Connect with us

El parque para adultos en Corea del Sur

El parque para adultos en Corea del Sur

Internacional

El parque para adultos en Corea del Sur

El parque para adultos en Corea del Sur

¿Te imaginas un lugar en la que todos los objetos tienen forma de penes? Conoce el parque para adultos en Corea del Sur.

En la costa este de Corea del Sur, en un pueblo llamado Sinnam, hay una atracción que atrae a locales y extranjeros.

Se trata de un parque de penes, llamado Haesindang Park.

El parque para adultos en Corea del Sur: singulares estatuas

El parque para adultos en Corea del Sur

Foto: Turismo Corea del Sur

La particularidad de este parque, único en el mundo, es la gran cantidad de estatuas con forma de falo, creadas por artistas coreanos.

Los hay de mármol blanco, de piedra negra como el azabache, de bronce, de madera, con figuras talladas dentro, colgantes, en forma de asiento y cañones.

En el lugar está lleno de carteles que dicen “por favor no se suban al pene”, no sea que te pases de irreverente y en este caso es casi un lugar sagrado.

Los creadores se inspiraron en tres pilares: diversión, espiritualidad y sexualidad.

En el parque hay un pequeño museo con objetos de iconografía sexual propias del folklore de la zona.

Además, hay un rincón dedicado al zodiaco chino, en el que cada animal está tallado dentro de un pene gigante.

Y por si no fuera poco, tiene una tienda de recuerdos que también bate records en ventas. Ahí se pueden comprar desde playeras, llaveros y tazas.

El parque para adultos en Corea del Sur: la leyenda

El parque para adultos en Corea del Sur

Foto: Turismo Corea del Sur

Cuenta la leyenda que un pescador dejó a su mujer en una roca y fue a pescar.

Una tormenta la tomó por sorpresa y el hombre no logró volver a tiempo, por lo que la mujer murió ahogada.

A partir de este episodio, la pesca en la zona mermó hasta volverse insostenible el oficio.

Dicen que un día el pescador volvió y eyaculó en el mar, milagrosamente logró dar con algunos peces.

La interpretación fue que el espíritu de la mujer, que murió virgen, se sintió agradecida con ese gesto masculino.

Por eso numerosos artistas comenzaron a erigir estatuas en forma de penes para saciar el gusto de aquel libidinoso fantasma.

Es una atracción oscura que atrae a una curiosa multitud de visitantes.

Más de Internacional

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir