicación: Calle 62, a 7 cuadras de la Plaza Grande.
Costo del manjar: $30 pesos.
Tiempo de degustación: Mínimo 40 minutos.
Ideal para: Los acalorados y los amantes de los postres.
Fotografía obligada: Entrándole parejo al sorbete propio y al del compañero.

En este histórico local de más de 100 años de antigüedad probarán una amplia variedad de sabores de sorbetes que consentirán al paladar con su textura y los refrescarán de las altas temperaturas, aunque son postres muy dulces, tanto que incluso vienen con un vasito de agua bien fría para nivelar el sabor.

¡Tip!: Si se empalagan muy rápido lo mejor es que pidan sabores más suaves como coco y mamey, evitando los más dulces como el mantecado y la crema morisca.

Entender más acerca de la cultura maya en el Museo Regional de Yucatán -Imperdible-

Ubicación: Al interior del Palacio Cantón, en la Avenida Paseo de Montejo esquina con la Calle 43, zona centro.
Horario: De martes a domingo de 8 de la mañana a 5 de la tarde.
Costo: Niños, estudiantes y tercera edad entrada gratuita; adultos $41 pesos; domingo entrada libre.
Tiempo de recorrido: Mínimo 40 minutos.
Ideal para: Los seguidores de la historia y la arquitectura prehispánica.

En este recinto se expone la historia de la cultura Maya a través de la explicación de su forma de vida, sus rituales religiosos, su estructura sociopolítica y sus múltiples construcciones que además de ser armónicas arquitectónicamente hablando, fueron hechas pensando en su utilidad para actividades como medir el tiempo.

Recorrer en calesa los rincones del centro de Mérida -Imperdible-

Ubicación: Calle 61, entre 58 y 60, a 1 cuadra de la Catedral.
Horario: Todos los días de 8 de la mañana a 12 de la noche.
Costo de la calesa hasta para 4 personas: $300 pesos.
Tiempo de recorrido: 30 minutos.
Fotografía obligada: A bordo de este suntuoso carruaje mientras pasan frente alguna bella mansión o un importante monumento.

Las calesas son una especie de carreta tirada por caballos, muy típicas de Mérida, a bordo de la cual pueden pasar por la Plaza Grande, el Parque Hidalgo, el Paseo de Montejo, las Casas Gemelas y el Monumento a la Bandera, siendo un recorrido entretenido, romántico y muy recreativo, al conocer otras caras de la ciudad paseando al estilo virreinal.

¿Sabías qué? Antiguamente los “coches de caballo” eran utilizados como instrumento de trabajo, convertidos en la actualidad en transporte para turistas en Mérida, Motul e Izamal.

Día 2: La Zona Arqueológica Chichén Itzá

Se encuentra a 126 kilómetros de la ciudad de Mérida, pero no se espanten, es sólo una hora y media de recorrido pagando una caseta de 81 pesos.

Sentirse orgullosos de la herencia maya al recorrer la Zona Arqueológica Chichén Itzá -Imperdible-

Ubicación: En la carretera 180 en dirección a Valladolid.
Horario: Todos los días de 8 de la mañana a 5 de la tarde.
Costo: Entrada general $57 pesos pero es importante saber que CULTUR del Gobierno del Estado de Yucatán cobra una cuota adicional de $125 pesos a nacionales y $177 pesos a extranjeros.
Tiempo de recorrido: Mínimo 2 horas.
Ideal para: Los que aprecian la arquitectura prehispánica y disfrutan conociendo los misterios de los mayas.
Fotografía obligada: Posando sonrientes con la imponente pirámide de Kukulcán; encuentren un ángulo en el que no les dé el sol de frente para que no salgan haciendo muecas extrañas de esas que remarcan la arruga.

Chichén Iztá es uno de los principales sitios arqueológicos de la península de Yucatán y Kukulcán es el dios que predomina en esta ciudad, siendo la versión maya de Quetzalcóatl, la serpiente emplumada, por lo que verán varias representaciones y la gran pirámide central, dedicada a esta deidad.

Otros edificios que no pueden dejar de visitar en Chichén Itzá son el Templo de los Guerreros, el Grupo de las Mil Columnas, el Juego de Pelota más grande de Mesoamérica, el Observatorio, el cenote sagrado y el Tzompantli, mejor conocido como “muro de las calaveras”, sobre el cual se exhibían las cabezas sangrantes de los enemigos.

