Conectate con nosotros

Para que no me olvides, Comala

Para que no me olvides, Comala

Para que no me olvides, Comala

Ay amor,

Todavía recuerdo tu sorpresa al descubrirme distinta, pues habías leído que era solitaria y, quizás, poco atractiva, pero tu mirada, mostró, casi, al instante tu desacuerdo con aquellas letras.

Y para que atesores las musicalizadas por la naturaleza por la naturaleza o esta atmósfera de paz, te preparé un cofre con algunos detalles para que no me olvides.

Para empezar, te mando este lienzo para que recuerdes a mis dos guardianes, esos que chocan por sus diferencias, pero que maravillan por igual.

También te incluí la blancura de mi alma y algunas postales de mis sitios más encantadores, esos que siempre que me visitas tanto te gusta explorar.

Además, te guarde, con mucho amor, un candado de hierro que simboliza ese regalo que viajó de muy lejos para adornar esta plaza de los hombres de hierro.

Para saciar tu sed de recuerdos, te mando unas gotas embriagantes de esta pócima que mezcla la riqueza de la tierra con la dulzura de sus frutos.

Deseo que ya estés aquí para que disfrutes aquellas tardes que se convierten en noches y, a veces, hasta en mañanas, descubriendo los divertidos rincones que se esconden detrás de mis portales.

Espero verte pronto, mientras tanto te abrazo desde acá.

Con amor,

Tu Comala

Turismo Comala

Los detalles de esta carta

1. Aquellas letras a las que la autora se refieren son el célebre libro de Juan Rulfo, Pedro Páramo, considerado una de las creaciones literarias mexicanas más conocidas y mejor valoradas en el mundo.

En 1947, Juan Rulfo escribió dos cartas a su amada Clara Aparicio, donde le contaba que estaba escribiendo algo que llamaría “Una estrella junto a la luna”. Esa es la primera noticia que se tiene de Pedro Páramo.

En esta novela, Juan Preciado, el personaje principal, narra la promesa que le hizo a su madre en su lecho de muerte de regresar a Comala para reclamarle a su padre, Pedro Páramo lo que en su momento no les dio.

Si bien, esta novela puso el nombre de Comala en los ojos del mundo, Rulfo describe a este poblado totalmente diferente.

Turismo Comala

2. En los alrededores de Comala se encuentra un sinfín de maravillas naturales, que como lo escribiera la autora, musicalizan el espacio. Entre los atractivos naturales cercanos a este pueblo mágico, destaca la Laguna de Carrizalillo, un bello paraje natural situado en la cima del Volcán de Fuego de Colima.

Este cono ígneo presenta un desnivel de poco más de 2,300 metros arriba de la laguna, por lo que su vista es espectacular.

A unos cuatro kilómetros hay otra laguna, llamada La María, donde se puede pasear en lancha, pescar y acampar.

El Remate, se trata de un lugar con una serie de bellos cuerpos de agua ideales para pasear en lancha.

Turismo Comala

3. Los dos guardianes, solo podían ser el Nevado de Colima y el Volcán de Fuego, situados en el Parque Nacional Nevado de Colima.

Ambos volcanes se han convertido en grandes atracciones turísticas para aventureros y experimentados alpinistas de todo el mundo.

Con una extensión de 22,000 hectáreas, este parque además ofrece hermosos paisajes de pinos, cedros, barrancas y lagunas que pueden ser visitados.

Turismo Comala

4. La blancura de su alma, se refiere a sus fachadas blancas que le dieron por sobrenombre el Pueblo Blanco de América. Sin duda, este pueblo mágico, localizado a 30 minutos de distancia de la capital colimense deslumbra con sus empedradas calles, sus fachadas níveas y techos de tejas rojas.

Aquí parece que el tiempo quedó detenido, convirtiendo todo el pueblo, en Zona de Monumentos Históricos. Tan vivo y pintoresco como no lo era el desértico territorio que describió Rulfo hace más de 50 años.

Por cierto, allí sigue el afamado escritor mexicano, inmortalizado en bronce; al igual que el artista plástico Juan Soriano, con el Jardín Escultórico que lleva su nombre y muestra algunas de sus obras al aire libre.

Turismo Comala

5. En el Centro Histórico, que presume el triunfo de su arquitectura, se mantiene erguida la Parroquia de San Miguel Arcángel, construcción de estilo neoclásico que data del siglo XIX; al igual que el edificio de la Presidencia Municipal con su torrecilla y reloj típicos, además del mural de su vestíbulo que ilustra la cultura del municipio.

La Casa de la Cultura, que alberga al Museo Alberto Isaac y el Centro Artesanal Pueblo Blanco, donde se fabrican muebles y herrería con el estilo de Rangel Hidalgo, son otros sitios interesantes para visitar.

Turismo Comala

6. El candado de hierro que envía la autora, simboliza el hermoso quiosco de diseño alemán del Jardín principal.

Ahí, además podrás observar el imponente Volcán de Colima, una excelente oportunidad para los amantes de la fotografía o simplemente siéntate junto la escultura de Juan Rulfo, autor de una de las novelas más icónicas del siglo XX, Pedro Páramo.

Aquí podrás disfrutar de tardes tranquilas, mientras deleitas el paladar con alguna bebida tradicional del sitio.

Turismo Comala

7. Las artesanías colimotas más conocidas fuera del estado son las reproducciones de perritos de alfarería prehispánica y los muebles de parota con pinturas de colores y herrería creados por Alejandro Rangel Hidalgo. De hecho, son justamente las artesanías de herrería a las que hace referencia la autora de la carta, pues el artista, quien fundará la Escuela de Artesanías de Comala hizo que los diseños de sus muebles se convirtieran en una referencia del poblado.

Otras artesanías colimotas son la alfarería, hojalatería, talabartería, ebanistería, joyería, textiles y otras expresiones de la estética popular son mucho menos conocidas.

8. Se refiere a la tuxca, un aguardiente o mezcal que se obtiene del maguey del mismo nombre. Se utiliza en la preparación del ponche de granada, de piña o de guayaba. Abunda en una región localizada entre Jalisco y Colima.

Aquí en Comala esta pócima es típica en las verbenas, ferias y novenarios.

Turismo Comala

9. Lo más típico de Comala son los Portales, con sus famosos botaneros, llenando de música el ambiente, de exquisitos platillos las mesas y del tradicional ponche -crema a base de mezcal- los vasos.

Aquí se paga sólo la bebida y se recibe a cambio un muestrario de la gastronomía colimota, presentándose, uno tras otro, antojitos como las tostadas de ceviche, tacos de cochinita, sopitos, enchiladas o burritas.

Turismo Comala

Más de México

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir