Connect with us

10 pasos para reconocer un buen mezcal

10 pasos para reconocer un buen mezcal

Gastronomía

10 pasos para reconocer un buen mezcal

Cuando veas que un mezcal tenga adherido el logo de Mezcales Tradicionales de los Pueblos de México, cómpralo con toda confianza. Pero cuando suceda lo contrario debes de seguir los siguientes 10 pasos:

Mezcal de México:

10 pasos para reconocer un buen mezcal

1. Busca en la etiqueta la frase 100% Agave que indica que está hecho solamente de Maguey, que en realidad sólo eso puede ser el mezcal.

2. Revisa en la etiqueta que la riqueza alcohólica o graduación mínima sea de 45% ALC. VOL.

3. Asegúrate que la etiqueta indique la población y el lugar de origen, así como el tipo de Maguey o Magueyes usados y el nombre del Maestro Mezcalero que lo destiló.

4. Agita la botella de arriba a abajo para observar si hay perlado; si no lo hay, mejor ni lo compres, a menos que sea un mezcal de 55% ALC.VOL. o de mayor riqueza alcohólica.

5. Evita comprar uno que haya pasado por barrica, pues la madera, sin excepción, mata los sabores y aromas más finos y sabrosos. Puedes detectarlo fácilmente porque toman un color amaderado.

6. Quien te venda el mezcal te lo debe dar a probar. Pon en tus manos unas gotas y frótalas hasta que se seque el destilado; debe quedarte en las manos el olor inconfundible de maguey cocido. Si te huele a caña de azúcar, entonces saca tus propias conclusiones.

7. Cuando lo pruebes, de preferencia hazlo en un jícara de bule; en caso de no tener una a la mano, pide que te lo sirvan en un vaso de boca ancha.

8. Si puedes pedir otro vaso vacío, viértanlo de uno a otro, a una altura de 20 cm de diferencia, así podrás observar la perla o perlado que se forma. Si no hay perla, no lo compres.

9. Si hay perla o perlado, procede a olerlo antes de tomar algún trago. El primer olor que debes encontrar es el que percibiste después de frotar la gota entre tus manos; después podrás descubrir diferentes sabores, de acuerdo a la agudeza que posea tu sentido del gusto.

via GIPHY

10. Ahora sí, toma un pequeñísimo sorbo  (5 mililitros) y enjuágate suavemente toda la boca con él durante 10 segundos; detén el proceso de enjuague y deja que salgan los vapores por tu nariz durante otros 10 segundos. Después de hacer ésto, trágalo y pon atención a los sabores y aromas que detecta tu paladar.

Si después de seguir estos 10 pasos, la bebida que evaluaste los pasa satisfactoriamente, compra el Mezcal.  Y si te supo muy rico, no seas mezquino y paga el precio justo que te piden por él. Recuerda que el procedimiento del mezcal es artesanal.

Foto:esmezcal.com

Más de Gastronomía

Subir