Conectate con nosotros

Viajar con tu mamá: ¿bendición o sacrificio?

Viajar con tu mamá: ¿bendición o sacrificio?

Tips

Viajar con tu mamá: ¿bendición o sacrificio?

Viajar con tu mamá: ¿bendición o sacrificio?

Muchos aseguran que por lo menos una vez al año debemos viajar con nuestras mamás, pues se logra una conexión inexplicable. Eso no lo dudamos, sin embargo, no todas las mamás son buenas compañeras de viaje. Así que, para ayudarte a tomar la decisión de viajar o no con tu mamá, te presentamos los pros y los contras, y tu responderás si es ¿bendición o sacrificio?

Bendiciones

Viajar con tu mamá: ¿bendición o sacrificio?

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Oxford, sin importar la relación entre madre e hijo, viajar juntos trae muchos beneficios a sus relación.

Felicidad

Ver juntas increíbles paisajes, nuevos lugares, ciudades de ensueño y fantásticas playas, activará, según la ciencia, el cuarteto de la felicidad, conformado por la endorfina, serotonina, dopamina y oxitocina.

Así que sentirse felicites juntas, sin duda, hará que ambas graben momentos imborrables en sus recuerdos.

Sin embargo, la Universidad de Cornell, asegura que la fuente real de la felicidad radica en las experiencias vividas y en los recuerdos que estas nos generan mucho tiempo después de haberlas vivido. Y eso es lo que provoca viajar.

Conexión profunda

Y será Justo esa felicidad las que las ayudará a conectar de una forma más profunda, pues ambas están fuera de su área de confort y lejos de distracciones laborales.

Un viaje es el momento perfecto para platicar y compartir. Así cuando recuerden aquel paisaje, otra vez se les pondrá la piel chinita o cuando cuenten alguna anécdota de ese viaje sentirán nuevamente la conexión.

Amigas y cómplices

Viajar con tu mamá: ¿bendición o sacrificio?

Salir de la rutina y estar lejos de casa, también ayuda a reestructurar los roles, según un estudio de la Universidad de California, estar lejos de casa provoca que una persona que antes jugaba solo un rol en tu vida, juegue varios roles.

Así que no será complicado que ambas comiencen a tratarse como amigas, cómplices y madre e hija.

Sacrificio

Pero no todo es felicidad, pues si tú mamá no es aventurera, pero si quisquillosa, la historia definitivamente puede cambiar y lo que parecía un gran plan termine siendo una pesadilla.

Tolerancia al máximo

Tú mejor que nadie sabes qué tan especial y complicada es tu mamá, así que intenta complacerla lo más que puedas, pues si ella ya tiene lo suyo y a eso le agregas el estrés del viaje, la cosa no pinta nada bien.

De acuerdo con un estudio de la universidad holandesa NHTV Breda University of Applied Sciences, estar lejos de casa puede generar estrés en los adultos mayores, así que no es ella la que trata de arruinar el viaje.

Más de Tips

Subir