Connect with us

5 canciones heladas para la nieve

5 canciones para la nieve

Internacionales

5 canciones heladas para la nieve

5 canciones heladas para la nieve

Los que no la conocen solo saben que es blanca y fría, que no es agua ni hielo. Pero hay quien sí la conoce, quien ha sentido su caricia sobre el rostro o ha desafiado las dunas que forma. Cuentan que los finlandeses tienen más de cuarenta palabras para nombrarla, que los esquimales son los amos y señores de su conocimiento y que en los reinos donde impera viven fantásticos seres. Nieve. Nevada. Ventisca. Cinarrra. Escarcha. Tantas formas de nombrarla y al final solo una sensación: asombro. Si estás a punto de salir con rumbo hacia algún gélido rincón, esta es la música que no debe faltar en tu playlist.

“Snowbird”, de Gene McLellan

Popularizada en los años setenta por Anne Murray, esta canción canadiense de estilo country describe la esperanza que nace de la nieve. Esperanza que encuentra su voz en el cantar de un pájaro diminuto: el snowbird: una metáfora de los corazones jóvenes ansiosos por despertar al verdor.

“First Snow in Kokomo”, de Aretha Franklin

De Canadá saltamos a Indiana con la impresionante voz de Aretha Franklin. Una delicada y melancólica estampa que describe la primera nevada en Kokomo y las pequeñas historias desplegadas sobre su manto albino: un hijo por nacer, músicos que aprenden a tocar, cambios en cada puerta, en cada vida. Una delicia.

“Cantando bajo la nieve”, de la Orquesta Mondragón

Pero no todo es languidez cuando hablamos de nieve. Desde Madrid, la Orquesta Mondragón nos relata una historia de amor con escenario escarchado. Limpia y fresca, la nieve incita, elimina el pudor. Nada qué hacer, solo cantar bajo la nieve y dejarse llevar.

“Cae la nieve ”, Salvatore Adamo y Compay Segundo

Rareza para aquellos que piensan que a los cubanos nada les importa la nieve. Una de las canciones que hicieran popular en Hispanoamérica al italo-belga Salvatore Adamo en la década de los sesentas… pero llevada al son con Compay Segundo. ¿Quién dijo que en el trópico no se siente el frío?

“Let it snow”, de Sammy Cahn y Jule Styne

Por supuesto, no podía faltar una de las canciones más versionadas sobre la nieve. Doris Day, Bing Crosby, Gloria Estefan, Chicago, Chris Isaac, Michael Bublé y una enorme lista de cantantes la han hecho suya para decir: no importa el frío, deja que nieve. Curiosamente, Cahn y Styne la escribieron en California durante un calurosísimo día. En sus oídos, la voz, Frank Sinatra cantándole a la nieve.

Ya sea como metáfora o escenario del amor; como evocación de la juventud o como su esperanza; como analogía de la pureza o de la crueldad, la nieve es y será un gran motivo para cantar. ¿Listos para visitarla? Sigan nevando… hasta el próximo viaje.

Más de Internacionales

Subir