Conectate con nosotros

Las 7 tradiciones de Navidad más bizarras del mundo

Las 7 tradiciones de Navidad más bizarras del mundo

Internacional

Las 7 tradiciones de Navidad más bizarras del mundo

Las 7 tradiciones de Navidad más bizarras del mundo

Alrededor del mundo las celebraciones de Navidad son fantásticas; sin embargo, en algunos países, esas tradiciones son algo raras y en algunos casos hasta terroríficas. Pero mejor ten tu propio criterio. Aquí, las 7 tradiciones de Navidad más bizarras del mundo.

7. Los japoneses cenan Kentucky Fried Chicken

Las 7 tradiciones de Navidad más bizarras del mundo

Aunque la diversidad culinaria de japón es amplia, a los japones les gusta comer pollo frito en Navidad. Pero no cualquier pollo frito, la tradición es el de la cadena de comida rápida estadounidense Kentucky Fried Chicken (KFC).

Esta bizarra tradición comenzó en 1974 con una campaña publicitaria cuyo lema decía “Navidad = Kentucky” e invitaba a comer pollo en esas fiestas.

Fue tan el éxito, que hoy las colas en los Kentuky Fried Chicken de Japón en Navidad pueden durar hasta dos horas.

6. Los españoles expulsan regalos de tronco

Las 7 tradiciones de Navidad más bizarras del mundo

En el noroeste de España, específicamente, en Cataluña y en algunas regiones de Aragón, la tradición es que los niños le peguen con palos a un tronco para que expulse los regalos.

A este famoso tronco, en Cataluña, se le llama Tió de Nadal o Caga tió, mientras que en Aragón se le conoce como Tronca de Nadal.

Cada año, a principios de diciembre, las familias españolas suelen colocar el tronco en casa y le pintan su rostro, le colocan una manta y le ponen una boina. Y en Navidad los niños le cantan canciones y le pegan con palos para que expulse los regalos, es algo así como la piñata española.

5. Los portugueses desayunan con sus muertos

Las 7 tradiciones de Navidad más bizarras del mundo

La mañana de Navidad, los portugueses celebran la consoda, una comida en honor a sus muertos. Así que en la mesa se colocan lugares de más para recibir a sus difuntos.

4. Las checas lanzan zapatos

Las 7 tradiciones de Navidad más bizarras del mundo

Una de las tradiciones de Navidad más bizarras del mundo sucede en República Checa, justo en el Nochebuena, las mujeres solteras se colocan de espaldas a la puerta y lanzan su zapato. Si el tacón apunta hacia dentro eso representa que permanecerán solteras todo el año, pero si apunta hacia afuera, es el buen augurio, según la tradición, que el siguiente año se casa. Vaya forma de celebrar navidad.

3. Los ucranianos ponen telarañas en el árbol

Las 7 tradiciones de Navidad más bizarras del mundo

Esta curiosa tradición consiste en cubrir el árbol de navidad con telaraña artificial, pues según una antigua leyenda, una viuda y sus hijos decoraron su abeto así pues no tenían dinero.

La mañana siguiente la telaraña se había convertido en hilos de oro y plata, así que aquella familia nunca más sufrió por falta de dinero. Hoy, las familias colocan las telarañas para que no les falte nada.

2. Los suecos ven al Pato Donald

Las 7 tradiciones de Navidad más bizarras del mundo

Desde 1959, cada 24 de diciembre en punto de las tres de la tarde, las familias suecas se reúnen frente al televisor para ver la emisión especial de Disney “El Pato Donald y sus amigos le desean una feliz Navidad”.

Al terminar este programa, de una hora, transmitido por la televisión pública sueca, los niños reciben los regalos que, según la tradición familiar, pueden estar debajo del árbol en un saco que lleva Santa Claus.

1. Los serbios y sus tradiciones violentas

Las 7 tradiciones de Navidad más bizarras del mundo

Dos semanas antes de Navidad, los niños atan a sus padres. Primero, atan a la mamá y le preguntan que qué dará a cambio para que la dejen libre. Ella solo es liberada a cambio de regalos. Este mismo suceso pasa con el papá, solo que, por tradición, él deberá entregar un número mayor de regalos que la mamá.

Sin duda, estas 7 tradiciones de Navidad son algo raras y en algunos casos hasta terroríficas.

Más de Internacional

Subir