¡Tip!: Al estar bajo la escalinata de la pirámide de Kukulcán aplaudan muy fuerte de frente a ella; esto produce un fenómeno acústico en el que el sonido se propaga hasta la parte interior más alta, rebotando en forma de un ruido agudo que es comparado con el cantar del pájaro Quetzal.

¿Sabías qué? Chichén Itzá fue declarada en 1988 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y en el 2007 fue nombrada una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo, por la votación de personas de todo el mundo.

Día Tres: Los Cenotes de Cuzamá

Se encuentran a 50 kilómetros de la ciudad de Mérida, el tiempo de recorrido en auto es de aproximadamente una hora.

Sentirse uno con la naturaleza viajando en truck y nadando en las aguas de los Cenotes de Cuzamá -Imperdible-

Ubicación: En el pueblo de Chunkanán.
Horario: Todos los días de 8 de la mañana a 6 de la tarde.
Costo: de $200 a $300 pesos por truk para 4 personas.
Tiempo de recorrido: Mínimo 3 horas.
Ideal para: Los más osados amantes de la naturaleza.
Fotografía obligada: Flotando en medio de aguas azules, tan claras que parecen caleidoscopios cuando entran los rayos de luz.

Esta visita comienza abordando los denominados trucks, que son vagones tirados por caballos que funcionaban para transportar henequén a las haciendas y que fueron acondicionados para llevar pasajeros, al decaer la industria henequenera. A lo largo de casi 10 kilómetros podrán apreciar la vegetación y fauna de la zona y visitar 3 hermosos cenotes, apenas tocados por la mano del hombre, los cuales los sorprenderán por su belleza natural y por la limpieza y color del agua.

¡Tip!: No olviden llevar traje de baño, bebidas refrescantes, una que otra botana, una bolsa para basura, una toalla, repelente de insectos, un cambio de ropa para que siempre estén secos y una botella con agua de la llave para que se quiten el exceso de bloqueador solar antes de entrar al cenote, evitando así su contaminación.

Día cuatro: La Biósfera de Celestún

Se encuentran a 90 kilómetros de la ciudad de Mérida, que es como una hora y media de recorrido. Un imperdible a visitar en Mérida y sus alrededores.

Recorrer en lancha los rincones naturales de la Biósfera de Celestún -Imperdible-

Ubicación: Las lanchas parten del embarcadero de Celestún que reencuentra saliendo de la calle 17.
Horario: Todos los días de 8 de la mañana a 5 de la tarde.
Costo: $200 pesos por persona y sólo caben 6 personas.
Tiempo de recorrido: Mínimo 2 horas.
Ideal para: Los amantes de la naturaleza y observadores de aves.
Fotografía obligada: Junto a una parvada rosa de flamingos.

En la playa podrán abordar una lancha que los llevará a lo largo de la franja costera, donde se encuentra esta hermosa reserva conformada por manglares, islas y lagunas que son hogar de cientos de especies animales y vegetales y donde pueden descender en ciertos puntos para caminar por plataformas de madera y adentrarse en esta selva.

¡Tip!: De regreso en la playa, seguro estarán hambrientos, así que anímense a degustar las delicias marinas que ofrecen los restaurantes costeros, como el cocktel de camarón (que es servido en una enorme copa tipo malteada) o el filete de pescado relleno de mariscos, con el que van a consentir barriga y paladar.

OJO: Existen algunos paquetes de excursiones que salen entre $600 y $700 pesos por persona pero incluyen el recorrido en lancha, la comida y un guía certificado.

Día cinco: la Zona Arqueológica Uxmal

Se encuentran a 80 kilómetros al sur de la ciudad de Mérida, que es como una hora, una hora y media de recorrido.

Perseguir iguanas regordetas entre los hermosos edificios de la Zona Arqueológica Uxmal -Imperdible-

Ubicación: A 1 hora con 30 minutos al sur de Mérida, por la carretera 261.
Horario: Todos los días de 8 de la mañana a 5 de la tarde.
Costo: Entrada general $57 pesos aquí también tendrás que pagar la cuota adicional de $125 pesos.
Tiempo de recorrido: Mínimo 2 horas.
Ideal para: Las personas que disfrutan de conectarse con el pasado prehispánico.
Fotografía obligada: Sentados en una roca frente a la Pirámide del Adivino, junto a una enorme iguana que toma el sol sin preocupaciones.

Todos los días en Uxmal se presenta el famoso Espectáculo de Luz y Sonido a las 7 de la noche en invierno-primavera y a las 8 de la noche durante verano-otoño, con un costo general de $46 pesos para los mexicanos y $72 para los extranjeros; curiosamente, el espectáculo fue inaugurado por la reina Isabel Segunda de Inglaterra en 1975, cuando visitó Yucatán.

¿Sabías qué? Uxmal fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997, por su belleza arquitectónica y su pasado histórico, que es un legado de los mayas para el mundo.

Día seis: Las Grutas de Calcehtok 

Se encuentran a 69 kilómetros de la ciudad de Mérida, que es como una hora de traslado.

Aventurarse bajo tierra en las Grutas de Calcehtok -Imperdible-

Ubicación: En la carretera 180 hacia Campeche.
Horario: Todos los días de 9 de la mañana a 5 de la tarde.
Costo: Recorrido turístico $50 pesos por persona.
Tiempo de recorrido: Mínimo 2 horas.
Ideal para: Los aventureros que no le temen a la oscuridad ni a las alturas.
Fotografía obligada: Bajo tierra, en alguna de las hermosas cuevas cubiertas de brillantes minerales.

Este inmenso sistema de túneles de 5 kilómetros de profundidad es manejado por una familia de yucatecos, cuyo abuelo fue de los primeros en explorar las cuevas y en comenzar a dar recorridos turísticos a través de las galerías, en las cuales podrán desde caminar para observar los hermosos minerales, hasta realizar deportes extremos.

Existen 3 tipos de recorridos: el turístico, para familias y personas que no tienen mucha destreza física, ya que se realiza caminando; el recorrido “más o menos”, como le llaman los guías, tiene mayor complejidad y exige deslizarse por espacios muy reducidos; el recorrido extremo incluye rappel y escalada, por lo que deben portar el equipo que se renta ahí mismo.

Tip: Es importante que lleven ropa cómoda y ligera pero que les cubra todo el cuerpo, agua embotellada, calzado deportivo y un cambio de ropa, pues al terminar esta aventura quedarán bastante sucios como para abordar el auto de regreso.

Día siete: El Pueblo Mágico Izamal, el amarillo en toda su expresión 

A saber: La distancia entre Mérida e Izamal es de 65 kilómetros que es como una hora, hora y media de trayecto.

Sobre la ciudad de Izamal:

Conocida como “La ciudad de los cerros” por las 7 zonas arqueológicas que posee, Izamal amarillo guarda grandes vestigios de la cultura maya, ya que alguna vez fue un gran centro ceremonial. También es conocida como “La ciudad de las tres culturas”, por la unión de su pasado maya, sus vestigios de la época del virreinato y de la época contemporánea.

¿Sabías qué? Izamal fue inscrito como Pueblo Mágico en 2002 por la importancia de su pasado prehispánico, su historia virreinal y el orgullo de su gente.

Entendiendo Izamal, el paraíso amarillo

Es una ciudad pequeña y turística, de clima cálido y gente amable; en su centro histórico encontrarán hospedaje y restaurantes, además de que casi en cada esquina se toparán con una bella construcción virreinal, intercalada con una pirámide maya por suspuesto en tono amarillo y detalles en blanco. Las calles principales a considerar para conocer el Centro Histórico son la 27, 29, 31 y 33 de este a oeste y la 24, 26, 30 y 32 de norte a sur.

¿Qué hacer y visitar en la ciudad de Izamal, el Pueblo Mágico amarillo?

Gastar sus ahorritos en los puestos de la Plaza Principal de Izamal – Imperdible –

Ubicación: Calle 31, zona centro.
Horario: de 9 de la mañana a 7 de la noche.
Costo: lo que te gastes en los recuerditos.
Tiempo estimado de estancia: Mínimo 15 minutos.
Ideal para: Los fanáticos de la artesanía.

La riqueza de esta plaza, además de ser un núcleo de convivencia social, se encuentra en la oferta artesanal que presenta al turista, ya que por las tardes se ponen puestos vendiendo joyería y esculturas de madera, artículos de palma y unos originales rosarios hechos con espina de henequén.

En este lugar podrás recorrer las calles de Izamal amarillo a bordo de una calesa, un antiguo carruaje tirado por caballos en el cual pasarán un momento inolvidable, por plazas, edificios, templos y pirámides que fusionan épocas y culturas, haciéndoles creer que viajaron en el tiempo.

Admirarse con la magnitud del antiguo Convento de San Antonio de Padua totalmente amarillo y su espectáculo de luz y sonido -Imperdible-

Ubicación: Calle 31, frente a la Plaza Principal.
Horario del convento: Todos los días de 8 de la mañana a 5 de la tarde.
Horario del espectáculo: Martes, jueves, viernes y sábado a las 8:30 de la noche en verano y a las 7:30 de la noche en invierno.
Costo del espectáculo: $60 pesos por persona.
Tiempo estimado de estancia: Mínimo 2 horas.
Fotografía obligada: Sentados en el atrio con el convento a sus espaldas; si les toca el atardecer obtendrán una hermosa foto en tonos amarillo y dorados.

Este convento franciscano fue levantado en 1552 con las piedras de una pirámide maya, siendo una construcción muy famosa por tener el segundo atrio más grandes del mundo y predominar el color amarillo en toda su construcción, después del de la Basílica de San Pedro en El Vaticano.

Aquí no se pierdan el espectáculo de luz y sonido “La luz de los mayas”, el cual muestra cómo Zamná, el dios del conocimiento, fundó Izamal; este show se lleva a cabo, con un costo general de $60 pesos por persona.

Dato curioso: Todos los edificios de Izamal, incluyendo el Convento, son de color amarillo con detalles en blanco en honor al Papa Juan Pablo II, quien en 1993 ofició una misa para los indígenas en el enorme atrio, coronando a la Virgen de Izamal, por lo que la ciudad se vistió con los colores papales.

Degustar los mágicos sabores de Izamal en el Restaurante Kinich -Imperdible-

Ubicación: Calle 27 Número 299, a 4 cuadras de la Plaza Principal.
Horario: de 12 de la mañana a 10 de la noche.
Tiempo estimado de festín: Al menos 2 horas.
Ideal para: Los amantes de la comida mexicana en todo su esplendor.
Página web: kinichizamal.com/kinich-izamal/

En este restaurante típico del paraíso amarillo podrán hacer suyos platillos tradicionales como los papadzules, la sopa de lima, el queso relleno y el dulce de papaya, aunque las especialidades de la casa son el dzic de pierna de venado, aderezado con rábano, naranja y cilantro y el poc chuc Kinich, que es pierna de cerdo marinada acompañada de cebolla, lechuga, naranja y frijoles; cualquier dieta se doblegará ante estos sabores.

Tip: Asegúrate de hacer tu reservación un día antes o el mismo día temprano.

Conocer a fondo el arte popular yucateco visitando el Centro Cultural y Artesanal -Imperdible-

Ubicación: Calle 31 número 201, frente a la Plaza Principal, zona centro.
Horario: De martes a sábado de 10 de la mañana a 8 de la noche; domingo de 10 de la mañana a 5 de la tarde.
Costo: Entrada general $20 pesos.
Tiempo estimado de recorrido: Mínimo 1 hora.

Este lugar se creó para difundir y comercializar las artesanías propias de 12 comunidades mayas de la península yucateca, por lo que verán colecciones de alebrijes, tejidos, platería y cerámica, entre otras técnicas, todas enalteciendo a los grandes maestros del arte popular.

Cuenta con una cafetería, un spa con tratamientos heredados de los mayas, el Museo del Henequén, donde conocerán la historia e importancia del llamado “oro verde” para los yucatecos y por supuesto los detalles en amarillo de una tienda de artesanías, producidas por una cooperativa de indígenas que han buscado sostener su economía al tiempo que conservan sus tradiciones.

Admirar la fusión arquitectónica desde lo más alto de la Zona Arqueológica Kinich Kakmó 

Ubicación: Calle 27 esquina con Calle 26, a 4 cuadras de la Plaza Principal.
Horario: Todos los días de 8 de la mañana a 5 de la tarde.
Costo: Entrada gratuita.
Tiempo estimado de recorrido: Mínimo 20 minutos.
Ideal para: Los que disfrutan las historias y leyendas prehispánicas.

Según los estudios arqueológicos, esta ciudad de color amarillo fue fundada 3 siglos antes de Cristo, por lo que es más antigua que Uxmal y Chichén Itzá. La pirámide de Kinich Kakmó, una de las tantas estructuras prehispánicas de Izamal, es una de las más grandes de México, con 190 metros de base y 36 metros de altura; en la parte superior tiene una plaza en la cual se realizaban rituales y desde donde tendrán una espectacular vista de color amarillo y panorámica de la ciudad y sus alrededores.

 

Hasta aquí llega nuestro recorrido por Mérida y sus alrededores. Esperamos haberlos informado y animado para viajar a este bello estado amarillo.

¡Buen viaje!

Más de Nacionales

Subir