Connect with us

Paseando por el increíble malecón de Puerto Vallarta

Paseando por el maravilloso malecón de Puerto Vallarta

Playas

Paseando por el increíble malecón de Puerto Vallarta

Nuestro cabello está caliente y nuestros trajes de baño ya casi secos por el intenso sol aunque salimos del mar de la playa Olas Altas hace apenas unos minutos. El cielo es naranja y rosa, y a lo lejos se escuchan los tambores de los voladores de Papantla que comienzan su danza. Bienvenidos al Malecón de Puerto Vallarta en Jalisco, una visita, que aunque obligada, siempre sorprende. Y es que como alguien me dijo alguna vez, no es un sólo lugar, sino varios, dependiendo que quién lo recorra. ¿Vienes?

El malecón de los sabores

Como somos de esos que siempre tenemos hambre de probar cosas nuevas (y hambre normalita también), el primer recorrido que hacemos gira alrededor de la comida. No esperes estrellas Michelín, pero sí nuevas propuestas de chefs jóvenes, restaurantes tradicionales de antojitos, opciones internacionales (estás de vacaciones, te mereces esa hamburguesa doble con papas) y hasta tex-mex, por si “ofreces”.

Malecón Puerto Vallarta

El malecón del arte

¿Quién diría que es posible disfrutar del arte mientras paseas junto al mar? Esta avenida costera tiene la particularidad de que está decorada por alrededor de 15 esculturas de metal de artistas nacionales e internaciones, algunas con formas surrealistas, que parecen sacadas de los universos de Remedios Varo, y otras más bien graciosas e ideales para tomarse una foto para Instagram. Más impresionantes por su fragilidad son las esculturas de arena, hechas con una maestría y una habilidad que te dejan con la boca abierta. Y, si por algún motivo ves hacia abajo, te darás cuenta de que el camino está adornado por motivos huicholes y que frecuentemente artistas urbanos acomodan sus creaciones en el piso para exhibirlas.

Esculturas Malecón Vallarta

El malecón de las compras

Si eres de esos que no se va sin una artesanía para la abuela, una playera “chistosa” para el primo, la gorra para el hermano y el mameluco para la sobrina, o de esos que solamente compran lo mejor sin importar el precio, entonces Vallarta es perfecto. Con opciones que van de tiendas deportivas a localitos tradicionales, pasando por puestos de curiosidades y trajes de baño de lujo, seguro, seguro te llevaras algo a casa.

El malecón de la tradición

En México, las tradiciones no tienen fronteras, como deja clarísimo el espectáculo de voladores de Papantla que se lleva a cabo cada tarde cerca de la calle de Leona Vicario, sobre el Malecón, y cuyos participantes han dedicado su vida a mantener vivo el ritual heredado de sus padres y abuelos. Hay también otro tipo de tradición, una más cotidiana pero igual de agradable, que es la mexicana, la de las familias que salen a pasear, las parejas que caminan de la mano y los niños que lloran por un globo.

Voladores de Papantla en el Malecón de Vallarta

El malecón de la fiesta

Si de celebrar como si fuera la última noche del mundo, nada como la zona que rodea el malecón. Con todo desde terrazas para ver atardeceres espectaculares con una cerveza fría en mano, barecitos coquetos y deportivos hasta clubs nocturnos de reggaeton, shots de tequila y crudas morales, barecitos coquetos y restaurantes-bares, opciones no faltan.

Y tú ¿qué malecón quieres conocer?

Más de Playas

Subir