Conectate con nosotros

Para que no me olvides, Puebla

Para que no me olvides, Puebla

Para que no me olvides, Puebla

Queridos míos:

No imaginan el gusto que me da saludarlos. Hoy que nuestros guardianes amanecieron tan despejados, los extrañé más de lo que ya los extraño.

Como no será posible vernos en algunos días por el bien de todos, hoy quise escribirles estas letras para que no me olviden. De hecho, estoy en duda sobre cuál será la mejor forma de recibirlos, seguro que a través de los sabores de mi cocina, que sé, es casi siempre su motivo de visita a mi casa.

Por eso, les mando a uno de mis ángeles para que me los cuiden mucho. Y, para que no me olviden, les envío también la magia de mi azul y algunas imágenes de mis rincones más encantadores. 

También quiero enviarles mis oraciones, de esas que siempre rezamos en nuestro gran templo, para agradecer a Dios que estamos bien aunque no estemos juntos.

Además, junté algunas cositas que los harán sentirme más cerca, como la receta del más dulce de mis deleites, que pueden saborear mientras disfrutan de esta bella novela en la que soy escenario principal, y que después el 7º arte adaptó para conquistar sus miradas.

Les mando también esta melodía, mi favorita desde que me la dedicaron en aquella serenata.

Mientras volvemos a vernos, los invito a visitar uno de mis rincones favoritos sin salir de su casa o pasar las horas descubriendo todo aquello que aun no conocen de mi.

Estoy ansiosa por recibirlos otra vez hijos, por reconquistarlos desde el primer bocado con los sabores que me heredó mi abuela y mi madre, por verlos caminar de nuevo capturando momentos gratos a cada paso. Tengamos fe, que estaremos bien.

Los ama: Puebla, la de los Ángeles

Para que no me olvides

Referencias de esta carta

1 Los guardianes de Puebla, imagen al inicio, son los dos volcanes, Iztaccíhuatl y Popocatépetl, que resguardan majestuosos al destino y son un emblema mexicano que encierra una bella leyenda.

Se cuenta que dos amantes huyeron de la muerte pero ella, Iztaccíhuatl inevitablemente sucumbió. Su amado, Popocatépetl, decidió velar su sueño eterno, así estarían juntos eternamente.

Iztaccíhuatl y Popocatépetl

2 Los sabores de su cocina a la que hace referencia esta carta es a la  gastronomía poblana reconocida como una de las mejores cocinas de México y uno de los motivos principales de visita a este destino durante todo el año.

El mole, las cemitas, las chalupas, los dulces típicos y en especial, el imponente Chile en Nogada, hacen de Puebla un referente a nivel internacional.

Chile en nogada

Foto: Kiwi Limón

3 Seguramente querido lector, habías escuchado nombrar a Puebla como Ciudad de los ángeles, y te preguntarás cuál es la razón.

Corría el año de 1532, cuando por mandato de reina Isabel de Portugal, Puebla fue nombrada como La ciudad de los ángeles, gracias a su trazo perfecto, que se decía, solo los ángeles pudieron llevar a cabo.

Anteriormente, una leyenda contaba que los ángeles bajaron en sueños a Julián Garcés, primer obispo de Tlaxcala y le señalaron el lugar donde había de fundar la nueva población española en el valle Poblano-Tlaxcalteca.

En recuerdo de dicho acto, el escudo concedido por Carlos V a la ciudad, tiene plasmada una iglesia de cinco torres sostenida por dos ángeles.

Ciudad de los Angeles

4 ¿Quien no tiene una pieza de talavera poblana en casa? Uno de los obsequios más preciados de Puebla para el mundo es su artesanía más emblemática y la carta hace referencia justamente a la magia de su azul.

La talavera es cerámica mayólica elaborada y pintada minuciosamente por manos bendecidas. Es un símbolo poblano gracias a su denominación de origen.

Su manufactura se remonta al siglo XVI y es Patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Talavera poblana

5 Uno de los rincones encantadores a los que se podría referir esta carta es el Barrio del Artista, parada obligada al visitar Puebla.

Especialmente el viajero gusta de las obras de arte locales y está dispuesto a tomarse un café por la noche al ritmo de música de trova.

Corría el año de 1940 cuando los hermanos José y Ángel Márquez Figueroa, maestros de la antigua Academia de Bellas Artes, llegaron al Parián con sus alumnos para pintar al aire libre.

Enmarcados por viejas casonas y patios de la época colonial, los artistas decidieron adoptar el lugar para crear nuevas obras.

Así surgió este rincón de Puebla, gracias al empeño de la Unión de Artes Plásticas de Puebla, hoy inspiración de músicos y poetas gustosos del ambiente bohemio.

Barrio del Artista

6 El gran templo de Puebla al que se refiere la autora es sin duda la catedral poblana, localizada en el zócalo del centro de la ciudad.

A nuestros lectores le sorprenderá saber que este fue el primer gran templo religioso en América, incluso anterior a la Catedral Metropolitana de la CDMX.

Su nombre oficial es Catedral de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción y representa el sincretismo de la ciudad.

Declarada Patrimonio de la humanidad y consagrada en 1649, esta bella iglesia posee 5 naves y una bella fachada de estilo renacentista y se considera uno de los museos más importantes de arte novohispano y posterior, por los tesoros que alberga en su interior.

Catedral de Puebla

7 Aunque Puebla posee un sinfín de deleites como los macarrones, los borrachitos o los camotes, las tortitas de Santa Clara son uno de los dulces típicos de Puebla con más popularidad.

Fueron las monjas del Convento de Santa Clara durante la época colonial quienes crearon por primera vez estas galletas a base de pepita.

Van cubiertas con una dulce mezcla cremosa que deleitan al primer bocado.

Tortitas de Santa Clara

8 La novela y cinta cinematográfica a la que la autora se refiere es Arráncame la vida, una de las películas que mejor revelan la belleza de Puebla en sus escenarios.

Se trata de una historia de amor y de empoderamiento femenino desarrollada en tiempos de la Revolución Mexicana.

En la trama, la joven Catalina Guzmán relata su construcción como mujer modernista mientras está casada con un político corrupto mayor que ella.

La obra literaria de Ángeles Mastreta escrita en 1985, se adaptó para la pantalla grande en 2008, bajo la dirección de Roberto Sneider.

Un día conoce el amor verdadero al lado de un concertista de su edad, pero los planes de su marido son otros.

Arráncame la vida

9 La melodía a la que se refiere la autora es Qué chula es puebla conocida como el himno no oficial del estado.

La escribió el  puertorriqueño Rafael Hernández conocido como El Jibarito junto con su amigo el español Bernardo San Cristóbal.

Ambos, aunque no eran mexicanos, vivieron en Puebla y se enamoraron del destino a primera vista.

De hecho, existe un busto dedicado al Jibarito en la Avenida de los Próceres (43 Oriente-Poniente), en el centro de Puebla.

Callejón de los sapos

Callejón de los sapos

10 El rincón a la que la carta se refiere es el Museo de Arte Religioso de Santa Mónica, uno de los mayores exponentes de la vida monacal femenina en el país y único en el Estado de Puebla.

Tras la exclaustración de las religiosas Agustinas Recoletas en 1934, debido a las Leyes de Reforma, el Ex Convento de Santa Mónica se convirtió en Museo de Arte Religioso en 1935.

Fue de los primeros en incorporarse al Instituto Nacional de Antropología e Historia en 1940.

Se localiza en el número 103 de la 18 Poniente en el centro de la capital poblana y puede visitarse desde casa.

Museo de Arte Religioso Ex Convento de Santa Mónica

¿Qué te falta conocer de Puebla?

¿Te falta ver algo de Puebla?, ¿qué te gustaría conocer en cuanto puedas visitar de nuevo la ciudad? Encontrarás muchas guías de viaje en la red, para que no te olvides de Puebla.

Las guías siempre son las mejores compañeras en la planeación de un viaje, así como lo son los mapas cuando ya estás ahí.

La Secretaría de Turismo de Puebla tiene en línea materiales invaluables para conocer la historia del estado y la ciudad y una completa Guía del viajero sumamente detallada.

También puedes encontrar una guía de pueblos mágicos del estado, un mapa imprimible, una guía de restaurantes y una revista gastronómica.

Más de México

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir