Conectate con nosotros

Lo que tendrías que ver en Grecia para presumir tu viaje

Grecia

Internacional

Lo que tendrías que ver en Grecia para presumir tu viaje

Lo que tendrías que ver en Grecia para presumir tu viaje

Hay tanto que ver en Grecia que un viaje a este destino debe planearse detenidamente y con anticipación para no dejar un solo imperdible fuera del itinerario.

Grecia recibe a más de 30 millones de visitantes al año por muchas razones: su belleza, su historia, arte, cultura, paisajes, gastronomía e infraestructura turística.

Recuerda que es un país ideal para visitarlo en cualquier época del año; pero el equivalente a la primavera y verano, se destacan por la paleta de colores que ofrece en sus paisajes y admirable naturaleza, sin contar que el mar refleja una máxima tranquilidad.

Los meses ideales son desde mayo, hasta octubre, además en estos meses podrás disfrutar de un baño en el mar, lo cual es imposible en otros meses debido a las bajas temperaturas.

Mapa de Grecia

¿Dónde está Grecia?

Oficialmente, Grecia se llama República Helénica y es un país miembro de la Unión Europea. Se localiza entre Europa, Asia y África.

Colinda al noroeste con Albania, al norte con Macedonia y Bulgaria, al noreste con Turquía, al este se encuentra el mar Egeo, al oeste el Mar Jónico y en el sur, el Mediterráneo..

Su territorio se conforma por siete archipiélagos con unas 1400 islas, de las que 227 están habitadas.

Para llegar a Grecia, el punto de aterrizaje principal está en la capital Atenas, destino seguido de Tesalónica. Te conviene conectar desde Madrid o Barcelona.

¿Qué ver en Grecia?

Entre ciudades sorprendentes, monumentos de valor incalculable y paisajes inigualables, los lugares turísticos de Grecia van a enamorarte a primera vista.

Acrópolis

La Acrópolis de Atenas, lo primero que hay que ver en Grecia

Atenas es una mezcla de historia y vanguardia que salpica de arte todos los rincones. Sus antiguos monumentos van a detener tu respiración, como sucede con la Acrópolis.

La Acrópolis, llena de símbolos mitológicos, era un lugar de refugio y defensa contra el enemigo, en donde hasta la fecha se conjuntan impresionantes monumentos que te trasladarán a la antigua civilización griega.

Se trata del yacimiento antiguo más importante de Occidente y puede verse casi desde cualquier punto de la ciudad gracias al Partenón que deslumbra las 24 horas.

No dejes de visitar el templo de Atenea Niké y el Museo de la Acrópolis, que exhibe los tesoros de la ciudad antigua.

Atenas tiene más de tres mil años de antigüedad y también ofrece atractivos destacados como el Ágora, con edificios como el Templo de Hefesto o la Stoá de Átalo, así como el barrio Plaka, uno de los más antiguos de la ciudad.

Islas griegas

Las hermosas islas griegas

Algo que tienes que visitar en Grecia obligatoriamente son sus islas, o al menos un par de las 200 que están habitadas (aunque son 2mil en total).

Estas se dividen en archipiélagos: Cycladas, Dodecaneso, Jónicas, Espóradas, islas del Norte del Egeo y del Golfo Sarónico.

Son un paraíso de paisajes inolvidables de azules penetrantes mezclados con arraigadas costumbres, arte, cultura, una arquitectura peculiar, historias mitológicas de novela y excelente servicio e infraestructura turística.

Y cuando llega la hora de comer, ten por seguro que disfrutarás de lo mejor de la cocina tradicional griega en abundancia.

Dicen que el queso, las hierbas finas y la miel, tienen un toque distintivo en cada isla. En algunas se prueba la pesca del día, en otras reinan los sabores del legado italiano con una buena pasta.

Pallene

Pallene

Tendrás mucho que hacer en Grecia si visitas sus islas, como remar en kayak junto a delfines en libertad, caminar por volcanes, recorrer calzadas bizantinas, perderte en una bicicleta entre bosques frondosos.

Así como escalar en roca, senderismo, bucear o practicar kitesurf, windsurf, esquí acuático y rafting. Y durante el invierno, practicar esquí y snowboard en el monte Parnaso al noroeste de Atenas o en el monte Vermio al oeste de Salónica, mas o menos entre enero y abril.

Creta

Creta, la más grande de las islas griegas

Creta es una caja de pandora de la que salen hermosas historias mitológicas que de repente podrían confundirse con la realidad.

Ahí te espera la aventura de Teseo, el Rey Minos, su laberinto y el terrible minotauro. De lado a lado mide unos 370 kilómetros salpicados de montañas, cuevas, bosques y llanuras.

Su capital es Heraklion en el centro y norte de la isla y sus principales poblaciones están en el norte, como Falasarna, Kissamos, Chania, Rethymnon, Heraklion, Hersonissos, Elounda, Agios Nikolaos y Sitia.

En Creta se combina cultura, sol, mar, playa, excelente gastronomía y riquezas arqueologicas. No dejes de visitar el Palacio de Knossos, Festos, Agia Triada, Gortina, Zakros, Gournia, Lato y Malia.

Y asómbrate en monasterios perdidos en las montañas como el de Agia Triada y el de Chrissoskalitissa y en gargantas y desfiladeros como Samaria.

Algo que destaca también en Creta es su gastronomía mediterránea preparada con productos frescos de la granja, pescados y mariscos recién capturados, quesos exquisitos y delicioso aceite de oliva extra.

Una cocina equilibrada y rústica. No dejes de probar la pasta filo tradicional hecha a mano, una ensalada del huerto y un salmonete recién pescado.

Santorini

Santorini, el paraíso que apenas imaginaste

La isla de Santorini es una de las que más aparece en las fotografías gracias a su majestuosa arquitectura, edificada sobre los terrenos de erupciones prehistóricas.

Se trata de un pueblo mediterráneo colgado sobre el acantilado con vistas a la Caldera y al mar Egeo y es uno de los sitios más bellos que ver en Grecia.

Hay quien afirma que no hay atardeceres más hermosos que los de Santorini y que los mejores sitios para contemplarlos son los pueblos de Fira y Oia. Pero tu puedes tomar las mejores fotografías desde cualquier punto al borde del acantilado.

Tiene forma de media luna y en su parte interior, donde antiguamente estaba el gran volcán, existen otra serie de islas más pequeñas y hermosas, como Nea Kameni y Palea Kameni.

Mykonos

Mykonos, para viajeros fiesteros

Mykonos es el sitio perfecto para perderse entre una fiesta y otra. Gracias a su famosa y vibrante vida nocturna, esta isla es de las más visitadas durante el verano especialmente.

Piérdete entre callecitas estrechas, relájate en una de sus playas nudistas como Paradise, Panormos, Platis, Gialos o Paranga y por la noche baila hasta que no puedas más en múltiples bares y discotecas de playa.

Pero antes, regálate un atardecer frente a un faro o un molino de viento.

Corfú

Corfú, lo imperdible de las islas Jónicas

Esta isla tiene historias de batallas y conquistas que no destruyeron sus bellezas naturales pero la hicieron más bella.

No dejes de visitar las ruinas del castillo bizantino de Angelokastro, localizado sobre una colina desde donde se aprecian las vistas más espectaculares.

Y date el tiempo de conocer las playas del norte como Glyfada y Liapades. En el sur, la población más importante es Lefkimi con islas como Bouka y el lago Korission.

Piérdete entre adorables torres de iglesias ortodoxas, impresionantes fortalezas bizantinas, edificios neoclásicos del siglo XIX y un casco antiguo veneciano.

Rodas

La impresionante Rodas

El casco antiguo de Rodas es uno de los atractivos más hermosos que ver en Grecia y uno de los mejores sitios para descansar del bullicio.

Este sitio es ideal para alejarse del bullicio y perderse entre callejones empedrados que te transportarán a la época medieval y animadas plazas para pasar la tarde.

No dejes de visitar el antiguo barrio de los Caballeros, la vieja judería y el barrio turco, métete a una taberna a beber cerveza y escuchar música en vivo.

Camina entre murallas, disfrutando de las hermosas vistas del mar.

Hydra

El puerto de Hydra

También tienes que ver en Grecia el puerto de Hidra, aunque sea de pasadita pero solo puedes llegar por mar.

Tómate un café de terraza mientras disfrutas del pasar cotidiano y escuchas historias de navegantes. Pasado un tiempo adecuado, camina por las mansiones  blancas construidas en piedra y déjate sorprender por su caprichosa arquitectura.

Antes de irte, métete a nadar en una playa cristalina de aguas esmeralda o de plano, escápate a un manantial.

Más de Internacional

Equipo editorial

Facebook

Populares

Etiquetas

Subir