Connect with us

Los 10 imperdibles para ver y hacer en Shanghái

Los 10 imperdibles para ver y hacer en Shanghái

Internacionales

Los 10 imperdibles para ver y hacer en Shanghái

Shanghái, la ciudad más grande y próspera de China, es un destino excepcional en muchos sentidos, pues ofrece un extraordinario balance entre lo tradicional y contemporáneo, cualidad presente en todo desde su arquitectura hasta sus sabores. ¡Acompáñanos a conocer sus 10 imperdibles para viajeros que la visitan por primera vez, de la mano de Gran Plan de Aeroméxico!.

The Bund

El-bund Shanghái

Considerado el símbolo de la ciudad, El Bund es un popular malecón de un kilómetro y medio a orillas del río Huangpu que brilla por sus 52 magníficos edificios de estilo neoclásico y art decó, y por sus vistas del espectacular skyline de Shanghái. Independientemente de sus cualidades arquitectónicas y de su sorprendente contraste entre lo nuevo y lo viejo, lo que hace a esta zona un obligado es que permite experimentar un poco del día a día de la ciudad y de su gente. Por la mañana, por ejemplo, se puede ver a los locales ejercitarse, pasear y practicar distintas disciplinas como el tai chi; por la noche, es el punto de partida para tomar un crucero por el río, ideal para admirar los resplandecientes rascacielos.

Nanjing Road

NajingRoad Shanghái

La avenida de compras más famosa e importante de Shanghái es una de las más largas del planeta, con seis kilómetros de extensión, y un sinfín de tiendas de todo tipo, espacios históricos y una sorprendente cantidad de luces de neón. Dividida en varias secciones, cuenta con una enorme variedad de tiendas de lujo y de gama media, grandes cadenas locales e internacionales, y locales dedicados a moda y suvenires. Su centro es la famosa Plaza del Pueblo o People’s Square, el corazón político y cultural de Shanghái, en donde se encuentran el edificio de gobierno municipal, el Gran Teatro de Shanghái y dos importantes museos.

Pundong

pudong Shanghái

Este atractivo distrito junto al río es el área más moderna de la metrópoli y la representación más conocida de la China del futuro, hogar de atractivos espacios públicos, atracciones culturales, áreas verdes e icónicas maravillas de la ingeniería moderna. Entre sus principales atractivos está el Acuario de Shanghái, que además de tener una gran cantidad de criaturas de todo el mundo, cuenta con un espléndido túnel submarino; el Century Park,  un parque ecológico de 140 hectáreas dedicado a celebrar el balance entre el hombre y la naturaleza a través de la tradición paisajista china; y el Paseo del Río Binjiang, con varias agradables terrazas para tomar o comer algo, y bancas para disfrutar de la vista de El Bund; entre otros.

Shanghái desde las alturas

ShanghaiTower

Para amantes de la ingeniería, la arquitectura y las alturas, Shanghái es perfecto, pues cuenta con varios de los rascacielos más altos del mundo. La más icónica de todas es la Torre Perla Oriental, con 468 metros de alto e inspirada en la imagen de dos dragones jugando con perlas, y que cuenta con varios miradores, tiendas, un restaurante giratorio, un hotel y un museo de historia.  Luego, está la Torre Shanghái, la más alta de China con 632 metros de alto y 132 pisos, y que posee el mirador más elevado que existe, una sala de exhibiciones dedicada a su historia, el jardín interior más grande de estilo chino, varios restaurantes, tres terrazas, un centro comercial, y un museo de arte clásico. Además de estos dos colosos, también es posible visitar el Centro Financiero de Shanghái, con 101 pisos; y la Torre Jinmao, con un paseo de piso transparente.

Viejo Shanghái

viejo Shanghái

La Old City o viejo Shanghái es el corazón histórico y tradicional de la ciudad, famosa por su singular encanto nostálgico, sus antiquísimos callejones con casas típicales, sus locales únicos, y sus templos y construcciones que nos remiten al pasado de la ciudad. Entre sus visitas obligadas se encuentran los Jardines Yuyuan, con un característico estilo Ming y varios pabellones con arquitectura típica, senderos para admirar los jardines, un famoso puente, y una casa de té; el área de Laocheng Huang Miao, dedicada a las compras y a la comida, y en donde hay varios restaurantes con espléndidas vistas de los jardines; bulliciosos mercados dedicados a todo desde textiles hasta antigüedades y objetos de segunda mano; la Antigua Muralla; y la Torre Dajing, en donde hay exposiciones dedicadas al pasado de la ciudad, entre otros.

Sus templos

Templos Shanghái

Adicional a su lado moderno y a su crecimiento acelerado, Shanghái da gran importancia al balance, la tradición y el espiíritu, por lo que la ciudad cuenta con varios majestuosos templos, dedicados no sólo al budismo, sino a religiones de todo el mundo. De todos, los que resaltan especialmente son:  Templo del Buda de Jade que con una estatua de jade puro de 3 toneladas de peso; el templo Jing’ an, el más antiguo de la ciudad, que contiene una estatua de Buda sentado de 3.8 metros de alto; y el Templo Longhua, el complejo religioso más extenso de la ciudad, cuya historia comienza en el año 242 DC, y que es muy conocido por su pagoda de siete pisos y sus múltiples salones. Además de estos tres templos, hay otros muchos que visitar, como el Templo de Confucio de Wenmiao, el Templo de la Ciudad de Dios y la Catedral Dongjiadu, entre otros.

Xintiandi

Xitiandi Shanghái

El ejemplo perfecto del equilibrio entre lo antiguo y lo moderno, Xintiandi es un área peatonal dedicada a la gastronomía y al entretenimiento, albergada en un conjunto de casas tradicionales restauradas que funcionan como restaurantes, tiendas y librerías. Es una de las zonas más turísticas de la ciudad y un excelente espacio para disfrutar de la agradable vibra de Shanghái, ya sea adentro de los locales o en las terrazas aire libre. Vale especialmente la pena visitar  los museos de la ópera y del partido comunista. También es una muy buena opción para la noche, pues aunque no tiene grandes clubs, sí tiene espacios muy ad hoc para una cita romántica o una reunión con amigos.

Sus museos

museos Shanghái

La ciudad Shanghái tiene más de 70 museos, dedicados a todo desde arte clásico hasta ingeniería ferroviaria, pasando por desarrollo urbano y propaganda, que ofrecen una excelente oportunidad para descubrir un poco más de su cultura, historia y tecnología. De todos los que hay que ver, los que más destacan son: el Museo de Shanghái, que alberga más de 120,000 piezas antiguas; el Palacio de Arte de Shanghái, que tiene más de 80,000 piezas de arte moderno del siglo XIX en adelante; el Museo de Historia Natural, un recorrido por la evolución de la vida en la tierra; el Museo de Ciencia y Tecnología, con doce salas de exposición con temas como robots y el funcionamiento del cuerpo humano; y el Museo de la Propaganda. Otras opciones son el Museo de Reliquias Históricas, el Centro de Planificación Urbana, y el museo dedicado al Shanghái Maglev, el tren de levitación magnética, entre otros.

Su gastronomía

 Gastronomía Shanghái

Para viajeros que gustan del buen comer, Shanghái es un paraíso de sabores exóticos y conocidos. Disponibles en todos los rincones, desde restaurantes de la Guía Michelin hasta locales callejeros, prometen una experiencia culinaria realmente única. De la extensísiva oferta, estos son algunos de sus platos más icónicos: dumplings cocidos al vapor (rellenos de sopa y carne, o de de arroz glutinoso, hongos shiitake, verduras, cerdo o combinaciones dulces); bollos rellenos de cangrejo, camarones con jarabe de maíz,  anchoas fritas, varios tipos de cangrejo, cerdo braseado, pato picante, costilla de cerdo con pastel de arroz, huevos de codorniz hervidos o de gallina hervidos en té, crepas chinas, bolitas fritas de ajonjolí, camote horneado, donas chinas, sopa dulce, y  el pudín de tofu, entre otros.

Shanghái Circus World

circus Shanghái

De todas las artes y disciplinas en las que excede China, las artes circenses son especialmente icónicas. Para admirarlas, nada como el Shanghái Circus World, considerado el mejor circo de China y que cuenta con varios extraordinarios espectáculos. Alojado en una distintiva construcción con una bóveda dorada y capacidad para 1638 espectadores, actualmente está presentando el “Era: Intersection of Time”, un show que combina la acrobacia con la tradición estética china y la tecnología moderna. Este espectáculo de poco más de hora y media narra la historia de China, desde su pasado ancestral hasta hoy, a través de artes marciales, danza, acrobacia, música y efectos especiales.

Recuerden que estos 10 imperdibles son solamente una pequeña muestra de las muchísimas maravillas que ofrece la ciudad de Shanghái, en China, un destino más de la amplia oferta de Gran Plan de Aeroméxico.

Más de Internacionales

Subir