Connect with us

¿Sabías que hay un puente literalmente de murciélagos en Austin, Texas?

Puente de los murciélagos en Austin, Texas: conoce los mejores

Aventura

¿Sabías que hay un puente literalmente de murciélagos en Austin, Texas?

¿Sabías que hay un puente literalmente de murciélagos en Austin, Texas?

Durante los meses cálidos del año, poco antes de la puesta del sol, la cosmopolita ciudad de Austin, Texas, es escenario de un fenómeno natural realmente peculiar, pues de su Puente del Congreso (Ann W. Richards Congress Avenue Bridge) o puente de los murciélagos emergen, nada más y nada menos que, ¡un millón y medio de estos peculiares animales!

Desde su construcción, en 1980, el puente ha sido hogar de la colonia urbana de murciélagos más grande del mundo, quienes habitan en los resquicios de su parte inferior durante los meses cálidos (para luego migrar a nuestro país).

Aunque actualmente el puente de los murciélagos es una de las mayores atracciones de Austin, cuando este fenómeno comenzó a ocurrir, la gente de la ciudad pidió erradicar la colonia. ¿Se imaginan ir paseando con su media naranja por el puente y de repente ver salir una nube de miles de murciélagos?

Sin embargo, la asociación Bat Conservation International se dio a la tarea de concientizar a la población acerca de los muchos beneficios de los murciélagos, de los cuales posiblemente el más relevante es que consumen entre 4 y 8 toneladas de insectos diariamente.

¿Dónde verlos?

Los mejores lugares para verlos son la vía peatonal del lado este del puente, un crucero por el río, el Statesman Bat Observation Center, y la pequeña colina debajo del puente (no tan recomendable porque estarás por debajo de ellos y te podrían caer líquidos sospechosos en la cabeza).

¿Cuánto dura el espectáculo?

El espectáculo dura alrededor de 45 minutos y ocurre uno minutos alrededor de la puesta del sol (entre 8:30 y 9:30 entra aquí para saber más). El mejor momento del año para verlo es a mediados de agosto, pues es cuando las crías comienzan a volar.

Sobra decir, por ningún motivo hay que intentar tocarlos.

Más de Aventura

Subir